Martes 6 de diciembre, 2022

POLíTICA | 13-10-2022 14:23

Alejandro Crespo: secretos del "Señor Neumático"

Quién es y cómo llegó a ser el líder del sindicato que tuvo en vilo al país durante una semana. Del kiosco y el taxi a la militancia obrera.

Manuel Alejandro Crespo se convirtió en un personaje relevante de este segundo semestre. Es el titular del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) que, hasta ahora, tenía bajísima incidencia mediática, pero que con el conflicto que afectó a las plantas de Fate, Pirelli y Bridgestone tuvo su semana de fama, en medio de una Argentina que comienza a tomar temperatura por la activación de las cláusulas gatillo de las paritarias 2021-2022.

El “Señor Neumático” prefiere usar su segundo nombre y conoce el mundo de las llantas desde muy pequeño, porque su padre trabajó 40 años en la misma empresa que hoy lo emplea a él. Entró a trabajar a la fábrica de Fate en el 2004, cuando tenía 29 años, y de inmediato se interesó por la actividad sindical.

Antes de entregarse al mismo oficio que su padre había intentado ganarse la vida como kiosquero y taxista, pero, más cerca de los 30 años y con su padre jubilándose dentro de la empresa, decidió tomar esa oportunidad que se le presentaba y en poco tiempo se hizo conocido dentro de la compañía.

Entre el 2007 y el 2008 surgió como un referente de la planta de neumáticos de San Fernando, cuando junto a dirigentes del Nuevo Movimiento al Socialismo (MAS) le ganó la elección de la seccional al representante del entonces secretario general del gremio, Pedro Wasiejko. Aquel día comenzó a delinear su futuro, siempre vinculado a la izquierda, pero sin participación partidaria. Se lo relaciona con el Partido Obrero, pero según el Registro Nacional de Afiliados a Partidos Políticos no tiene pertenencia, en los papeles, a ningún espacio, aunque ha participado de marchas del Frente de Izquierda y de los Trabajadores junto a Néstor Pitrola, Romina del Plá y Eduardo Beliboni.

En el 2016 llegó a la secretaría general del SUTNA, tras volver a cruzarse en el camino de Pedro Wasiejko y ganarle las elecciones. Wasiejko es un dirigente cercano a Hugo Yaski, que hoy es funcionario y está al frente del Astillero Río Santiago.

El año pasado, Crespo renovó su mandato, pero en el camino rompió alianza con viejos compañeros de lucha de la planta de San Fernando, esos mismos con los que había ganado en el 2016 y que ahora le presentaron una lista en contra. También compitieron los hombres de Wasiejko. Ganó el “Señor Neumático” con el 73% de los votos a nivel nacional.

Interna. El día que Crespo anunció que había llegado a un arreglo con las empresas de neumáticos lo hizo sentado frente a una cámara con algunos de sus colaboradores más cercanos detrás suyo, todos de negro y algunos cruzados de brazos, mientras él, con voz de locutor, celebraba lo que el llamaba una “conquista”. Entre esos logros hubo un pago extra de 100 mil pesos por única vez para este mes. Una actualización del 16% de la paritaria, cerrando el año en 66% y acordando un 73% para la paritaria 2023, con su respectiva cláusula de revisión en caso de que la inflación se dispare. Este acuerdo, que fue celebrado con una megaasamblea de la lista negra en el camping del SUTNA en Pilar, le valió la crítica de la lista violeta, sus adversarios internos en la última elección, quienes afirmaron que “la suma fija de 100 mil pesos por única vez lamentablemente no cubrirá lo invertido por los trabajadores en los días de paro durante cinco meses”, y que “el incremento del 73% en cómodas cuotas está en línea con las paritarias más bajas del momento, cuya última cuota se liquidará en julio 2023”. Y acusaron a Crespo de especular con que “la inflación se descontrole por encima de esos valores y así lograr un porcentaje mayor con las dos revisiones previstas en mayo y junio de 2023”.

La crisis de la industria del neumático colocó a Crespo en un lugar expectante porque tuvo en vilo al país durante la última semana de negociación, cuando la situación escaló al punto de frenar la producción de ruedas.

Cuando el Gobierno amenazó con abrir las importaciones, Crespo cobró relevancia regional y logró el apoyo de sus pares del sindicato de neumáticos de Brasil, quienes condenaron el “grave comportamiento y actitudes intransigentes” de las empresas Bridgestone, Pirelli y Fate. Además, advirtieron que la actitud de las empresas podría provocar un “conflicto mayor a nivel regional y mundial”. En su discurso durante la asamblea que celebró la victoria de la paritaria, Crespo agradeció a los compañeros brasileños y, teniendo en cuenta que era el año del Mundial, los invitó a jugar al fútbol.

Proyección. Hoy Crespo se ganó el respeto de sus pares y surge como otro dirigente alternativo dentro del universo de gremialistas que están fuera de la CGT. Tiene buena relación con Pablo Moyano, pero su estilo es más parecido al del “Pollo” Sobrero o al de Néstor Segovia, de los metrodelegados.

Crespo no solo es un señal de alerta para los dueños de las empresas de neumáticos, también se convirtió en un llamado de atención para los dirigentes sindicales del peronismo.

Galería de imágenes

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios