Domingo 5 de julio, 2020

MUNDO | 29-06-2020 10:57

La rosca política internacional en la carrera por la vacuna

Brasil y la UE sellaron acuerdos con Oxford para tener primero la vacuna. Alemania se adelantó a EE.UU. en la compra de un laboratorio. China multiplica investigaciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura ser "optimista" sobre la disposición de "cientos de millones de dosis" de vacunas contra el coronavirus para finales de año.

"Si tenemos suerte, habrá una o dos vacunas exitosas a finales de año", aseguró la jefa de los científicos de la OMS, Soumya Swaminathan.

Y se espera que para 2021, esté disponibles unas 2.000 millones de dosis. Obviamente dependen del resultado final de los ensayos clínicos que se llevan a cabo en este momento.

Luego el problema que advierte la OMS sera la "adquisición, distribución y reparto justo" de la vacuna. En ese sentido varios países mueven hoy sus fichas para tener esas dosis primero.

Unión Europea. Hace una semana, Alemania, Francia, Italia y Países Bajos suscribieron un contrato para el suministro de 300 millones de dosis de la vacunas contra el coronavirus que está desarrollando la farmacéutica AstraZeneca.

Jens Spahn, ministro de Sanidad alemán, aseguró que todos los países de la UE podrán adherirse al contrato para disponer de la vacuna, que podría estar disponible en el mejor de los casos a finales de este año.

"Para que las vacunas estén disponibles en gran cantidad y muy rápido tras su aprobación este año o el próximo, la capacidad de producción debe ser garantizada", explicó Spahn. "Muchos países de todo el mundo tienen ya garantizada su vacuna, pero Europa aún no". 

La vacuna de AstraZeneca ha sido desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford y es solo una de las vacunas en proceso de pruebas clínicas.

Brasil. El Gobierno de Jair Bolsonaro también cerró acuerdo con la farmacéutica AstraZeneca y con la Universidad de Oxford para la producción de 100 millones de dosis de la vacuna.

El pacto prevé dos envíos de material y de transferencia de tecnología: uno en diciembre de 2020 y otro en enero de 2021. En contrapartida, Brasil abonará 127 millones de dólares en la fase inicial del intercambio, a los que habría que sumar otros 30 millones para la producción de la vacuna.

En la segunda fase se fabricarán 70 millones de dosis con un coste estimado de 2,30 dólares por dosis, lo que supone 161 millones más de gasto.

"El Gobierno federal considera que este riesgo de investigación y producción es necesario debido a la urgencia para lograr una solución efectiva para el mantenimiento de la salud pública y reanudar el crecimiento brasileño", marcó el secretario ejecutivo del Ministerio de Sanidad, Elcio Franco.

China. Como Oxford, el gigante asiático se encuentra en la fase 2 de ensayos clínicos para contar con la vacuna contra el coronavirus a fin de año.

Desarrollada por el Instituto de Biología Médica de la Academia China de Ciencias Médicas superó el mayo la fase 1 en humanos con unos 200 participantes. En la fase dos se determina la dosis de la vacuna y se continúa evaluando la respuesta inmunológica que provoca en personas sanas.

Hasta ahora, cinco vacunas candidatas para la COVID-19 han sido aprobadas para ensayos clínicos en China, lo que representa el 40 por ciento del total de vacunas en ensayos clínicos en el mundo, según datos del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Alemania. Por su parte, el Gobierno alemán multiplica las apuestas, y acaba de anunciar la compra por 300 millones del 23% del laboratorio CureVac, que desarrolla otra vacuna contra la Covid-19.

Los fondos recibidos a través de esta ampliación de capital serán empleados por CureVac en el desarrollo de sus productos y de la tecnología de su plataforma basada en el ARNm (ARN mensajero).

"Queremos ofrecer a CureVac seguridad financiera para que pueda continuar su trabajo con las vacunas", aseguró el ministro alemán de Asuntos Económicos y Energía, Peter Altmaier, subrayando que Berlín no pretende interferir ni ejercer presión alguna sobre la empresa.

Pero según trascendidos, la administración Trump habría intentado hacerse en exclusiva con CureVac y su hipotética vacuna (la compañía biotecnológica lo desmintió en un comunicado), y eso habría motivado según la prensa germana la intervención del Gobierno alemán.

Rusia. Aún en Fase 1 de las pruebas, la investigación rusa testea a apenas 18 voluntarios en el hospital militar Burdenko, en Moscú, bajo dirección del general Sergei Shoigu y el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

"Como resultado de los exámenes finales entre los voluntarios, aislados por dos semanas, se eligió el primer grupo de los participantes del experimento compuesto por 18 personas que recibieron la vacuna ", explicó el Ministerio de Defensa a la agencia de noticias Sputnik. El departamento gubernamental ruso ha dicho que nueve voluntarios han recibido un componente de la vacuna y los otros nueve otro.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario