Martes 4 de octubre, 2022

MUNDO | 29-08-2022 06:17

Lula da Silva vs. Jair Bolsonaro: de qué se acusaron en el debate electoral

El presidente brasilero y el líder del PT en el primer mano a mano. La campaña ecológica y las dudas sobre el autogolpe.

Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro se cruzaron el domingo en los estudios de la televisión Band, en el marco del primer debate presidencial de cara a las elecciones del 2 octubre. El actual mandatario señaló los casos de corrupción que rodean al ex presidente, en especial a Petrobras. Y le preguntó al líder del Partido de los Trabajadores (PT) si pretendía volver al poder para continuar con la estafa al Estado.

Cruces

Bolsonaro insistió que el gobierno de Lula se desarrolló “en base al robo” y lo acusó de haber encabezado “el gobierno más corrupto en la historia de Brasil”. “Todo el mundo robaba, desviaba, y el presidente no sabía”, marcó el presidente en un paralelo con el caso argentino.

Lula se defendió apelando al lawfare y asegurando que son todas “mentiras”. Insistió en que su gobierno generó empleo, inclusión, inversión en educación y beneficios, mientras acusó a Bolsonaro de haber “destruido el país” durante la pandemia. “El país que dejé es un país que el pueblo echa de menos”, retrucó Lula en el debate del que participaron los seis principales candidatos a la Presidencia: Ciro Gomes, Simone Tebet, Soraya Thronicke y Felipe D'avila, completaban el sexteto.

Fotogaleria El candidato presidencial brasileño por el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) y ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, gesticula durante la convención del Partido Socialista en Brasilia

Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, es el favorito en las encuestas con vistas a los comicios de octubre con 47% de la intención de voto contra 32% de Bolsonaro, según una encuesta del Instituto Datafolha del 18 de agosto. Pero para otras consultoras la ventaja es menor y el presidente podría emparejar en la segunda vuelta.

Campaña

El expresidente Lula da Silva prometió esta semana que tomará medidas drásticas contra mineros y madereros ilegales tras los asesinatos de indigenista Bruno Pereira y el periodista británico Dom Phillips.

 “Fueron víctimas de una masacre, de una barbarie, de las que ya no deberían ocurrir en Brasil”, marcó Lula que prometió tomar medidas para abordar la explosión de la devastación en el Amazonas y los ataques a las comunidades indígenas, llevando adelante la creación de un ministerio para los pueblos nativos y revitalizando la agencia ambiental Ibama, que los críticos de Bolsonaro afirman fue desmantelada deliberadamente por el actual presidente tras asumir en 2019.

Lula también se comprometió a tomar medidas concretas contra los miles de buscadores de oro ilegales, y apuntó que fortalecerá la policía federal de Brasil y sus fronteras para recuperar el control de regiones remotas del Amazonas.

Fotogaleria El presidente brasileño Jair Bolsonaro gesticula durante la apertura de la XXIII Marcha en Defensa de los Municipios en Brasilia

Dudas

En paralelo, en las últimas semanas crece el temor de que Bolsonaro, excapitán del ejército y radical de extrema derecha que celebra abiertamente la dictadura militar de Brasil de 1964-1985, se niegue a aceptar la derrota en casi de caer en las urnas. A principios de agosto, más de un millón de brasileños de todo el espectro político, firmaron un manifiesto advirtiendo que la democracia enfrentaba un momento de “inmenso peligro”. 

“Tengo plena confianza en el sistema electoral de Brasil. Eso tampoco significa que sea infalible. Pero estoy seguro de que, como dice el presidente, el pueblo tendrá su opinión”, apoyó Ciro Nogueira, jefe de gabinete de Bolsonaro, despejando las dudas. Y Lula predijo que el presidente no tendría más remedio que aceptar la derrota, tal como se vio obligado en la práctica a hacer su aliado estadounidense Donald Trump después de perder ante el demócrata Joe Biden.

“Es una copia mal hecha de Trump”, calificó Lula a su rival de derecha. “Trump también trató de evitar aceptar el resultado. Intentaron asaltar el Capitolio. Pero tuvo que retroceder y estoy seguro de que aquí en Brasil el resultado de las elecciones será aceptado sin ningún tipo de cuestionamiento”, concluyó.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios