Viernes 15 de enero, 2021

SOCIEDAD | 30-11-2020 14:05

Leopoldo Luque, el médico personal de Maradona en la mira por negligencia

Las acusaciones que pesan sobre el profesional que debía cuidar la salud del ídolo. Habla el doctor Cahe.

Dalma y Yannina Maradona hace rato vienen señalando en redes sociales que la delicada salud de su padre no estuvo debidamente atendida durante los últimos años. De hecho, ellas tomaron el control de la situación después de la última operación a la que fue sometido. Las miradas ahora apuntan al médico personal, Leopoldo Luque, un personaje que le gusta salir en los medios y que se ha ufanado en plena pandemia de haber cambiado los hábitos de Maradona. La Justicia acaba de allanar su consultorio y su domicilio particular en el marco de la causa por la muerte del ídolo. Y hay quienes le cuestionan que haya sido oportuno haber operado a Maradona y luego, que se le haya dado de alta tan rápidamente.

“La foto de la polémica, donde aparece él con el gordo recién operado fue un gol para Luque. Fue decir: ´Vieron, salieron las cosas bien´”, explican cerca suyo. La familia se enojó con el médico por haber divulgado esa fotografía con su paciente.
Son varios los interrogantes luego de esa internación, que dicho sea de paso, fue difícil. “Diego insistía unos días antes que se quería ir. Una tarde llegó a salir en camisolín gritando: ´¡Me quiero ir!´”, recuerda otra persona que estuvo cerca suyo. “Ahora todos salen a decir cómo no había un desfibrilador en su casa. No había un desfibrilador porque a nadie se le ocurrió que a Diego le iba a dar un paro cardíaco”, se indigna un colaborador.

Su ex médico, Cahe, fue categórico: “A Diego no se lo cuidó como correspondía. No sé si era una clínica o un lugar de esparcimiento, pero Diego no tendría que haber estado en ese lugar. Tengo muchas dudas. No sé por qué se lo llevó a ese lugar. Cuando le dieron el alta no me pareció lógico. Diego debió haber permanecido internado en un lugar con una infraestructura importante. Como cuando lo llevamos a Cuba”.

El abogado de Verónica Ojeda, Miguel Ángel Pierri, dice que ahora los ojos de la Justicia tienen que estar puestos en las horas previas al desenlace. “Diego era paciente de riesgo. Alfredo (Cahe) siempre habló de que Diego tenía que ser internado con cuidado extremos. ¿Se optó por externarlo a un domicilio? Ok, ese lugar tenía que estar adecuado para su estado. ¿Por qué no había un desfibrilador ahí? ¿Por qué tuvieron que llamar a un médico vecino y no había un médico ahí? ¿Cómo tardaron tanto en llegar las ambulancias?”, dice Pierri. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Agustín Gallardo

Agustín Gallardo

Redactor.

Comentarios