POLíTICA | 10-12-2019 15:47

VIDEO: Con "las patas en las fuentes", la Plaza de Mayo recibió a Alberto Fernández 

Refugiados en las sombras de los árboles, debajo de paragüas militantes y metiéndose en las fuentes, miles de personas siguieron el discurso de asunción del Presidente.

Refugiados en las sombras de los árboles, debajo de paragüas militantes y con los pies en las fuentes de la Plaza de Mayo, miles de personas siguieron el discurso de asunción de Alberto Fernández y lo recibieron al llegar a la Casa Rosada.

Para el peronismo, colocar “las patas en la fuente” es un gesto políticamente fuerte, ya la primera vez que sucedió fue el 17 de octubre de 1945: un símbolo “fundador” del movimiento que llevó al poder al general Juan Domingo Perón.

Los aplausos más enérgicos se escucharon cuando el Presidente anunció la restitución del Ministerio de Salud, la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la nueva política de distribución de la pauta oficial a los medios de comunicación y el agradecimiento a Cristina Fernández. También lo ovacionaron sobre el final del discurso que dio en el Congreso (y que fue seguido a través de decenas de pantallas montadas en la plaza y las calles aledañas) cuando Alberto recordó a Néstor Kirchner y se emocionó al mencionar a sus padres fallecidos. 

“Alberto presidente”, “Vamos a volver” y “El pueblo unido jamás será vencido” fueron algunos de los primeros cantos espontáneos e impulsados por las bandas que comenzaron a subir al escenario central minutos antes de las 14. También se entonó: “Cuánto les falta para entender que no fue magia nos conduce una mujer”, dedicado a CFK. 

Aunque todo estaba listo para que el auto que transportaba a Alberto Fernández desde el Congreso pasara prolijamente por alrededor de la plaza, hasta los policías destinados al operativo de seguridad se sorprendieron  cuando una multitud colmó Rivadavia, proveniente de Avenida de Mayo, y rompió con la quietud de la calle despejada. Minutos después, el vehículo y la custodia oficial se abrieron paso entre la gente, que se abalanzó para saludar al flamante mandatario y terminó cuerpo a cuerpo entre las motos policiales, los agentes de seguridad de caminaban pegados al Toyota Corolla del Presidente y la chapa gris del automóvil de Fernández. 

Merchandising K en Plaza de Mayo

Con Alberto ya dentro de la Casa de Gobierno, empezó la cumbia y la militancia comenzó a ocupar los lugares en la Plaza. Entonces llegó la hora de los choripanes, las hamburguesas a precios populares (60 pesos completa), las cervezas, los helados y las botellas de agua mineral. Aysa montó un camión cisterna en uno de los laterales de la plaza para garantizar la provisión con 34 grados de temperatura.

Los puestos de venta de merchandising ofrecieron desde temprano sus productos, entre los que se destacaron los pines con “el nuevo logo” (un corazón amarillo sobre un círculo blanco y celeste). “Son los que más se venden, junto a la foto de Alberto y la de Alberto con Néstor Kirchner”, contó a NOTICIAS una de las vendedoras.

Merchandising K en Plaza de Mayo

En los puestos de pañuelos, se sumó el que resignifca la “ruta del dinero K”, con los logos de Tecnópolis, Qunita, Ellas Hacen, Invap, Arsat, la TV Pública, Unsar, la SUBE y Precios Cuidados, entre otras empresas y medidas impulsadas por el kirchnerismo. Otro de estreno lleva la foto de Cristina detrás de la V peronista que significa muchas cosas, entre ellas “Volvimos”, la frase que también se lee en imanes, stikercs y gorros. 

Hasta Dylan, el perro de Alberto Fernández, tuvo sus mensajes. Carteles escritos a mano y fotocopiados empapelaron los edificios que rodean la plaza con una frase para la moscota presidencial: “Dylan hoy te convertís en héroe. Sacaste al gato de Olivos”.

Merchandising K en Plaza de Mayo

 

Galería de imágenes

Daniela Gian

Daniela Gian

Periodista política.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario