SOCIEDAD | 22-12-2022 09:33

Qué dijo el Gobierno porteño de los destrozos en la 9 de Julio

Los daños en el Metrobus y en el Obelisco, tras el desborde en los festejos mundialistas, generaron un gasto millonario en reparaciones.

"Estamos trabajando para dejar la Ciudad igual de linda y disfrutable que siempre. Gracias a todo el equipo de mantenimiento e higiene por tanto laburo y compromiso. El espacio público es la casa de todos. Cuidémoslo", manifestó en un posteo la Ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio. La funcionaria acompañó el texto con un video de las obras posteriores para reparar los daños. 

Los festejos por el campeonato mundial obtenido tuvieron como consecuencia penosa los destrozos en el espacio público. Luminarias, semáforos, veredas, paneles solares y los techos del Metrobus se vieron dañados. Las imágenes se vieron en todos los noticieros, y fueron motivo de debate en redes, donde centenares de usuarios incluso elogiaron la resistencia de las estructuras

Pero el resultado fue sin embargo, en muchos casos, vidrios astillados y estructuras vencidas. La zona de la Plaza de la República, en torno al Obelisco, fue el epicentro. Hubo grafitis, rejas arrancadas, la puerta forzada a pesar de haber sido soldada, y se destruyó el jardín vertical “BA” que se ubica a unos metros del monumento.

“La Ciudad había cerrado y soldado la puerta del Obelisco, pero igual la abrieron. Hubo que entrar y sacar a los que estaban dentro del Obelisco para cuidar la vida de la gente”, destalló el jefe de gabinete Felipe Miguel. 

Los distintos daños al espacio publico tuvieron un costo de varios millones de pesos: las reparaciones se encararon al día siguiente de los festejos. Unos 100 operarios realizaron en la noche del martes un operativo de limpieza y reacondicionamiento en la avenida 9 de Julio.  Y personal del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana trabajó con camiones recolectores de basura e hidrolavadoras. La reja que rodea al Obelisco se volvió a soldar y a pintar su base, además de intervenir el jardín.

Y el centro porteño volvió a lucir su condición previa a los festejos por el título obtenido por la Scaloneta, y con el clima "navideño". “Queremos que la Ciudad esté preparada para recibir un nuevo año con alegría, paz y esperanza, sin olvidar los hábitos de limpieza, separación en origen y bajo impacto ambiental”, indicó Muzzio.

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios