Martes 11 de mayo, 2021

NOTICIAS URUGUAY | 04-10-2019 11:30

Así habló el cambista

Federico Veiroj, el cineasta uruguayo más prolífico de la última década, estrena su quinto largometraje. Además la crítica de Guasón y el documental El campeón del mundo.

Así habló el cambista

(Uruguay-Argentina-Alemania, 2019. 97’) Dir: Federico Veiroj. Drama-Policial. AM18. Con: Daniel Hendler, Dolores Fonzi.

★★★★ Humberto Brause es cambista: compra, especula, negocia y vende dinero en el Uruguay de los 60’ y primeros 70’. No delata el menor rasgo de humanidad ni de interés por el prójimo, menos aún de principios éticos. Lo suyo es la supervivencia propia a costa de no perder su estatus ni el poder que le permite llegar a las más altas esferas y costearse una vida de lujos. A su alrededor, el caos. El de su país y de los países vecinos ante el advenimiento de las respectivas dictaduras. Todo enmarcado en el patetismo de un ser inverosímil con cuyas motivaciones es difícil lograr cercanía. Es el quinto largometraje de Federico Veiroj, el cineasta uruguayo más prolífico de la última década y se pueden observar rasgos distintivos a lo largo de su filmografía que se reiteran aquí. Hay -como en La Vida Útil, El Apóstata y Belmonte- un antihéroe (aquí con rasgos de villano) cuya procesión va por dentro. Hay también una fuerte religiosidad (como el cine para Jorge, en La Vida Útil) en el vínculo de Brause con las finanzas, un universo sin moral ni códigos, en tanto procura redimirse en la belleza de la música coral. El manejo de la tensión que imprime Veiroj y la estupenda composición de Hendler en un arco que va de la frialdad a los raptos de furia hacen de “El cambista” una historia atrapante y angustiante por momentos. El elenco secundario es variado y solvente. Destaque aparte merecen la fotografía de Arauco Hernández y la dirección de arte para generar una recreación de época que pone el marco ideal para esta adaptación de la novela original de Juan Gruber publicada en 1975 y que será reeditada en este mes.

-----------------------------------------------------------------------------------

El campeón del mundo

(Uruguay, 2019. 79’). Dir: Federico Borgia, Guillermo Madeiro. Documental ATP. Con: Antonio Osta, Juanjo Osta.

★★★★ El uruguayo Antonio Osta fue bicampeón mundial de fisicoculturismo hace algo más de una década. Lejos ya de los flashes, su cuerpo y el paso del tiempo le pasan factura. Antonio no afloja. Mientras entrena a los habitués de su gimnasio en Cardona, se exige y le hace lugar a la esperanza de recuperar el lugar y la atención que disfrutó alguna vez. La cámara de la dupla Borgia Madeiro (quienes habían “descubierto” y dirigido a Osta en “Clever”) permite ser testigo de la pasión de un personaje único. Vemos cómo Antonio inculca valores a Juanjo, su hijo adolescente, en charlas que delatan un choque generacional en las visiones del mundo y de la masculinidad. El campeón presiente su final y se abre a dejar constancia de su paso por la vida y el mundo. Adioses aparte, hay ternura, humor y autenticidad en cada escena. Uno de los grandes documentales del año.

---------------------------------------------------------------------------------

Guasón

(Estados Unidos, 2019. 122’) Dir: Todd Phillips. Drama-Policial. AM18. Con: Joaquin Phoenix, Robert De Niro, Zazie Beets.

★★★★1/2 Son los primeros 80’ y Ciudad Gótica se nos hace reconocible desde la pantalla. Podría ser la New York de Scorsese (Marty debería estar acreditado de hecho): una metrópolis luminosa y bulliciosa que de a poco trasladará al espectador desde sus calles hasta la mente del protagonista. Ese universo y sus personajes comienzan lentamente a degradarse y la pantalla se oscurece en cada escena conforme se oscurecen los pensamientos de Arthur Fleck, el fallido comediante con brotes psicóticos que sólo recibe burlas, desaprobación y apremio físico. Entonces Arthur se cansa y ese límite lo encuentra con un arma en mano. De golpe pasa por primera vez a ser alguien. Guasón es la construcción del villano que sobrevive a un mundo que no tiene justicia ni igualdad para un árbol que crece torcido como Arthur. La apuesta de Warner y DC Comics por una adaptación más oscura –y menos pop- de un personaje de historieta da resultado. Si Marvel fue por el reinado del “apto todo público”, su competidor explora el thriller psicológico no apto para menores. Bienvenidos a la oscuridad.

por Christian Font

Galería de imágenes

Comentarios