SOCIEDAD | 22-12-2022 17:02

Qué Presidentes argentinos recibieron a la Selección ganadora

Alberto Fernández, el único mandatario en la historia de los mundiales al que los jugadores decidieron decirle que no.

Este martes, el presidente Alberto Fernández se convirtió en el único mandatario en la historia de los mundiales que no pudo recibir a un equipo campeón del mundo de futbol. Desde Angela Merkel o Fernando Henrique Cardoso hasta Raúl Alfonsín, e incluso dictadores como Benito Mussolini pudieron agasajar a sus seleccionados nacionales.

El presidente argentino había destacado como “un diciembre distinto” al festejo por la Selección Argentina, campeona de la Copa del Mundo, pero no pudo recibir al conjunto de Lionel Messi en Balcarce 50. No solo se quedó sin la imagen institucional en la Casa Rosada , sino que tampoco pudo recibirlos en el desembarco del aeropuerto o ir fue al predio de Ezeiza a felicitar a los futbolistas.

A lo largo de la historia, otros jefes del Estado pudieron celebrar el título mundial con sus seleccionados, como  el brasileño João Goulart, en 1962, el italiano Sandro Pertini, en 1982 o el primer ministro alemán, Helmuth Schmidt, en 1974; . Entre los dictadores que tuvieron la foto con el trofeo más preciado del fútbol están el brasileño Emílio Garrastazu Médici, en 1970; el fascista italiano Benito Mussolini, en 1938; o el militar Jorge Rafael Videla, en 1978.

En la Argentina, Raúl Alfonsín abrió las puertas de la Casa Rosada en 1986 para que el conjunto liderado por Diego Armando Maradona festejara la obtención del trofeo en México. Inclusive, el presidente radical había sido muy crítico sobre la performance del entrenador Carlos Salvador Bilardo en las eliminatorias.

Jorge Rafael Videla

El caso del dictador Jorge Rafael Videla refleja los años duros y autoritarios del Proceso de Reorganización Nacional, el mismo se encargó directamente, al ser el mandatario del país anfitrión,  de entregarle la copa al capitán Daniel Pasarella en 1978. Un mundial controversial desde el panorama político internacional que el mismo gobierno nacional decidió enfrentar con su propaganda y su eslogan más recordado “Los argentinos somos derechos y humanos”.

En este sentido, Alberto Fernández no logró obtener la foto que buscaba, ni recibir a la selección argentina en la Casa Rosada tras la consagración. La resistencia del plantel y de la dirigencia de la AFA a posar junto a dirigentes políticos durante las celebraciones por el título frustró los planes de la administración del Frente de Todos y del mismo expresidente, Mauricio Macri, que se encontraba en estadía completa por el país asiático.

 

 

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios