Lunes 28 de septiembre, 2020

SALUD | 08-09-2020 08:23

Quema de barbijos: El fuego de los ignorantes

Una psicóloga de guardia, del área de salud mental del Hospital Álvarez, pone en contexto este accionar en medio de la lucha de los profesionales de la salud.

Me pregunto cómo es que pasaron de darnos un aplauso a las nueve de la noche a dejarnos notas amenazantes para que no ingresemos a nuestras viviendas por miedo al contagio, y de eso, a una quema de barbijos. Lo interrogo en plural, soy parte de este colectivo, con la diferencia que desde hace seis meses los trabajadores de la salud no visitamos a nuestros seres queridos.

Tengo un esbozo de respuesta para entender que ante las adversidades cada quien posee una creencia base que condiciona su accionar, pero me faltan marcos teóricos para comprender la irresponsabilidad y falta de criterio de muchos.

El 30 de agosto el SAME despidió a un compañero haciendo sonar las sirenas de las ambulancias, con la finalidad de que se escuche nuestro llamado a tomar conciencia. Lamento que el virus prolifere y que en cierta parte esté siendo ayudado. Quienes tienen la desgracia de concurrir al hospital, ven lo desbordados y cansados que estamos de estar en la trinchera realizando guardias demás, por los compañeros contagiados y fallecidos, o porque simplemente no damos abasto.

Es necesario que empaticemos con la gente que atraviesa la enfermedad en soledad y con el dolor de los familiares. La frase “solo se sabe en la experiencia” no aplica en este caso ¿es necesario que pasemos por ella para comprenderla? la respuesta implica un costo vital.

Mi intención no es generar miedo, aunque al inicio fue lo que hizo tope, solo pido que tomemos conciencia, cumplamos con las medidas correspondientes para que no se propague el virus y no las cuestionemos, no son un capricho.

Cada quien es dueño de su hacer mientras no ponga en riesgo a otros. Seamos comunidad en vez de como-unidades para poder ganar la batalla.

 

*Psicóloga (MN 39464).

También te puede interesar

por Gisela Lado*

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios