SOCIEDAD | 06-10-2021 14:35

El enojo de Marcelo Tinelli porque lo mandaron a la medianoche

La nueva tira de Adrián Suar, “La 1-5/18”, desplazó a Showmatch hacia el final de la grilla. Internas con El Trece.

El programa de Marcelo Tinelli empezó el año a las 21 horas y llega a octubre a las 23.15, después de varios reacomodamientos que no lograron un objetivo de base: subir el rating del histórico certamen de El Trece, que la peleó siempre desde el prime time. Frente a las megaproducciones de ViacomCBS, Tinelli se fue adaptando: con “Masterchef” inauguró una sección de humor político los viernes, “Polichef”, que debió cancelar por malos resultados. El certamen de baile “La Academia” siguió su curso sin lograr sacarle ventaja a “La Voz Argentina”, y a meses de terminar el año el propio Tinelli anunció que de ahora en más habrá juegos de cultura general en el certamen. Una búsqueda intrincada a la que se suma, además, la interna (bastante pública) del conductor contra la cúpula de El Trece.

Prueba y error

El formato de Showmatch se remonta al 2005, pero más de 30 años de experiencia no fueron garantía de éxito para Tinelli, al menos a lo largo de este ciclo. Los intentos que últimamente viene ensayando para recuperar el control de la tevé de aire son de dominio público en el mundo mediático. Y a la innovación -y caída- de nuevos segmentos se le sumó a una corrida horaria que empezó a las 21 y pasó por las 21.15, las 22, las 23 y finalmente las 23.15. Por los márgenes usuales de la transmisión, ahora “Showmatch” podría empezar cerca de las 23.30, compitiendo con el segundo tramo de “Bake Off” en Telefe. En su estreno en el horario de 23.14 midió 7.7 puntos de rating promedio, mientras que la competencia de pastelería logró 14.5.

Entre los fracasos y aciertos del show pueden enumerarse el fugaz regreso al humor político; las performances de alto impacto del “pole dance”; la convocatoria al rapero L-Gante y el volantazo más reciente, que llevará a los participantes del ritmo (habrá niños incluidos) a responder preguntas de cultura general para pasar a la siguiente ronda. Aun así, Tinelli se queda en el baile. Sigue apostando a ese show, a las críticas subidas de tono, a los desfiles, a las lágrimas histéricas de vez en cuando. No se resigna, a pesar de todo, a caer en la caja de la “tele blanda”.

Vientos de cambio

Para el humorista Enrique Pinti es evidente que “la gente quiere cosas más nuevas. Lo que pone Marcelo en el humor es en realidad un concurso de baile, y eso de repente puede haber pasado de moda. No es tan trágico; cada uno tiene su auge, Tinelli lo tuvo durante muchos años y ahora necesita otra cosa, reformularse. Es siempre lo mismo: quién baila, quién no baila, quién canta, quién no canta”, opinó el humorista, que participó con algunas performances en el programa hace ya varios años.

Guido Kaczka, el conductor de “Los 8 escalones”, también criticó al “Cuervo” por bajar el rating que, después de un cambio de horario, él le había dejado servido. Tinelli había quedado cuarto en su propio canal, después de quejarse por redes sociales de que empezar el programa, con ciertas herencias, era como “remar en dulce de leche”.

Consultado sobre un posible enfrentamiento con el conductor de “Showmatch”, Kaczka respondió que “no lo vivo así, aunque puedo entender que sea atractivo hablar de eso. Hay que entender que algunos ciclos gustan y otros no, y el canal va eligiendo y cambiando. Me dedico más a producir y a pensar que a refunfuñar, porque en definitiva si el programa funciona, sigue”.

La histórica locutora Marcela Fuedale se paró del otro lado: “Todos los que dicen que a Marcelo le va mal, miden un punto y medio promedio, ¿no?. Él está por arriba de 9, 10 puntos, a veces hace picos de 11. ¿Desde qué lugar le va mal? Siempre dicen que Marcelo no cambia pero ellos siguen haciendo el mismo tipo de programas, o sea, ¿cuál es la crítica?”, cuestionó Feudale. Y analizó un factor no menor, que es la calidad de formato internacional impulsado por la competencia, con el beneficio previo de haber probado la fórmula en decenas de otros países.

Internas

Aunque Showmatch sigue explorando alternativas, Tinelli no se queda atrás echando culpas. Adrián Suar, gerente de programación de El Trece, más de una vez trató de ponerle puntos a su “refunfuño” por el bajo rating. “No hay mal que por bien no venga, la vida te da una nueva oportunidad. A mí me pasó. Hay que darse un baño de humildad, escuchar, no echarle la culpa al otro”, sostuvo el productor y dueño de Pol-ka. Y los cruces no terminaron ahí.

Como si no fuera poco, adentro del programa el clima también está convulsionado. La renuncia del equipo de Florencia Vigna tras el duelo de cumbia, donde su bailarín Facundo Mazzei se dislocó el hombro, y la salida de Julieta Nair Calvo tras anunciar su embarazo, obligaron al otrora rey del prime time a improvisar soluciones de urgencia otra vez. A eso se le suma la presión del estreno de “La 1-5/18”, que sigue imponiéndose sobre Showmatch. Por estos momentos, a Tinelli le pesa más que nunca el desafío de sostener el rating generado por el canal.

El bamboleo de Tinelli se intensifica con los rumores, desmentidos por su productora “La Flia”, de que dejaría a fin de año la televisión para hacerse cargo de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). Es una posibilidad marcada por el deseo de los más variados líderes futbolísticos de ver caer a Claudio “Chiqui” Tapia como presidente. Sin embargo, tanto en política como en fútbol y TV, en el futuro de Tinelli todo parece ser incierto. Hasta el formato de su programa la semana que viene.

Marcelo Tinelli

Chicanas con Suar

“Marcelo está atravesando un año difícil, pero es un luchador y va a morir luchando porque lo conozco“, dijo Suar en una entrevista en agosto. “Es inamovible salvo que él lo decida, yo lo banco, lo veo bien, está peleando y le tengo particular respeto porque si sos boxeador en algún momento te tocan la mandíbula”, opinó. Aun así, no dejó pasar la oportunidad de pedirle un “baño de humildad''. El “Cabezón”, tras el estreno de la novela de Polka, disparó: “Le mandamos un beso a Adrián y a todos los productores. Pensé que iba a venir porque estuvo a la mañana por acá con De Brito, pero bueno... algún día", dijo entre chicana y protesta. Se supo que ambos hablaron por teléfono tras el estreno de “La 1-5/18”. En Intrusos aseguran que hubo pase de factura por el rating, de ambos lados.Ahora queda abierta la pulseada interna por sostener o, eventualmente, subir el rating de las últimas horas del prime time.

La story de Tinelli.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Mariana Sidoti Gigli

Mariana Sidoti Gigli

Comentarios