Domingo 25 de febrero, 2024

POLíTICA | 26-12-2018 10:59

Elena Highton de Nolasco: jueza en apuros

La vice de la Corte se peleó con Lorenzetti, que la llama "traidora". Polémica por su hija.

Elena Highton de Nolasco, hoy vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, atraviesa una crisis que la coloca entre la espada y la pared. De un año a esta parte, cada paso que da (o cada fallo que firma) tiene que estar calculado para que luego no le traiga consecuencias. Como si la Corte fuera un tablero de ajedrez, cada movida de la jueza tiene que medir cual podría ser la jugada del oponente.

Un ejemplo: cuando decidió sumarse a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti para quitarle la presidencia del máximo tribunal a Ricardo Lorenzetti, generó un rencor con este último que será difícil de olvidar. Hace unos martes atrás, durante una reunión de acuerdos, cuando llegaron los magistrados se saludaron y, según relataron testigos a esta revista, Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda le habrían dicho: “¿Qué hacés, traidora?”.

(Leer también: Los lazos del nuevo presidente de la Corte Suprema con el Grupo Clarín)

Dilema. El clima por estos días no es el mejor dentro del palacio de Tribunales. El martes 18, Highton de Nolasco quedó otra vez atrapada por sus decisiones. Cuando la “mayoría peronista” integrada por Lorenzetti, Maqueda y Rosatti decidió recortar las atribuciones del presidente de la Corte para licuar el poder de Rosenkrantz, Highton se sumó a la resolución. Pero luego de meditarlo, retrocedió sobre sus pasos y tachó su firma. ¿Qué pasó?

Para responder esto hay que remontarse a diciembre de 2015, cuando su hija, “Elenita”, había sido nombrada titular de la Secretaría de Consumo de la Corte. En aquel entonces la señalaron porque los jueces de la Corte no pueden tener como empleados a familiares directos, pero la denuncia fue desestimada porque la Secretaría que ocupa “Elenita” Nolasco no depende directamente de su madre en cuanto a facultades administrativas, sino que depende del presidente. Esta era una de las razones por las que, al entrar “Elenita” como empleada de la Corte, Highton no podía ser nombrada presidenta. Ahora, con la nueva normativa que establece que las decisiones administrativas pasan a manos de los cinco jueces, Highton quedó en jaque.

(Leer también: La vocera de la Corte le contesta a Carrió: “Abusa de su poder”

La próxima semana podría darse una nueva discusión tensa: si los ministros de la Corte se ponen de acuerdo y plantean este tema, el futuro de Highton de Nolasco podría correr peligro. Tendría que tomar la amarga decisión de elegir entre ella misma o su hija.

A este ajedrez judicial cada vez le quedan menos movidas.

Galería de imágenes

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios