lunes, noviembre 18, 2019

OPINIóN | 02-03-2019 23:43

Murió Franco Macri: ahora Mauricio es el jefe del clan

Mantuvieron una relación tensa. Una historia de poder económico a la sombra del Estado.

Fue oficialista de todos y lobista con todos. Militares. Radicales. Peronistas. Fue socio fundador y capitoste del Club de la Obra Pública y todas sus variantes, según los tiempos. Capitanes de la Industria. Dueños de la Argentina. Franco Macri fue uno de los titanes del capitalismo argentino, ese que engordó gracias a la teta del Estado, se calentó al sol del Estado y se refrescó a su sombra.

Quiso que su hijo mayor, Mauricio, tomara su lugar al frente de las empresas familiares. Así pareció que iba a ser, durante un tiempo, hasta fines de los 80 (y algunos escándalos económicos e íntimos mediante). Era un padre severo, difícil, asfixiante. Cuando el primogénito decidió abrirse del designio y dedicarse a la política, aquellos ahogos filiales mutaron en inconveniencia. La disputa natural, freudiana, se volvió estrategia de marketing. En un pais desangrado por la corrupción y las coimas en la obra pública, ser Macri resultaba demasiado riesgoso y endeble para reclamar transparencia. Lo logró, de todos modos: los argentinos somos capaces de creer en cualquier cosa cuando de salir de las crisis se trata. Menem era primermundista. Los K, ex combatientes de la dictadura. Macri, el playboy nene de papá, pasó de ser candidato a procer (o a Devoto, como todos los demás, pero no viene al caso en esta jornada de duelo).

(Leer también: Quién es Luján, la mujer que cuidó a Franco Macri hasta su muerte)

Franco Macri fue el más peronista de los empresarios grandes. Tal vez porque el peronismo es más grande y gobernó más tiempo. Protegió y formó importantes cuadros del PJ en las gerencias de SOCMA. José Manuel de la Sota. José Octavio Bordón. Carlos Grosso, ex intendente porteño de Menem y actual monje negro del Presidente de la Nación. Fue socio de los K: los financió bajo cuerda, les abrió las puertas de China y, justo cuando se armaban negocios ferroviarios que le interesaban con el gigante asiático, Cristina puso de ministro de Transporte a otro peronista M, Juan Pablo Schiavi (hoy está preso por K), quien había sido estratega de Mauricio en su lanzamiento político.

(Leer también: El álbum íntimo de Franco Macri)

Muchos de los problemas judiciales que afectaron en estos años al Presidente (escuchas ilegales, Correo...) fueron derivados por éste a su papá, que ya no está. Ha muerto alguien que fue muchísimo más que el padre de un primer mandatario. Y, mal que le pese a Mauricio, nuevo jefe indiscutido del clan, es también obra de Don Franco.

* Director de Contenidos digitales y Audiovisuales en Editorial Perfil.

Galería de imágenes

Edi Zunino

Edi Zunino

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario