Jueves 22 de febrero, 2024

PERSONAJES | 23-06-2023 06:59

Puli Demaría: “Varias veces me dijeron que no podía”

Pionera en el mundo de las DJ y actriz en el ciclo microteatro, apuesta de lleno a otra de sus pasiones: el diseño de zapatos.

El Salvador, pleno Palermo Soho. En la pared gris, un cartel chiquito casi misterioso: PuliD. Sin más explicaciones. Puertas adentro, un pasillo largo y angosto. Al final de ese túnel, se hace la luz en forma de alas multicolores, brillantes y encendidas. El pasaje previo a ese paraíso terrenal que imaginó Paula “Puli” Demaría para aquellas mujeres que tienen los pies sobre la tierra pero las ganas de sobra de salir con los tacones de punta. Alfombra arcoíris, a modo de bandera inclusiva, espejos onda bolichera, para ver todas las aristas, y zapatos que se lucen como piezas únicas, preparados para salir a bailar al son del ritmo que le suene. Casi, como la vida misma. “Mi logo son las alas, todo tiene que ver con la libertad, eso de vivir y dejar vivir. Y también con los ángeles que tuve y tengo en mi camino espinado”, asegura la popular DJ, una de las pioneras a la hora de los mixes y las bandejas, actriz de vocación y formación con ensayos exitosos en tablas intimistas, ahora devenida zapatera prodigiosa, sobre esa suerte de atributos de ave fénix, que tiene tatuados en sus muñecas, y que se convirtieron en su marca personal. 

Muestra de esta resurrección, después de una pandemia durísma a nivel personal y profesional,  son además de esta apuesta emprendedora, su nuevo vuelo en solitario como Dj (separada de Sarapura, la empresa de su ex Martín Chule Bernardo), su salto actoral y su nueva historia de amor. En su charla con NOTICIAS, Puli nos cuenta sobre sus pasiones, sus miedos, sus pérdidas y las nuevas oportunidades en la vida y en el amor

Noticias: Puli D.Shoes es su marca de zapatos, que pasó de un showroom a tener vidriera a la calle. Apostar a poner una empresa en estos tiempos es tarea de guapas.

Puli Demaría: Me la jugué. Yo apuesto siempre por este país. Muchos pensaron que era un capricho de la separada. Pero lo tenía muy claro, yo quiero llegar a vieja siendo zapatera porque es una pasión que tengo desde muy chica. Plata que me daban, zapato que me compraba. Hice cursos en 2016, para saber todo sobre el producto. El impulso final lo tuve después de una sesión de terapia, a los seis meses de separarme, y acá estamos. Con estos Puli D.Shoes llenos de brillo y color en una sociedad algo clásica. No hay en la Argentina mi tipo de zapato. Puli D.Shoes es un proyecto mío, en el que invertí todos mis ahorros. Es difícil porque yo vivía otra realidad, una vida maravillosa, sin hacer tantos números y costos, y ahora estoy aprendiendo todos los días porque soy artista, y de repente me convertí en empresaria. 

Noticias: Usted perdió cuatro embarazos y tiene cuatro hijos Silvestre y Santos, hijos de Matías Corti que falleció y Felix y Florián, hijos de Martín Chule Bernardo, ¿fue el deseo de toda hija única?

Demaría: Me dicen hija única, pero no. Mis padres vivían en Fort Lauderdale, con mi hermano Christian. Él murió trágicamente en febrero y mi mamá se embarazó de mí en marzo. Soy una hija con un propósito; devolver la alegría. Lo trabajo mucho en terapia. Fue como que no me sentí merecedora de la vida. Fui muy deseada por mi mamá y creo que también por mi papá, aunque siempre sentí que él quería que mi hermano fuera el que estuviese en este plano. Cuando perdía los embarazos, yo no bajaba los brazos, porque sentía como que yo venía a dar vida. Mi vida se vio siempre rodeada de pérdidas y yo me convertí en alguien que siempre necesitaba hacer por el otro, muy geisha, muy de dar porque necesitaba ser muy agradecida de la vida. 

Noticias: ¿Qué le molesta de la gente?

Demaría: La falsedad, la mentira. Me duele, y cuando yo he tenido que mentir me pesa como si fuera una mochila de 50 mil kilos, me hace daño. Cuando me separé, yo estaba en Bariloche. Justo dos años después de haberme casado en ese mismo lugar ¡el mismo día! Yo buscando alternativas, y él diciéndome que se quería separar para siempre, y yo, hecha bosta, la careteé toda la semana con los cuatro chicos. 

Noticias: ¿Cuánto duró la puesta en escena?

Demaría: Poco. Después me permití y me autoricé a sufrir. Fueron los meses más dolorosos de mi vida. Con Matias fue distinto porque seguimos siendo amigos. Él estaba enfermo, si no hubiese estado enfermo no me habría separado. Yo lo incorporé a mi nueva familia. Cuando murió nunca dejé de hablar con él. Después, en algún punto me permití estar sola. No tener por un tiempo a nadie en mi vida fue maravilloso, un encuentro personal. 

Noticias: Y de repente se volvió a enamorar.

Demaría: Federico Diehls (mendocino, empresario divorciado con dos hijos). Unos amigos en común quisieron presentarnos. Y él dijo que no. ”¡Esa mina de la noche, no!” Me había visto poner música en una fiesta y le daba mucho vértigo. Salimos en Mendoza en enero 2021, nos quedamos charlando mucho. La pasé bomba. Hicimos mucha visita telefónica, porque él viajaba y yo seguía llorando por mi ex. Cuando la remaste tanto para que te acepten y te quieran, para que no te abandonen, necesitaba conocer a alguien que me quisiera como era, sin remos y a la deriva. 

Noticias: Está con nueva pareja y nuevos proyectos, pero a veces parece que todavía hay un dejo de tristeza

Demaría: Tristeza hay. El dolor de romper una familia no es fácil. No tengo mala relación con Chule, pero hoy, con el diario del lunes ya lo tengo resuelto, lo quiero con todo mi corazón, pero ya no lo elijo.  

Noticias: ¿Usted renunció a muchas cosas por mantener la relación?

Demaría: Yo conocí a Chule recién separada, con un hijo recién nacido, estaba súper desvalida. Y él curó esa fragilidad. Y después no le gustó. Siempre le dije que iba a trabajar, le conté mis sueños. Pero él pensó que se había casado con una madre, ama de casa. Cuando me enseñó a ser DJ, nunca pensó que yo iba a llegar donde llegué, a tener mi propio nombre. Después vino la tele... y creo que tanta exposición no le gustó. En plena pandemia me separé y me derrumbé. Si no hubiese tenido la fuerza de levantarme PuliD no hubiese existido. Porque varias veces me dijeron que no podía. Mi marca es muy importante porque nació de un dolor que estaba viviendo por la ruptura de una familia. Y allí pude poner toda mi creatividad, es lo que me hizo darme cuenta que la vida es maravillosa y que podía sola.

Noticias: Estar en la televisión, ¿le hizo bien o  mal?

Demaría: Ni mal ni bien. Yo entré en la tele en un momento que venía de un profundo dolor, se había muerto Matias hacía un año, y Caro (Pampita) me dio esa posibilidad que a mi me hizo muy bien. Después yo no entendí el juego al estar tan expuesta, y sufrí los coletazos. Para mi fue molesto también ser siempre Puli, la amiga de Pampita. Yo había hecho un laburo de hormiga en mi carrera como DJ, y de repente no tenía nombre propio, era la “amiga de“. Mi analista me preguntó si quería ser famosa o exitosa, yo quería ser exitosa, así que me bajé de todo eso. 

Noticias: En su vida siempre encaró cosas que dan felicidad. Música, baile, comedia y ...¡zapatos!

Demaría: Mi mamá siempre me decía que era su sol. Ella me crió como un ser libre. Soy como una topadora. Tengo en mi ADN esto de dar alegría. 

Noticias: Virtudes y defectos de esta Puli Supermujer

Demaría: Soy honesta, incondicional y hacedora. No me gusta de mí esa ingenuidad que tengo que es medio border con ser infantil, y parece que se contradice con la fuerza y los quilombos que tuve que atravesar en mi vida. 

Noticias: ¿Queda algún “pendiente“ por hacer?

Demaría: Con el tiempo quiero ser una abuela llena de nietos. Me imagino como una viejita, sentada en una mecedora allá en la montaña, bien brava, con una escopeta entre las piernas (se ríe), pero con muchos nietitos. Mi pendiente fundamental pasa por lo personal, esa cosa de Susanita que siempre tuve, y que ojalá se me dé. Quiero poder estar 30 años con una misma persona. Eso es lo que siempre soñé, y a lo que siempre aposté en la vida: una pareja para siempre.

Galería de imágenes

En esta Nota

Gabriela Picasso

Gabriela Picasso

Comentarios