Lunes 21 de junio, 2021

POLíTICA | 24-12-2020 13:48

Guerrillero, íntimo de Santucho y ahora cónsul en Paraguay: quién es el “Conde” Ramos

De la primera camada de las Fuerzas Armadas Peronistas, y amigo del líder del ERP, Ramos fue designado por el Gobierno para el país vecino.

Cuando José Carlos Ramos conoció a Mario Roberto Santucho apenas pasaba los veinte años. “El Conde”, como ya lo empezaban a conocer a fines de los sesenta, había abandonado su Entre Ríos natal para ir a Córdoba a estudiar Medicina: nunca imaginaba que en aquella provincia se iba a encontrar con la revuelta más grande de la historia argentina. Fue precisamente durante las balaceras del Cordobazo, en el que Ramos se involucró como delegado de una fábrica de construcción y militante del peronismo revolucionario que seguía a Cooke, que se conocieron. Ninguno podía imaginar que siete años después Santucho encontraría su trágico final, o que en este noviembre Alberto Fernández designaría a aquel joven veinteañero y de bigote pronunciado como el nuevo cónsul de Paraguay. Las vueltas de la historia.

Tercera posición. Luego de la insurección de 1969 Santucho y Ramos trabaron una cercana relación. Cuentan que al primero le impresionó la capacidad del otro de asumir nuevas identidades -característica clave para sobrevivir en aquella época trágica, sobre la cual después volverían los enemigos de Ramos para machacarle por sus supuestos giros ideológicos a través de los años-, y “el Conde” quedó maravillado con la figura mítica del fundador del ERP. De hecho, era muy frecuente que Santucho fuese a dormir al hogar del nuevo cónsul, en el barrio Clínicas, donde la madrugada los encontraba debatiendo si el futuro sería peronista o marxista. En una de esas jornadas el histórico guerrilero le propuso sumarse al ERP, invitación que Ramos tuvo que rechazar: para él los días más felices siempre serían peronistas.

Es que para esa época “el Conde” ya estaba entre los jovenes que fueron parte de la primera camada de las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), que habían tenido su debut en una frustrada operación en Taco Ralo en 1968. “Compañeros, Argentina está en guerra”, decía esta guerrilla peronista en su primer comunicado. Hasta fines de 1972 las FAP participaron de varias acciones de combate directo, y en varias de ellas estuvo Ramos. De hecho, según cuenta el periodista Daniel Enz en su libro “Código de Fuego”, “el Conde” fue parte del operativo que secuestró al entonces joven Aldo Roggio, al que liberaron luego de 37 horas y del pago de 2 millones de pesos.

Pero con el regreso de Perón una parte de las FAP dejó las armas, mientras que otra se unió a Montoneros. Ramos fue de los que pasó al “Peronismo de Base”, la agrupación de superficie de las FAP, y entregó los fierros. En julio de 1971 fue la última vez que vio a Santucho, que moriría asesinado en 1976. Durante la dictadura “el Conde” se escondería en Entre Ríos.

Con la vuelta de la democracia Ramos se convirtió en diputado, y en los noventa tendría notoriedad al fundar “el grupo de los 8” junto a “Chacho” Álvarez. Ahora acompaña al ex gobernador de Chaco, Domingo Peppo, en Paraguay. Sin embargo, como le dijo al sitio “Urgente24”, algunas cosas no cambian para Ramos: “Si se volviese a dar un golpe de Estado, lo voy a enfrentar con las armas que tenga”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios