OPINIóN | 14-01-2019 11:55

Teatro: el Festival Internacional de Buenos Aires en formato popular

Ahora en verano, saldrá a la calle y se extenderá a los barrios. Programación con ajuste.

Desde sus inicios, en 1997, el Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA) se transformó en un espacio de exposición de las expresiones más importantes del arte escénico contemporáneo.

Así desembarcaron prestigiosos nombres como las compañías del Berliner Ensemble, el Piccolo de Milano, la Volksbühne; la de los coreógrafos Trisha Brown, Gabriela Carrizo y Jan Fabre; puestas de los directores Peter Brook, Bob Wilson, Christoph Marthaler, René Pollesch, Romeo Castellucci, Rodrigo García y Matthias Langhoff; recitales de Milva, el Kronos Quartet, Hanna Schygulla, Misia y Estrella Morente; hasta unipersonales de Vittorio Gassman y Steven Berkoff, en una vasta y fascinante lista que lo ubicó entre los eventos más destacados de Latinoamérica.

Tiempos de ajuste. La decimosegunda edición que organiza el Ministerio de Cultura del gobierno porteño presenta una notoria disminución de producciones foráneas. La programación refleja que aquellos tiempos terminaron ante el ajuste económico.

(Leer también: Gonzalo Heredia: “Ir al teatro es un acto de fe muy grande”)

Por un lado, trasladó su tradicional realización en octubre a pleno verano, del 23 de enero al 3 de febrero, y redujo la duración de 17 días a 12 jornadas. Por otro, de los históricos veintitantos montajes internacionales oriundos de Europa, América, África y Asia, ahora sólo se pautaron 9 títulos.

Hay 10 menos que en 2017, el primer FIBA que le tocó programar a Federico Irazábal, su actual director artístico, tras ser designado por Darío Loperfido. Aquel primer año de gestión, Irazábal contó con un presupuesto de 45 millones de pesos; dos después, con 60 en total. Pero devaluación e inflación mediantes y trasladadas al valor de cotización del dólar, la moneda estándar para contratos, la cifra resulta menor.

Cabe suponer que los generalizados recortes gubernamentales, especialmente en el área de cultura, obligaron al sector Festivales de la citada cartera, a buscar una dinámica del FIBA con mayor énfasis en lo local. Quizás por eso, “CIUDANZA”, que desde 2009 tenía identidad propia como festival de coreografías en espacios urbanos, pero cuya continuidad se perdió en varias oportunidades, incluida el año pasado, ahora fue insertado dentro de la grilla y ofrecerá funciones de esta disciplina en tres parques: Chacabuco, Centenario y el nuevo de la Estación, en Balvanera.

(Leer también: El balance del año del cine nacional: crecer a pesar de la crisis)

Resulta una pena que no hayan tratado de revivir otro igual de valioso, el de Circo Contemporáneo, al parecer, ya olvidado para siempre. Sin embargo, Irazábal afirma que “el festival tuvo cambios por cuestiones curatoriales”.

Apertura a cielo abierto. La apertura será a cielo abierto, en el Anfiteatro del Parque Centenario, con “The New Colossus” (Estados Unidos) creada y dirigida por el actor, guionista y cineasta norteamericano Tim Robbins, ganador del Oscar.

Llegará tras presentarse en el magnifico e inabarcable “Santiago a Mil” chileno. Doce refugiados que hablan igual número de idiomas distintos son los protagonistas de una obra en que los actores narran las historias de sus antepasados inmigrantes, viajeros de orígenes diversos pero unidos por un mismo sueño: dejar atrás la persecución o la miseria y alcanzar una vida mejor.

Leer también: Iván Argote: “Salgo y entro del museo a la calle”

Dentro del puñado de propuestas cosmopolitas se presentarán “Atlas des Kommunismus” (Alemania), producción del Maxim Gorki Theater de Berlin, escrita y dirigida por la argentina Lola Arias, en la que personas relatan sus circunstancias en tanto individuos atravesados por la idea socialista de la ex República Democrática Alemana; “La desnudez” (España), sobre el saber quererse, con dirección y coreografía de Daniel Abreu; y “Macbettu” (Italia) de la Compagnia Teatropersona, con un Macbeth de Shakespeare actuado en lengua sarda y por un elenco enteramente masculino.

Maratón Abasto.

“La renovación busca impulsar la cultura independiente, acercándola a nuevos públicos, expandiéndolo en más espacios y barrios a lo largo y ancho de la ciudad”, asevera Irazábal. Bienvenido giro que imita lo que acontece, desde hace tiempo, en la gran mayoría de los festivales alrededor del planeta donde se aplica este criterio e incluso abarcan regiones más allá de las ciudades sedes.

En ese sentido, se hizo sinergia con distintas instituciones nacionales, provinciales y municipales. El Centro Cultural Rector Ricardo Rojas ofrecerá un par de creaciones en cartel; el Instituto Nacional del Teatro participará con una selección de obras de diversas provincias del país; y como novedad, seguramente para aprovechar el mismo color político de sus autoridades, suman a la provincia de Buenos Aires a través de su Ministerio de Gestión Cultural.

De esta manera, aseguran que los barrios capitalinos tendrán diferentes escenarios no convencionales tanto en la vía pública, casas y locales de vecinos, terrazas y espacios verdes, entre otros. Por ejemplo, el jueves 24 y viernes 25 de enero, en Abasto, habrá una amplia oferta de actividades multidisciplinarias gratuitas. Lo denominaron “Maratón Abasto”, y tendrá una ecléctica variedad de obras formales y performáticas en sus calles, teatros, bares y restaurantes.

Leer también: Feria de San Telmo, el clásico de los clásicos

Finalmente, se asevera que este año participará un número inusual de curadores y programadores de todo el mundo, quienes asistirán a espectáculos argentinos y presentaciones de proyectos en proceso de creación, que podrán conocer antes de su debut, para luego ver la posibilidad de comercializarlos. A esta altura, con la frecuente presencia argentina en el circuito de festivales teatrales, no es difícil imaginar que, nuevamente, la proverbial creatividad del sector alternativo capturará el interés de esos invitados.

Las entradas pagas o gratis se pueden adquirir o reservar de forma online accediendo al sitio web buenosaires.gob.ar/festivales o personalmente en la Casa de la Cultura, el Teatro San Martín y Zelaya, o los Centros Culturales Recoleta y 25 de Mayo. Los precios oscilan entre los 120 y 280 pesos.

*Crítico de Teatro de NOTICIAS.

por Jorge Luis Montiel*

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario