NOTICIAS URUGUAY | 19-09-2019 10:59

Músicos de familia

La primavera llega con aires bahianos. Caetano Veloso presenta “Ofertorio” el 24 de setiembre a las 21 en el Antel Arena junto a sus hijos Tom, Zeca y Moreno.

El aclamado artista brasileño vuelve a Uruguay pero esta vez con sus hijos Tom, Zeca y Moreno en escena, con un repertorio de canciones que crecieron con ellos y desde ellos. “Ofertorio” será un espectáculo íntimo y cálido, con el talento y la estampa que ha impulsado la trayectoria del músico y un sonido acústico y sencillo.

Según declara el propio artista, las ganas de hacer música junto a sus hijos públicamente no es reciente. Es un show familiar, nacido de su “voluntad de ser feliz”, pero que también “tiene la responsabilidad de presentar números con calidad profesional”.

“Creo que no somos una familia de músicos, como hay tantos, dado el carácter comprobadamente genético del talento musical, pero seguramente somos músicos de familia” reflexiona el bahiano, que afirma haber apostado a la cercanía con su familia desde la infancia de cada uno de sus hijos, a quienes les cantaba para que durmieran.

Por un camino u otro, todos se acercaron a la música en algún momento de sus vidas. Moreno se formó en física, Tom sólo mostraba interés por el fútbol. Hoy Moreno y Tom ya se profesionalizaron como músicos. Zeca, después de pasar parte de la adolescencia experimentando con música electrónica, comenzó a componer solitariamente. Para el músico, cantar con ellos es motivo de celebración y alegría, desestimando el sentido social de la herencia.

Veloso asegura que el show con Moreno que realizaron años atrás fue una de las mejores cosas que le sucedieron en la vida y que fue ahí cuando comenzó a fantasear con la idea de lo que hoy es una realidad.

Mientras Moreno estuvo en los proyectos de su padre como productor, Zeca y Tom fueron creciendo. Caetano recuerda que a Tom ni le llamaba la atención la música y reconoce que actualmente es, de los cuatro, “el más naturalmente dotado para las relaciones entre las alturas, los tiempos y todos los signos musicales”.

Según el padre de familia, Zeca siempre adoró la música y “justo cuando creía que no había para sí mismo un camino en esa actividad, compuso un grupo de canciones conmovedoras”, que el cantante Djavan escuchó y recomendó que él las mostrase en público. Se resistió, pero en este show finalmente obedeció a Djavan, tomando una decisión que hoy puede reconocer como un acierto. Tom, por otro lado, desarrolló una capacidad de ejecución notable como discípulo de Cézar Mendes, con quien empezó a componer. Invitó a su padre como letrista para una de esas canciones. En la preparación de este nuevo show, Caetano revivió ese episodio e hizo la letra para una canción sólo suya.

En el show se presentarán algunos de los temas más populares, además de canciones de Caetano escogidas por sus hijos. Hay clásicos de Moreno y canciones nuevas de todos. Además, adelantó que en este show volverán a ciertas canciones imposibles de ser descartadas, como “Un canto de afoxé para el bloque del Ilê” y “El leonzinho”, que “los hijos de tanta gente piden, y los míos no dejaron de pedirla”.

En las primeras conversaciones, los artistas pensaban llamar a un pequeño grupo de músicos para enriquecer los arreglos pero, ensayando, decidieron que sería mucho más valioso que sólo los cuatro conquisten el escenario.

Los conciertos se los dedican a sus madres, a Cézar Mendes y a la memoria de la madre de Caetano.

por Daniel Castro Veiga

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario