Viernes 30 de septiembre, 2022

SOCIEDAD | 11-04-2022 09:08

Margarita Barrientos: "se acostumbraron a no trabajar y a cobrar buenos planes"

La fundadora del comedor social Los Piletones contra los movimientos sociales, en la polémica por los piquetes y la asignación de planes sociales.

“Por supuesto que la mayoría de los que cobra un plan no quiere trabajar. El trabajo de ellos es salir a cortar la calle y molestar a la gente que realmente trabaja. No puede ser que un acampe como el del otro día en 9 de Julio entorpezca toda la ciudad. Ninguno de los que estaba acampando pidió trabajo, sino el aumento del plan”, acusó Margarita Barrientos, fundadora del comedor social Los Piletones que fue cercana a la gestión del ex presidente Mauricio Macri

"Los comedores sociales no reciben ayuda como lo hacían antes, bajaron las donaciones, hoy nos cuesta un montón mantener Los Piletones y el corral de Cañuelas. Y les damos de comer a 3.400 personas en Los Piletones y en Cañuelas a 250 familias que vienen de distintos barrios”, reclamó Barrientos, que logró mantener sus comedores abiertos con el apoyo de particulares y algunas empresas. 

“El 80% de la plata que nos entra es de forma privada, recibimos donaciones y con eso nos mantenemos, y trasladamos los alimentos de Buenos Aires al comedor de Santiago del Estero, porqué de la provincia no recibimos nada. Esto siempre fue igual, no cambió con los gobiernos”, explicó la referente popular, quien marcó su enojo por el manejo de las ayudas desde el Estado.

“El gobierno de los Kirchner es de donde empezaron a salir los planes, otros gobiernos lo fueron manteniendo pero ya no deberían mantener más los planes de nadie sino darle trabajo a la gente. Porque si no usan a la gente que realmente lo necesita para beneficios personales de otros", apuntó. 

El Plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados fue creado por decreto durante la presidencia de Eduardo Duhalde: entonces, un beneficio económico de $150 para desocupados con hijos/as menores de 18 años a cargo, o discapacitados de cualquier edad. Ya entonces, alcanzó a dos millones de personas. En 2012, según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), aproximadamente 22 millones de personas que recibían asistencia social de algún tipo. 

Sin embargo, y a pesar de que la cantidad de planes sociales ha crecido significativamente en los últimos 20 años, la pobreza continúa siendo un problema que parece no tener una solución cercana: la pobreza llegó al 37,7% y afectó a 16,8 millones de argentinos en el 2021. Los sectores más vulnerables de la población registran un ingreso familiar de apenas $ 20.663 pesos al mes, mientras que la canasta básica alimentaria trepaba a $ 31.834.

"La verdadera gente humilde es la que más trabaja, y lo digo yo porque recorro muchas provincias y hago escuchas donde la necesidad es inmensa. No hacen cortes para pedir un aumento de planes, sino que trabajan. Sería bueno que la plata de los planes se use para abrir microemprendimientos donde a la gente se le enseñe oficios”, pidió Barrientos en sintonía con un sector del albertismo y buena parte de la oposición.

La gente debe pedir trabajo, no planes. Pero las madres y padres de ahora que son jóvenes se acostumbraron a no trabajar y a cobrar buenos planes, de esto aprenden las criaturas”, cerró la fundadora de Los Piletones en oposición a los movimientos sociales que las últimas semanas bloquearon la Avenida 9 de Julio y otros accesos. 

Este lunes, los movimientos sociales agrupados en Unidad Piquetera volverán a reunirse con el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, tras el cuarto intermedio definido el pasado jueves: si no hay acuerdo, retomarán los acampes desde el miércoles por 72 horas.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios