Personajes / 1 de octubre de 2018

Gonzalo Heredia: “Ir al teatro es un acto de fe muy grande”

Foto: Juan Ferrari.

Es el actor que escribe? ¿O el escritor que actúa? A Gonzalo Heredia no le interesa caer en ninguna de las etiquetas fáciles, no quiere. Después de años de leer de manera compulsiva clásicos, contemporáneos, diarios, novelas; esas lecturas lo llevaron a escribir su primera novela, “Construcción de la mentira”, que eligió publicar por una editorial pequeña e independiente, lejos de la masividad a la que está acostumbrado en su carrera de actor y galán de TV. “Me representa mucho más que todo lo que hice antes”, dice sobre la novela que fue lanzada en la Feria del Libro en mayo y que tiene antecedentes tan lejanos, como esas primeras páginas llenas de manchones que escribió adentro de una fosa de taller mecánico, mientras trabajaba con su padre en su Munro natal. Mucho antes de ser actor, mucho antes de ser escritor.

En pareja desde hace más de ocho años con la actriz Brenda Gandini (son padres de Eloy, de 6 años, y de Alfonsina, de un año), por estos días también protagoniza la obra de teatro “Perfectos desconocidos”, del italiano Paolo Genovese y dirigida por Guillermo Francella.

Noticias: ¿Qué sintió cuando vio su novela en la vidriera de una librería?
Gonzalo Heredia: Fue raro, fue como ver una persona de la infancia, muy significativa, después de mucho tiempo. Hay algo de pertenencia. Fue raro, fue lindo y fue movilizante.

Noticias: ¿No se compara con ir al kiosco de diarios y encontrarse una tapa de revista con su cara?
Heredia: No, es una sensación diferente. Me acuerdo de la primera tapa con mi cara, fue una sensación más parecida al pudor, a tu cara la usás todos los días. Hay una pérdida de anonimato, tu cara empieza a verse por todos lados y hay un pudor con el que tenés que batallar.

Foto: Juan Ferrari.

Noticias: En la obra en la que participa, “Perfectos desconocidos”, el celular es un protagonista más. ¿Cuál es su relación con su teléfono?
Heredia: Es un tema que atañe a todo el mundo, todo el mundo tiene una doble vida adentro del celular. Y de hecho, en la obra se dice que el celular es como nuestra caja negra. Revisando el celular de una persona conocés muchas más cosas que las que te quiere mostrar y de las que él mismo puede llegar a darse cuenta. No solamente por el tema de la trampa, sino porque hay elecciones y formas que vos no te das cuenta y están ahí. Creo que nunca se contó, no recuerdo una obra de teatro que hable de eso. El celular es el octavo protagonista.

Noticias: ¿Cómo ve la escena del teatro actual?
Heredia: El teatro independiente está agonizando y el teatro comercial….

Noticias: ¿Por qué cree?
Heredia: Por esta economía que tenemos. Está todo dado vuelta, hay mucha inflación y eso hace que también las entradas sean caras. A la avenida Corrientes, a donde voy cotidianamente, la están destruyendo. Ir al teatro es un acto de fe muy grande. Tenés que ir. Tenés que comprar las entradas, las entradas son caras y que el escenario sea ese, una especie de laberinto de cosas amarillas, las veredas hechas pelota. La verdad es que no ayuda nada. Es muy difícil, es imposible. Después no hay un apoyo del Estado. Es un cóctel explosivo.

Noticias: ¿Es crítico de este gobierno?
Heredia: No, no soy crítico, soy ciudadano, vivo y sufro las cosas que pasan. Yo cargaba nafta con mil pesos, ahora me salió 1.700. No es que soy crítico del gobierno, vivo y a mí las cosas me salen más. Igualmente yo soy un privilegiado, gano bien, pero a la gente que no tiene, la nafta le sale igual.

Noticias: Ahora se lo conoce como actor y escritor. Hábleme de esa nueva faceta.
Heredia: Lo alucinante de la primera novela es que es terreno virgen y todo lo que vos edifiques es nuevo. Muchas veces caí en el lugar de “Esto es una mierda”. ¿A quién le puede interesar leer esto? Creo que el mayor enemigo fui yo mismo o por mi cabeza por momentos, porque es bastante imposible esto de “escribo para que nadie me lea”. Nadie escribe para que nadie lo lea.

Noticias: ¿Quiénes fueron sus primeros lectores?
Heredia: Mis compañeros de taller, conocieron todo. Lo primero que escribí fue un monólogo de personaje, sin saber que tenía personaje. Un actor en un escenario, frente al público, intentando decir la verdad. Y eso es muy subjetivo. Está esa pregunta constante: si el actor quiere decir la verdad, en serio, si está subido a un escenario, ¿es real? ¿es verdad? ¿la gente se lo creería? ¿Cuál es el límite de eso? ¿Se tiene que pegar un tiro para que la gente se lo crea? Mis primeros lectores fueron mis compañeros. Y Brenda. Y mi papá también leyó el primer borrador, mi papá que nada que ver, es mecánico.

Noticias: ¿Qué le dijo su papá?
Heredia: Le pareció que estaba buena. No me dio una devolución, pero me dijo como que le faltaba movilidad, como que los personajes no estaban terminados de formarse. Lo interpreté como lo de la carnadura del texto, como que no había carne, que no había vida. Me pareció una buena observación. Brenda me dijo algo muy similar, como que había algo que todavía no sucedía o no terminaba de suceder. Estaba muy con los pies sobre la tierra.

Foto: Juan Ferrari.

Noticias: ¿Y sus compañeros actores la leyeron?
Heredia: No sé si mis compañeros de novela la leyeron, la verdad es que no lo sé. El único que sé que la leyó porque me lo dijo y porque editó una novela hace poco fue Peto Menahem. La devolución que me hizo fue genial, fue muy buena. Pero después no tengo más devoluciones con respecto al mundo televisivo.

Noticias: Dijo que es de lo que más orgulloso se siente en su vida.
Heredia: Qué exagerado.

Noticias: Lo dijo.
Heredia: Bueno, me representa mucho. Me representa mucho más que cualquier otra cosa. Más que cualquier otro trabajo. Hay algo en la novela que tuve que construir desde cero, no había leyes, no había absolutamente nada. Con la actuación ya hay algo que está estipulado y vos tenés que usar tus herramientas personales.

Noticias: ¿Por qué está bueno leer?
Heredia: Creo que tenés que leer para ser libre, es una frase bastante boluda, bastante trillada, pero es la verdad. Para mí el hecho de leer te hace libre, te hace independiente, te da un pensamiento autónomo y yo busco eso.

Noticias: ¿Tiene alguna conexión con Munro, el barrio en el que nació?
Heredia: Más que nada la conexión es afectiva. Es en el recuerdo, en cosas que sucedieron que ya no están, en la nostalgia, en la melancolía.

Noticias: ¿Pero vuelve al barrio?
Heredia: Sí, mi viejo vive ahí, mi hermana también. Pasaron más de 15 años desde que me fui de Munro, yo tenía 19 años. Entonces hay algo ahí que cambió, el barrio cambió, yo cambié. Hay una idea romántica del barrio que ya se diluye. Hay relatos que escribí en esa época y me doy cuenta de que son como una especie de apuntes, es material que está vivo en el sentido de que son cosas muy puntuales. Y son poderosas.

Noticias: ¿Qué está leyendo ahora?
Heredia: Soy muy desordenado para leer, tengo muchas cosas abiertas, pero siempre leo algún diario de escritor, ahora estoy con los de Sylvia Plath. Me parece mucho más rico husmear cómo un escritor construye su poesía a leer la poesía. Después leo lo que me conmueve o me ayuda a construir algo que estoy escribiendo. Ahora estoy con un escritor uruguayo que se llama Carlos Liscano, al que conocí medio de casualidad. Leí la mayor parte de su bibliografía, es un escritor que estuvo preso en la dictadura uruguaya. Y él comienza a ser escritor en la cárcel. Me parece interesante eso. Cómo se construye un escritor en un lugar así.

Noticias: ¿Se armó la rutina de escritor?
Heredia: Nunca me sirvió planificar la lectura, porque lo más probable es que no lo haga. Lo que me sirve es leer en cualquier lado, en cualquier momento. Pero siempre tener la posibilidad, siempre llevar libros, siempre tener libros a mano, abiertos. Y suspender la lectura, para poder volver. Trato de leer 50 páginas por día. Es una meta. Pero hay días que leo media página. La verdad es que leo como puedo.

Cecilia Boullosa
@chicaelectrica