Domingo 27 de noviembre, 2022

MUNDO | 20-07-2022 09:57

Martín Vizcarra, el "bebito fiu fiu” que quiere volver a ser presidente

El ex mandatario peruano dejó el Ejecutivo en medio de denuncias de corrupción y el “vacunagate”. Pero se volvió popular con una parodia musical sobre su presunta infidelidad.

Martín Alberto Vizcarra Cornejo (59 años) se convirtió en presidente de Perú en marzo de 2018 tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) acorralado por las investigaciones de corrupción devenidas del Lava Jato brasilero y las coimas de la empresa Odebretch. Y se mantuvo en el cargo por dos años hasta noviembre del 2020, cuando el Parlamento declaró su incapacidad moral.

Aliado de la opositora Keiko Fujimori, Martín Vizcarra salvo su permanencia al frente del ejecutivo en dos oportunidades. Hasta que se vio jaqueado por una maniobra del entonces líder del Congreso, Manuel Merino, quien asumió como presidente interino, pero se vio forzado a renunciar tan solo cinco días después, en medio de la represión contra los manifestantes, en la que dos personas murieron y cientos resultaron heridos.

Vizcarra al dejar la presidencia ayer.

Las elecciones de 2021 consagrarían, tras el descrédito de la política tradicional, a un outsider: un maestro de la provincia agraria de Chota devenido en líder sindical, José Pedro Castillo, quien hoy derrapa desde la Casa Pizarro, sede del gobierno peruano: enfrentó ya dos juicios políticos, y en solo un año ha cambiado varias veces su gabinete, incluyendo seis ministros de Interior.

Clima que habilita en Perú los pedidos de un llamado a elecciones anticipadas, en las que Martín Vizcarra desea competir pese a ser investigado por el caso conocido como “Club de la construcción”, por el que presuntamente recibió sobornos por alrededor de 619.000 dólares por parte de dos constructoras locales cuando se desempeñaba como gobernador del estado Moquegua, entre 2011 y 2014.

Es que Vizcarra, implicado también en el escándalo conocido como “vacunagate” (un caso muy parecido al que en Argentina le valió el despido al ministro Ginés González García, en el que decenas de políticos peruanos y sus familiares se inmunizaron contra el Covid-19 antes que la población más vulnerable), vive una inusitada popularidad luego de convertirse en el protagonista del hit viral “Mi bebito fiu fiu”.

Martín Vizcarra

“Mi bebito fiu fiu”, el tema que se repite en millones de historias de Instagram y Tik Tok, es obra del compositor Tito Silva, quien sobre la base de “Stan”, la canción que hicieron famosa Dido y el rapero Eminem (en 1999), gestó una parodia musical a partir del escándalo protagonizado por Martín Vizcarra y la excandidata al Congreso peruano Zully Pinchi.

Vizcarra y Pinchi eran presuntamente amantes, algo que destapó un programa de chimentos peruanos que publicó los chat entre el ex presidente y la parlamentaria, en los que ella se refería a él como “mi bebito y mi rey”, y también bajo el cariñoso pseudónimo de “Fiu fiu”, como repite el estribillo de la popular versión, que podría convertirse en jingle de una nueva campaña presidencial.

El propio Tito Silva, quien fue intimado por Eminem y su compañía a dar de baja el tema en Spotify por infringir los derechos de autor,  manifestó que decidió retirar el tema de plataformas virtuales, pero que ha sido consultado por el equipo de Vizcarra y su nueva agrupación política, Perú primero, para que la canción suene en los actos del ex presidente.

Bebito fiu fiu

Aunque el presidente lo niega: “Creen que es nuestro marketing. Es una canción que ha gustado y no quisiéremos usarla en un ángulo político”, dijo el ex jefe de Estado que se encuentra en gira por diversas regiones del país presentando sus propuestas para las próximas elecciones, si es que se levanta su inhabilitación para ejercer cualquier cargo público.

Vizcarra insiste en tanto que su supuesta infidelidad con Zully Pinchi, a su esposa Maribel Díaz, es puro invento, y que la relación de pareja está intacta. “Tenemos 30 años de casados, tres años de enamorados. La conozco desde 1988 (...) Desde ahí tenemos una vida en común espectacular. Tenemos cuatro hijos y dos nietos”, remarcó.

E insistió que “la señorita Pinchi dio entrevistas en todos los medios y, claramente, lo ha desmentido y rechazado. Estas conversaciones no existen”. Pero la propia Pinchi se ha prestado a grabar de la canción junto al comediante peruano Carlos Álvarez, en el programa “La Vacuna del Humor” (encarnando con una máscara a Vizcarra), y el ex presidente sonríe cuando quienes lo reciben en sus apariciones políticas le entonan “Mi bebito fiu fiu”: sucedió hace unos días cuando Vizcarra legó a un conocido restaurante limeño, ubicado en el distrito de La Victoria.

“Lo quisieron destruir sacándole audios y chats truchos: en vez de desaparecerlo lo han hecho más conocido a nivel internacional”, festeja su equipo de campaña que ve tras “el bebito” un renacer de la carrera política del depuesto presidente.  

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios