domingo, diciembre 8, 2019

POLíTICA | 03-12-2019 14:07

Eduardo Valdés: "Intentarán que CFK y Alberto rompan"

El ex embajador y amigo del Presidente electo habla de la relación con Cristina. “Ellos van a ser una sola cosa”. La testarudez del presidente electo.

Eduardo Valdés asegura que la primera vez que se dio cuenta de que Alberto Fernández iba a tener un extenso recorrido político fue hace casi medio siglo. Eran los 70, ambos militaban en un frente peronista en la Universidad de Derecho de la UBA y el futuro presidente ya impresionaba a su amigo de toda la vida. Cincuenta años después, el ex embajador en el Vaticano habla desde el café “Las Palabras”, su histórico refugio en Almagro, y retrata al Alberto íntimo, al que define como “pasional, calentón y testarudo”.

Noticias: ¿Fernández sigue siendo aquel militante de la universidad? ¿En qué cambió?
Eduardo Valdés: Tiene las virtudes y los defectos que tenía a los 18 años. Una de las cosas que me gusta de él es que no cambia. No hay marketing. Es un hombre pasional y calentón. Tiene esa testarudez que hace que cuando no está de acuerdo con algo, no lo vas a hacer cambiar de opinión. Tampoco es demagogo. Todos los asesores de campaña le decían que ir a visitar a Lula a la cárcel no era rentable políticamente. Y Alberto fue. También le preguntaron para qué iba a ver a Evo Morales y Alberto fue. Hoy, antes de asumir, ya es un líder en la región. 

Noticias: ¿En qué se diferencia el Fernández público del privado?
Valdés: En pocas cosas, y eso es bueno. Cuando se pelea con los periodistas, no es políticamente correcto lo que hace, pero le sale de sus fibras íntimas. Después se arrepiente, llama por teléfono y pide disculpas. Es así. Yo me peleé muchas veces con Alberto. A mí me echaron del gobierno de Kirchner en 2005 y, hasta 2008, cuando Alberto volvió al llano, nos cruzamos dos veces en un aeropuerto y apenas nos saludamos. También me enojé cuando se fue con Randazzo. Estaba convencido de que venía con nosotros en 2017. Nos juntamos a cenar acá. Estábamos armando la lista de la Capital y queríamos que Alberto fuera el diputado nacional. Discutimos acaloradamente y al otro día lo vimos en una conferencia de prensa con Randazzo. Lo queríamos matar. Tenía que ir a poner la trucha con Cristina y con los demás, a los que le habíamos planteando la vuelta de Alberto. Pero el enojo duró poco. 

Eduardo Valdés

Noticias: ¿Fernández había soñado con la Presidencia?
Valdés: No, pero siempre se preparó. Es el primer Presidente que llega conociendo la botonera. Esos años en los que fue jefe de Gabinete, en un momento de crisis profunda, le sirven para ahora saber de qué se trata. Yo era albertista sin Alberto. El grupo de la facultad, en el que están Guillermo Olivieri, Jorge Argüello, Marcela Losardo, Julio Vitobello, Carlos Montero, Miguel Pesce, Claudio Ferreño, entre otros, estaban convencidos de que tenía que ser él el candidato. Estos muchachos decían que querían que fuera Alberto, yo se lo decía a Alberto y él me contestaba que no hagamos estupideces. Él sentía que medía poco y que Cristina era insustituible. Nunca imaginó que Cristina iba a proponer el enroque. Después, Alberto tuvo que acomodar su cuerpo con su mente. Ese patatús que lo tuvo internado fue porque su cuerpo no estaba preparado para ser presidente. Esos tres días le vinieron bárbaro para acomodar el alma y el cuerpo.

Noticias: ¿Cómo funcionará la dinámica entre Fernández y CFK en el gobierno?
Valdés: Los que dicen que habrá cristinismo y albertismo no entienden nada. Si algo nos pasó en 2019 es que maduramos y sabemos que en la unidad está nuestra fortaleza. El gran logro hacia la historia de ella es que Alberto sea el mejor presidente de todos los tiempos. Lo otro sería ser mediocres. No construimos todo lo que construimos para dilapidarlo en egos. Cristina y Alberto van a ser una sola cosa. Yo voy a regar todos los días la plantita de la unidad. Habrá muchas tentaciones para que rompan, pero hay un grupo de personas que tenemos que estar concentradas en mantener la unidad.

Noticias: ¿Cuáles son esas tentaciones?
Valdés: Los egos a veces no entienden de razones. Cuando 10 o 15 gobernadores te vienen a decir de armar tu propio ismo, ni Alberto ni los demás estamos de acuerdo. Me parecen un error esas cosas. Es bueno que todos trabajemos juntos. 

Eduardo Valdés

Francisco, lejos de casa. Desde que ganó Fernández, en su círculo empezó a crecer una ilusión: que Francisco visite su país en 2020. Pero la posibilidad parece lejana. Esta semana la tensión entre la Iglesia y Alberto fue fuerte.

Víctor Fernández, arzobispo de La Plata e íntimo del Papa, criticó en público la declaración del Presidente electo de impulsar la despenalización del aborto. Trajo ruidos para todos los rincones: el albertismo siente que se ganaron un rival antes de tiempo, y varios en el Episcopado miran de reojo la decisión del arzobispo de criticar por motu proprio a Fernández. 

Más allá del cruce, íntimos de Francisco aseguran que el viaje al país estaba descartado desde antes. "No va a venir si siente que va a fogonear la grieta", dicen. Mientras tanto, Alberto planea un viaje al Vaticano, para fines del verano de 2020.

Por Telma Romero, Martín Fernández y Juan Luis González
 

por Telma Romero, Martín Fernández y Juan Luis González

Galería de imágenes

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario