POLíTICA | 11-12-2019 17:31

Gabriela Michetti, la huérfana PRO “adoptada” por los Fernández

Mientras salían a la luz los cortocircuitos con su compañero de fórmula, la ex vice se reunió con Cristina y Alberto Fernández la acompañó en la jura.

La relación entre Gabriela Michetti y Mauricio Macri se fue enfriando con el paso de los años en el Gobierno. Pero los últimos meses del 2019, directamente hubo un témpano entre ambos: la ex vice se sintió desplazada del Gobierno por su competencia constante con el entonces jefe de Gabinete, Marcos Peña, y luego lo reafirmó con la llegada del candidato a ocupar su lugar en Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto.

Muestra del alejamiento fue la contundente frase que Macri le dijo a María Eugenia Vidal cuando salían de la Casa Rosada rumbo a un escenario montado para su acto de despedida, el sábado 8. Según un video subido a las redes por el periodista Guido Carelli Lynch, el presidente saliente se quejaba ante la gobernadora “va a decir que nadie le avisó, como siempre”, ante la posible victimización de la entonces vice. Fue una de las pocas veces que la grieta interna quedó en evidencia públicamente.

Al frío oficial que la vice sentía, se contrapuso el inesperado cobijo que le dieron los Fernández. Sintió primero el amparo de Cristina, que se reunió con ella días antes del traspaso de mando en el Congreso. E incluso accedieron a fotografiarse sonrientes. Habían discutido con fiereza tiempo atrás, pero nadie revisó demasiado el pasado: después de todo, Cristina hasta decidió hacer caso omiso a críticas despiadadas de su compañero de fórmula.

La buena relación entre ambas volvió a verse el martes 10, el día de la jura en el Congreso. Mientras la flamante vice provocaba un desaire a Macri, con gestos de asco al estrecharle la mano, con Michetti la relación pareció fluir sin tensiones. Después de firmar y de que el líder de Cambiemos se retirara del recinto, Cristina intercambió algunas palabras con gesto distendido con la ex vice. Se habían saludado de forma muy cordial y de la misma manera se despidieron.

Alberto también mostró buena sintonía con Michetti. Otro de los gestos destacados de la jornada fue el acompañamiento del flamante presidente desde la entrada del Congreso hasta el recinto.

Desde la elección perdida, Cambiemos es un hervidero. Algunos legisladores ya dieron el salto y otro piensan si lo harán. En la coalición que acaba de quedar en el llano, algunos dudan si Macri podrá convertirse en el líder natural. Hay demasiadas preguntas y muy pocas respuestas. Una de ellas es qué hará Gabriela Michetti, una huérfana del PRO que hizo buenas migas con los Fernández.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario