Thursday 25 de April, 2024

MUNDO | 05-10-2023 10:40

La estrategia del trumpismo para tomar el partido por asalto

El ala dura de los republicanos derrocó esta semana al presidente de la cámara de Diputados, Kevin McCarthy, a quien emparentan con los demócratas. El rol clave de Steve Bannon.

El miércoles por la mañana, dos republicanos que horas antes habían derrocado a Kevin McCarthy como presidente de la Cámara de Diputados de los Estados Unidos, acompañaron a Stephen "Steve" Bannon en el estudio de grabación que el armador político de Donald Trump tiene a unas cuadras del Capitolio, en una pintoresca casa de ladrillos del siglo XIX.

Los representantes Matt Gaetz, de Florida, el instigador de la rebelión, y Nancy Mace de Carolina del Sur, se reunieron con el Durán Barba de Trump para comentar el cambio de conducción impulsado por el ala dura del republicanismo en el podcast “War Room”.

“La placa tectónica está cambiando aquí en la capital imperial”, dijo Bannon a sus oyentes durante el show, mientras les indicaba que hicieran donaciones a sus invitados en línea. “Debemos llenar el vacío ahora”, arengó, impulsando un golpe interno en el partido que le otorgue al trumpismo el control total de cara al año eleccionario.

Desde su estudio tipo cueva, no lejos de donde se reúne el Congreso, Bannon ha estado avivando el caos que ahora se apodera del Partido Republicano, para ganarse su propio espacio de poder: es el responsable del relato sobre que las elecciones presidenciales de 2020 le fueron robadas al expresidente Donald J. Trump, criticando los mandatos del coronavirus y lo que él llama una “invasión criminal de la frontera sur”.

Su última obsesión en esa senda era derrocar a McCarthy y eliminar a los que él describe como republicanos “unipartidistas” que se han vuelto indistinguibles de los demócratas. Así emparentaba al ex presidente de la cámara con su predecesora, Nancy Pelosi, una acérrima opositora a Donald Trump durante su gestión.

Bannon es el personaje central en la crisis que se produjo esta semana en la Cámara, y su rol ayuda a explicar por qué el Partido Republicano parece estar devorándose a los suyos. En las últimas décadas, los “rebeldes de derecha” como se autodenomina el espacio de Bannon, han tenido problemas en el Capitolio para imponer un cambio real: rechazados por cabilderos y comités de acción política, excluidos de las salas de liderazgo y desatendidos por los noticieros que los evitaban para no quedar pegados a Trump y su grey.

Pero Bannon presenta a los agitadores como héroes para sus devotos acólitos y ayuda a impulsar su recaudación de fondos. Participa en llamadas con miembros y donantes. Ofrece asesoramiento estratégico. Y acosa a los periodistas de Fox News quienes, según él, no les dan un trato justo. Pero sobre todo, ofrece una plataforma sin filtros donde los agitadores pueden hablar directamente con la base, conocida en “War Room” como “la pandilla”, creando el rebote en redes que termina jaqueando al propio partido.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios