Lunes 27 de septiembre, 2021

PERSONAJES | 20-01-2012 14:25

“Somos una pareja con mucha piel”

La periodista y el ministro de Gobierno porteño en una charla picante donde desfilan pasiones, críticas, River y la sensibilidad de Macri.

Se pelean por hablar, como dos adolescentes. “Al final, estás hablando más que yo”, aprieta Nancy Pazos a su pareja, Diego Santilli. “Ya te vamos a dar tu espacio”, responde entre chicanas el ministro de Ambiente y Espacio Público del Gobierno porteño. “Anotá que yo no sabía que él fumaba”, vuelve a la carga la periodista. Él, su pareja desde hace 11 años, explica que dejó de fumar por un médico que le hizo la cuenta de todo el tabaco que había consumido en su vida. Dejar el vicio le hizo bajar seis kilos. Ella lo azuza, de nuevo: “Me mandó a comprar una manzana en el camino, en el Atalaya, porque quiere estar flaco como Mauricio (Macri).

Diego Santilli: Es que estoy entrenando, estoy bien.

Noticias: ¿Quiere copiar a Macri?

Nancy Pazos: Pero él no tiene su Juliana (Awada).

Son las 12 y 20 del domingo 15. Recién se levantan, y en sus rostros se ven las huellas de una noche agitada. De las pocas que pueden disfrutar sin la presencia de sus hijos, Teo (10), Nicanor (8) y Tonio (2). “Ayer llegamos a Pinamar a las 11 de la noche, nos fuimos a comer y volvimos al hotel. Una noche libre, solos, había que aprovechar”, cuenta el funcionario PRO.

Noticias: ¿Y aprovecharon?

Pazos: ¡Se podía gritar, se podía hacer de todo!

Santilli: ¡Hasta “el salto del tigre”!Están desbocados. “Yo le decía a él recién –insiste Pazos– que vos te autodenominás 'el Gran Cañón del Colorado'”. Santilli asiente, orgulloso, y detalla su experiencia en la garganta del Río Colorado, en Arizona, al norte de los Estados Unidos. “Ahí recorrí en helicóptero las fallas, todo, vi ese tamaño”, se envalentona.

Noticias: ¿Y se sintió identificado?

Santilli: ¡Uy! Me inspiró para el resto de mis días.

Pazos: Es muy gracioso. Yo insisto en que cuando se habla de la relación de pareja, uno tiene que tener en cuenta que no es solamente cómo te llevás en la cama, tiene que ver con el erotismo cotidiano. Esto de llamar por teléfono, de decir “te necesito”.

Noticias: ¿Y tienen tiempo para eso?

Santilli: ¡Hay que hacerlo! Además, cuando encontraste el tiempo, ya te preparás, le ponés tiza al taco y aparece el bebé, ¡es tremendo!

Pazos: Más allá de eso, el señor alguna que otra vez ha recibido algún llamado telefónico en la oficina pensando que alguno de los chicos tenía fiebre, y yo le dije “mirá, o venís o veo cómo puedo llegar a arreglar este asunto, pero hace unos días que no me estás tratando bien” (ríe).

Santilli: La presión es fuerte, pero como hincha de River, que siempre jugamos copas, campeonatos del mundo, la presión está.

Noticias: ¿Usted todavía conserva su departamento de soltero?

Santilli: Totalmente. Es que soy soltero, todavía no nos casamos.

Noticias: O sea que por ley la mitad de lo suyo no le corresponde a ella.

Santilli: Sí, ¿cómo que no?

Pazos: No, la mitad tuya no es mía. Por ley no.

Santilli: Es lo mismo.

Pazos: No, no es lo mismo. Cuando lo conocí venía de un divorcio muy conflictivo, con lo cual cuando compramos la primera casa la puse 75 % ciento a mi nombre y 25 al de él.

Santilli: Lo bueno es que cada uno tiene sus ingresos y no hay problemas en eso. Ella se hace cargo de una parte de las cuentas y yo de otra. Y está todo bien. Yo era un hombre de vivir siempre en un mismo lugar, y Nancy es una mujer que le gusta rotar los departamentos cada dos años.

Pazos: Tiene que ver con los orígenes. Toda la vida alquilé, porque mis viejos nunca tuvieron casa propia, entonces mi costumbre es que cada dos años nos mudamos.

Noticias: Veo que a Diego no le gusta mucho la idea.

Santilli: No, pero me relajo. Lo único que sé es que cuando vuelva de las vacaciones me voy a vivir a otro lado. Vamos cambiando de barrios.

Pazos: Vivimos durante un tiempo en Puerto Madero porque los chicos estaban cerca del colegio y él del trabajo, y lo que nos está pasando es que en realidad no dejan de vivir en una burbuja. Entonces dijimos que necesitábamos más ciudad para los chicos, que se den cuenta que si van a cruzar la calle tienen que mirar mejor que lo que miran en Puerto Madero, que está el gendarme y les para el auto. No logro todavía que vayamos a vivir a Villa Soldati dos años, pero ya lo voy a lograr (ríe).

Noticias: ¿Quién es más impulsivo de los dos?

Pazos: Yo, lejos.

Santilli: Ella es cabrona todo el día. Y yo cuando me enojo soy cabrón a la enésima.

Pazos: Veníamos de culturas diferentes. El de la cultura de “de eso no se habla” y yo de “se habla y a los gritos, y en la mesa familiar”. Fuimos aprendiendo mutuamente, nos fuimos aclimatando. Él aprendió a gritar y a decir lo que pensaba.

Noticias: O sea que a veces discuten fuerte.

Pazos: Hay mucha pasión en esta pareja.

Santilli: Hay mucha pasión, para que viva 11 años.

Pazos: Legales son 11.

Noticias: ¿E ilegales cuántos?

Pazos: Es que estuve un año persiguiéndolo.

Noticias: ¿Y él no le daba el pie?

Pazos: Sí, pero era una situación difícil, yo me había divorciado hacía más de un año.

Santilli: Yo sabía que perdía, no me quería entregar.

Pazos: Yo lo perseguí después de que me di cuenta que era el hombre de mi vida.

Santilli: Vos me perseguiste.

Pazos: Decí la verdad, no busques la verdad absoluta como hacen los políticos.

Santilli: Vos me perseguiste.

Pazos: Yo te perseguí después de que vos me hiciste ver las estrellas.

Noticias: (silencio)

Santilli: Es verdad que el encuentro fue muy lindo, muy bueno.

Pazos: Hay mucha piel. Somos una pareja con mucha piel.

Noticias: ¿Y cómo hacen con el fútbol? Él es fanático de River, se fueron al descenso, y usted es de Boca.

Pazos: Desde que River está en la B casi que me duele. Algo me está pasando, porque soy hincha de Boca, no me puede doler que River esté en la B. Mis hijos son enfermos de River, hubo llantos en casa.

Noticias: ¿Como fueron esos días en la casa?

Santilli: La pasé muy mal.

Pazos: Estuvo deprimido una semana.

Santilli: Estaba quebrado.

Pazos: Esa semana no hubo pasión.

Santilli: Fue durísimo, durísimo.

Pazos: Te vi llorar casi igual que cuando perdió Macri las elecciones.

Santilli: Yo lloré en la elección que Macri pierde la segunda vuelta con Aníbal Ibarra. Después reflexionamos juntos, le dije “si aprendemos de esto, nunca más vamos a perder”, y nunca más perdimos.

Noticias: Es bastante llorón, por lo que veo.

Santilli: Soy bastante sensible.

Pazos: Somos los dos muy sensibles y llorones.

Noticias: ¿Y usted es macrista, Pazos?

Pazos: No soy nada, yo sigo siendo periodista. Tampoco soy kirchnerista.

Noticias: Pero está en pareja con un funcionario importante del macrismo, ¿no la convenció?

Pazos: Lo máximo que soy es santillista a toda prueba. Pero debo confesar que me gustan muchísimas de las cosas que están haciendo en la ciudad.

Noticias: ¿Es crítica de la gestión de él?

Pazos: Puertas adentro, absolutamente.

Noticias: ¿Y usted le lleva el apunte o no?

Santilli: Yo creo que hay cosas que ella dice que son ciertas y racionales. ¿Por qué no escucharla?

Pazos: Yo siempre le digo que no espere a que le diga “que bien mi amor, como hiciste lo del Parque Indoamericano”. Esperá que llegue y te diga “faltó esto”. Mi manera ante la vida es buscar lo que falta. Los conozco tanto, que siempre sé lo que falta para el peso.

Noticias: ¿Es cierto Nancy que va a incursionar en el periodismo deportivo?

Pazos: Es la idea.

Santilli: No tirés un título así que no es, es otra cosa.

Pazos: ¡Algo por el estilo! Obviamente no puedo comentar fútbol, no es periodismo deportivo exactamente, pero sí acercarme un poco.

Noticias: ¿Alguna vez se charló en la pareja una supuesta incompatibilidad entre un dirigente político y una periodista?

Pazos: Jamás se charló. Somos muy libres.

Santilli: Ella al principio fue muy crítica de Mauricio.

Noticias: ¿Y no le trajo dolores de cabeza?

Santilli: No, Mauricio es un tipo que respeta y valora mucho la opinión de los demás, siempre que se haga de buena fe.

Noticias: Usted es peronista desde chico, ¿qué lo atrajo de Macri, que tiene poco de peronista?

Santilli: Muchas de las cosas que Mauricio dice tienen que ver con que la gente tenga mejor calidad de vida, desarrollo, laburo, equidad. Eso es justicia social.

Pazos: Está claro que no es estéticamente peronista, pero deja hacer. Como buen ingeniero, le tenés que llevar la planilla con los números a ver cuánto va a costar, pero si se convence, va. Dejó de usar la palabra “gasto” la cambió por “inversión”, lo cual no es poca cosa. Hay dos condiciones que hoy tiene Mauricio que lo hacen un poco distinto. La primera es que realmente se enamoró, y cuando alguien se enamora se vuelve más vulnerable. Yo lo conozco hace veintipico de años, la segunda es que está más cercano a la gente. Mauricio está en esa faceta.

Santilli: No sabe lo que se está emocionando Mauricio últimamente...

Noticias: ¿Desde que está con Juliana Awada?

Santilli: Sí, siempre se emocionó, pero ahora se le nota mucho más.

Pazos: ¿Estás más enamorado de Mauricio que de mí?

Santilli: No. Un no contundente.

por Federico Mayol

Galería de imágenes

Comentarios