Lunes 14 de junio, 2021

MUNDO | 11-11-2020 10:45

Letizia y Máxima indignadas con las imágenes de la princesa de Tailandia

Las reinas de España y Holanda podrían negociar un salvoconducto para Srirasmi, ex esposa de Rama X, rey de Tailandia, quien vive desterrada en una aldea sin poder ver a su hijo.

Se espera que las reinas Letizia de España y Máxima de Holanda encabecen una comisión de urgencia ante lo que ha ocurrido esta mañana: la aparición con vida de la esposa del rey de Tailandia, que fue degradada en 2014.

Las imágenes de Srirasmi que muestran a la ex rprincesa con la cabeza rapada, y realizando trabajos de jardinería, difundidas vía Twitter por el periodista Andrew MacGregor Marshall, que denuncia las violaciones a los derechos humanos en el país del sudeste asiático, han generado un repudio general.

Desterrada por Maha Vajiralongkorn, actual rey de Tailandia, décimo de la dinastía Chakri y conocido por la prensa de su país como Rama X, vive desde hace seis años apartada de la corte, desterrada en la aldea de Ratchaburi, y sin ver a su hijo Dipangkorn (hoy tiene 15 años), con el que no tiene ningún contacto, según denuncia el periodista escocés.

Srirasmi y Rama X estuvieron casados por 13 años. Pero hace seis años el entonces príncipe pidió que se la despojara de los títulos reales por presuntos actos de corrupción de su familia. Sus padres están en prisión, y ella fue condenada a oficiar por un tiempo de sirviente en el palacio: tenía la tarea de alimentar a los perros.

Srirasmi y Rama X

RamaX heredó el trono después de la muerte en 2016 de su padre Bhumibol Adulyadej, monarca que logró una amplia aceptación social, tras lograr impulsar el desarrollo económico y la armonía social en un país golpeado por ciclos de desórdenes políticos y numerosos golpes de estado.

El papel de la monarquía en la política tailandesa es un tema tabú en el país, si bien el asunto ha suscitado recientemente manifestaciones y marchas contra el Gobierno del primer ministro, Prayuth Chan Ocha, a quien le exigen su dimisión, reformas en la Constitución, y una apertura democrática de las instituciones políticas.

RamaX, que pasó buena parte de la pandemia en Alemania, donde posee una villa en los Alpes bávaros, y también en un lujoso hotel situado en la estación de esquí de la ciudad de Garmisch-Partenkirchen, es acusado allí de “cometer ilegalidades durante su estancia” por los partidos de izquierda, que piden explicaciones al gobierno de la canciller Angela Merkel, por su trato “liviano con el monarca tailandés.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios