domingo, diciembre 8, 2019

OPINIóN | 25-11-2019 15:36

La mentira verdadera del doble comando

Las piruetas discursivas de Alberto Fernández para explicarnos que las decisiones las toma él. El caso Nielsen.

Cuando se habla de doble comando, Alberto Fernández siempre lo niega. Dice que no existe tal cosa, que es un invento de los medios, que su relación con Cristina está mejor que nunca. Pero el doble comando es como las brujas, que no existen, pero que las hay, las hay.

Fíjense. En su Gabinete, el que se anunció a medias la semana pasada, Alberto tenía algunos nombres que hoy ya no están. Son las primeras bajas del doble comando. Un caso es el de Pablo Yedlin, el candidato al Ministerio de Salud que fue vetado por la jefa. Ahora, todo indica que el que asume en ese puesto es Ginés González García.

Otro que tuvo bolilla negra es Diego Gorgal, el massista que sonaba para el área de Seguridad, y que ahora está casi desechado.

Y un caso más importante aún se da en el Ministerio de Economía, donde el favorito de Alberto es Guillermo Nielsen. Pero a Cristina no lo termina de convencer. Es que Nielsen hace algunos meses tuvo la mala idea de meterse con el “pollo” de ella, Axel Kicillof. Dijo que era un “marxista disfrazado de keynesiano” y un “ignorante”. El que se mete con Axel, ya sabemos, se mete con CFK.

¿Qué dice Alberto de todo esto? Que lo que él hace es consensuar, no pedir permiso. Él la consulta a ella, sí, pero después toma la decisión solo.

Por ejemplo, le dice:

–¿Te parece Nielsen en Economía?

–No –contesta ella.

–Ok, va Kulfas –dice él.

Pero la decisión es toda suya.

Y los que hablan de doble comando no entienden que el Presidente es Fernández.

Fernández, Alberto, claro.

Galería de imágenes

Franco Lindner

Franco Lindner

Editor de Política, columnista de Radio Perfil y autor de "Fernández & Fernández" (Planeta).

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario