Monday 17 de June, 2024

PERSONAJES | 03-06-2024 09:04

Gabriel Lage: “Las crisis no pueden conmigo”

Apostando a un nuevo mega atelier en épocas difíciles, habla de su salud y la trascendencia de su marca.

“Apenas me dieron el alta le pregunté al médico si podía ir al atelier, porque tenía novias ese fin de semana y quería estar con ellas. Yo amo lo que hago, me da felicidad”, asegura con esa voz profunda y la serenidad intensa que lo caracteriza, el diseñador que heredó la perfección y el amor renegado del oficio del dedal y la aguja de su padre gallego, y quien desde hace tres décadas, es considerado como uno de los referentes de la alta costura argentina con más proyección internacional. Pero todavía la procesión va por dentro, y la fragilidad de la vida a la que se enfrentó hace unos meses,  se delata en la emoción a flor de piel que todavía lo sobrepasa, cuando todavía se imagina que quizás no hubiese “estado en este plano” para la inauguración de su nueva “Maison Lage”, un atelier-taller imponente, al mejor estilo de las principales casas de moda del mundo. Orgullo y pasión en una Argentina que no da respiro. El eterno sueño caprichoso de ese hijo único, que ya cosía a los siete años, que en plena efervescencia juvenil troco vinilos por sedas y que ahora va por la conquista de la tierra de sus ancestros, con su primer emprendimiento en Madrid, con esa “colección tan personal”, como la ha bautizado la prensa, de piezas artesanales tan irrepetibles como deseadas. Vestidos de colección que se han lucido en las principales portadas de las revistas de moda, que han vestido a celebridades desde Mirtha a Pampita y que han sido elegidas por las primeras damas Juliana Awada y Fabiola Yañez, y hasta por la Reina Letizia de España para sus compromisos protocolares. “Me salta la argentinidad y el orgullo de poder decir que acá podemos hacerlo”, confiesa.

Noticias: Hace poco tuvo un problema de salud, ¿Tuvo miedo?

Gabriel Lage: ¡Uff, me da escalofríos pensarlo! Fue un susto gigante. A mediados del año pasado, tuve algunos pequeños síntomas, pero justo habían sido las PASO, el dólar descontrolado, yo embarcado en mi sueño del atelier al estilo parisino que tenía desde hace mucho. Estaba estresadísimo. Fui al médico pensando que tenía acidez, y terminé internado por un infarto, y con dos stents. La noche que estuve en el sanatorio pensé: “¡Mirá el lío que hubiese dejado!” Me di cuenta que me podía haber muerto y me largué a llorar sin parar. Gracias a Dios ahora estoy perfecto y no afectó nada el corazón, pero todavía me conmuevo.

Noticias: Después de sentirse cerca de la muerte, ¿Aprendió a delegar?

Lage: ¡Cómo me cuesta eso! ¡Pero pensaba que era Superman, y me bajaron de un saque! Con el equipo estamos haciendo todo para poder delegar, e inclusive para que la firma pueda seguir funcionando el día que yo no esté. Quiero ser la primera marca argentina de alta costura que tenga una continuidad más allá de mi muerte, igual que sucede con muchas marcas mundiales de diseño. Quiero buscar diseñadores que dentro de unos años puedan convivir con mi trabajo, que tengan una impronta nueva. Quiero que la marca siga, sana y bella, y para eso hay que empezar a trabajar ya.

Noticias: En más de tres décadas con la moda en un país que vive a sobre sobresaltos, ¿en algún momento tuvo ganas de irse?

Lage: El plan de escape es la desesperación de los argentinos de verse frustrados en un montón de cosas. Con la Argentina me desilusionó de tanto en tanto, pero indudablemente hay algo que hace que siga peleando por seguir acá, y se nota que las crisis no me pueden. En el 2001 me mudé al atelier de Callao y Las Heras, y ahora, justo después de las elecciones, inauguramos el nuevo atelier de 900 metros en un petit hotel histórico en la calle Paraguay. 

Noticias: ¿Sigue siendo viable hacer alta costura en Argentina?

Lage: Hay personas que toman el lujo o la alta costura como una frivolidad, pero la realidad es que le dan muchísimo trabajo a mucha gente. En Italia y Francia es un punto fuerte en la economía del país. Sin duda es un producto al que no accede todo el mundo, pero yo siempre intento que la gente sepa por qué un vestido de alta costura es caro, ya que es algo artesanal y hay tantísimas personas involucradas en el proceso. Es un lujo necesario, y está muy bueno que suceda. Siempre me dijeron que estaba loco al querer hacer alta costura acá. Lo hago todo a pulmón, porque no soy millonario. 

Noticias: Hay una proliferación de eventos de moda que nuclean a diseñadores, sin embargo, usted no participa ¿No le gusta compartir escenario?

Lage: ¡Me salta el hijo único de adentro! (risas) Apoyo las semanas de la moda. Hay mucha gente que viene haciendo esto desde hace muchísimos años, como Vidal Rivas, que me dio al principio una mano increíble con los desfiles, pero hoy nosotros queremos estar fuera de ese conglomerado de diseñadores. Creo que quizás esas semanas deberían estar dedicadas a apoyar a nuevos talentos, a diseñadores que recién empiezan y no pueden cubrir el costo de sus desfiles.

Noticias: ¿Por qué cree que les cuesta a las jóvenes la alta costura?

Lage: Hoy, creo que la juventud ha perdido ese sueño de tener un buen vestido para una ocasión especial. La gente joven no compra alta costura porque está buscando lo rápido, y la alta costura es a medida, lleva tiempo y demanda muchas pruebas, y la juventud no tiene tanta paciencia. Además, es cara, y la mayoría de las veces, la mujer que usa alta costura tiene un poder adquisitivo que lo tiene de grande. Con la línea Soft es más fácil. Yo siempre tengo mi corazoncito puesto en la mujer que quiere ponerse algo que la distinga de las demás. No me gusta el vestido “lindo” del que no hablan. Necesito el comentario extra. Algo del vestido te tiene que hacer hablar.

Noticias: Si las jóvenes son un público difícil, ¿qué tal vestir a las celebrities?

Lage: ¡Según qué celebrity! (risas) Hay estrellas que me da mucho placer vestir. No llamo a nadie para vestirla. Así como me pasa con gente a la que le he dicho que no porque pienso que no representa a la marca.

Noticias: Este gobierno no tiene primera dama que vestir ¿lo extraña?

Lage: ¡Ojo que está la vicepresidenta! Siempre se puede vestir a alguien que nos represente, y como bien se sabe, nunca me importó el signo político, así que voy a vestir a quien lo necesite. Por un lado, vivimos momentos de austeridad, pero también creo que está bueno mostrar que se hace diseño de lujo en Argentina.

Noticias: ¿Acepta las críticas?

Lage: Soy cero farandulero, así que no soy un panelista frecuente y jamás critico a mis colegas en público. Lo que no implica que no pueda hacerlo en privado, ¡porque de santo no tengo nada! Me encanta si me critica alguien que sabe. Me duele cuando viene de aquellos que no tienen ni idea de enhebrar una aguja y te destruyen un vestido en cinco segundos. Pero ahora, aunque me sigue molestando la injusticia, aprendí a tratar de dejar las broncas de lado y no hacerme mala sangre con eso.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Gabriela Picasso

Gabriela Picasso

Comentarios