Martes 28 de septiembre, 2021

OPINIóN | 12-09-2021 18:43

Victoria Tolosa Paz se equivocó: Argentina también es de Géminis

La candidata aseguró que la Nación "es de Cáncer". Pero solo a medias. Los dos modelos astrológicos de país .

Victoria Tolosa Paz, autora de la frase más festejada y criticada en la campaña para las PASO, “en el peronismo siempre se garcho”, y caminadora del Conurbano con sus tolozapas (dos momentos, dicho sea de paso, que no fueron de los más bizarros en una campaña absolutamente delirante), dejó también en el último tramo de sus apariciones periodísticas, constancia de su -magro- saber astrológico.

Hija de Honorio Tolosa Paz, un bon vivant y astrólogo platense qué ha hecho en la última década polémicas predicciones, que incluyen la mágica desaparición de la deuda Argentina o el “seguro” encarcelamiento de Cristina Kirchner, Victoria apeló también a la astrología para vaticinar su propio triunfo en las elecciones, y dejar además algunas precisiones sobre el destino del país, qué estarían impresas desde su carta astral.

Argentina es de Cáncer”, definió la primera candidata a diputada bonaerense del Frente de Todos, en su pasó por “Intratables”, el programa que hoy conduce Alejandro Fantino en la pantalla de América. Mucho se ha hablado durante la campaña de los cánceres pasados y presentes que sufre la nación. Pero no era eso a lo que se refería Tolosa Paz, sino justamente al signo del zodiaco.

"¿Por qué es Cáncer? Porque el día que se independizó como país, 9 de julio de 1816, hay movimientos en el mundo que estudian las cartas de los países y ver cómo son... Es muy interesante", continuó la precandidata del oficialismo. "De ahí sale la crisis del 29' en Estados Unidos, el derrumbe de las Torres Gemelas, por qué pasa lo que pasó en la crisis de 2001", señaló la esposa de Enrique “Pepe” Albistur.

Los nacidos en Cáncer son, dicen los especialistas, sensibles y un poco llorones. ¿Vendrá de ahí nuestro espíritu tanguero? Pero también tenaces. Se arremangan y trabajan incansablemente. “Y es un signo muy ahorrador”, definen. Pero Argentina tiene problemas con el ahorro hace tiempo: sin reservas, sin crédito, y terriblemente endeudado. Temas que se repitieron en campaña, para recordar por ejemplo, cómo se dilapidaron los dólares del FMI en 2019, a la par que se habla hoy de la pérdida de reservas del Central para contener el dólar blue.

No creo que haga falta aclarar que no soy astrólogo. Más aun, todo mi conocimiento en la materia se circunscribe a leer las columnas de diarios y revistas que prometen siempre un “viaje inesperado”, además de haber tenido en mis manos alguno de los libros de horóscopos chinos publicados anualmente por Ludovica Squirru.

Pero basta una búsqueda en Google para descubrir que Argentina podría ser, según esa nomenclatura, Rata o Caballo. “La brillante creatividad de la Rata, con su capacidad permanente de multiplicación, y con su magnífico instinto de sobrevivencia, permiten que el país pueda haber atravesado, a lo largo y complejo de su historia, momentos de alta intensidad, combinados con unos bajones memorables”, escribió Jorge Asís hace una década aplicando la astrología china al análisis político.

“Si la Argentina tuviera como fecha de nacimiento el 25 de Mayo de 1810, sería un País Caballo de Metal”, explicó Asís. “Ocurre que la identidad Rata es antagónica de la identidad Caballo. Cuando la Rata reina en el universo, es precisamente cuando el Caballo se encuentra más vulnerable. Y viceversa”, siguió el ex secretario de Cultura.

Para la carta astral de la que habla Tolosa Paz, hace falta saber cuándo nació el país. Formalmente el 9 de julio, no hay dudas. Pero emocionalmente quizás el 25 de mayo, fecha que para muchos argentinos tiene incluso, más peso simbólico. ¿Argentina se auto percibe también de Géminis entonces? En tiempos donde la autopercepción -en este caso astrológica- es revalidada, quizás Tolosa Paz debería aplicarla a su receta.

Dicen que los Géminis, en oposición a Cáncer como la Rata al Caballo, son inquietos y dispersos. Imaginativos y resolvedores de “lo atamos con alambre”, en contraste con los “arregangados” cancerianos. ¿Será que la Argentina es ambas? ¿O según el ciclo?

Alberto Fernández insiste en su discurso de campaña que hay dos modelos de país. O quizás dos países. ¿Una nueva grieta incluirá a cancerianos y geminianos?. Géminis se inspira en la mitología griega: dos gemelos nacidos de distintos padres en una dualidad que contrapone y disgrega.

¿Será ese nuestro cáncer, la duplicidad? ¿Habrá que empezar a autopercibirnos como país canceriano con marca Tolosa Paz?. Más simple y menos sarasa geminiana: quizás alcance con arremangarse.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios