Saturday 13 de April, 2024

POLíTICA | 04-07-2023 07:22

Massa candidato: el plan para llegar a octubre

Acuerdo con el FMI, dólar controlado y que Bullrich gane la interna opositora son parte del plan del ministro. Qué hacer con CFK.

El plan tiene nombre. "Unidad y Gestión" lo titularon quienes trabajan para que Sergio Massa y Agustín Rossi sean la fórmula más votada de las PASO. Ese es el primer objetivo. El segundo, pelear por la presidencia.

Para eso, el ministro de Economía seguirá en funciones, a pesar de la campaña. Y continuará participando de actos junto al Presidente y a la vice, aunque en el primer encuentro público ella le haya enrostrado su favoritismo por De Pedro. “'Wado' era nuestro candidato”, le dijo Cristina Kirchner el 27 de junio. Massa ni se inmutó: ya había conseguido el objetivo.

Etapas.

“Hay que seguir con el plan de estabilización”, fue la primera orden de la mesa chica para con el ministerio de Economía. Es que sólo encontrando resultados económicos positivos podrán hacer una buena campaña electoral. Saben que desde lo discursivo, es el candidato más expuesto: “Sergio Massa es el padre de la inflación”, sentenció Luis Petri, el compañero de fórmula de Patricia Bullrich. Toda la oposición ensaya respuestas similares.
Pero el equipo de trabajo ya tiene una argumentación para eso. “Massa asumió en emergencia. Se hablaba de Asamblea y helicóptero en ese momento”, contextualizan. Y continúan: “Evitó la crisis manteniendo la actividad económica con crecimiento”.
Las nuevas metas con respecto a la inflación son mucho más modestas que las que se anunciaban el año anterior: intentarán que el índice de precios arroje una cifra inferior al 7% de incremento mensual. Con eso Massa podrá hablar de desaceleración. Sería la respuesta a las feroces críticas opositoras.
En segunda instancia, el equipo económico espera la venia del FMI para tener aire los próximos meses. Si hay acuerdo con el Fondo, podrá cumplir con los vencimientos de la deuda y con los bonistas privados. Pero además podrá controlar que no haya corridas cambiarias previas a los comicios.
“Hay que seguir ordenando fuerte lo fiscal. Pero que eso no implique un plan de ajuste sobre clase media laburante. Sin dolor sobre clases populares como pide la oposición”, dicen en el equipo de campaña. El ajuste antes de las elecciones sería un tiro en los pies.
La campaña estará plagada de anuncios de mayor y menor importancia. Lo necesario es, ante todo, dar buenas noticias. Acuerdos de financiamientos, aumento del empleo o alivio fiscal para trabajadores. Todo sirve.
“Banco la 'no campaña' de Massa. Lo extendería a que no haya spots”, analizó el consultor Juan Courel. Para el ex titular de comunicación del Frente de Todos, Massa tendría que buscar el “fingimiento de normalidad” desde la gestión y no hacer actos proselitistas. “La 'no campaña' es el único camino posible”, agregó.
De hecho, en el sendero de sobreactuar buena onda, el equipo de comunicación de Massa estrenó una nueva modalidad. Tras cada anuncio, envían un sticker del ministro que luego se viraliza entre los teléfonos del círculo rojo.

Números.

Más allá de la gestión, el ministro de Economía cree que tiene terreno fértil para crecer. Tiene que demostrar que su mayor virtud es política. “Es el dirigente que logró el orden en el Gobierno. Que consiguió una mesa de acuerdos”, dice uno de sus laderos.
Intentarán demostrar que Massa rompe la grieta en la política y en los sectores empresariales. Su mensaje será la búsqueda de unidad. Un corrimiento hacia el centro, a diferencia de lo que hubiese hecho un precandidato del kirchnerismo. Por ahora, las encuestas que exhiben en el ministerio lo dan abajo, pero la diferencia no es exorbitante. Las últimas dos que revisaron el miércoles 28, de Proyección y de CB Consultora, lo dan a Juntos por el Cambio arriba de Unión por la Patria entre 2 y 4 puntos, respectivamente. En la oposición aseguran que la diferencia es mayor.
En el intento de mostrarse por encima de la grieta, en el massismo consideran que el escenario ideal sería llegar a un balotaje contra Bullrich. Es que allí podrían pescar el voto de los moderados.
El 9 de julio será una jornada clave en su campaña. El día de la Independencia, con celebración mediante, será inaugurado formalmente el Gasoducto Néstor Kirchner, que une Vaca Muerta con Salliqueló. “Es un hito de la gestión Massa, con articulación público-privada”, dicen en la mesa chica. Y completan: “Va a permitir que pasemos a ser también un país energético- exportador”.
El ministro ya tiene una estrategia de convivencia entre sus ocupaciones: de lunes a viernes será ministro y los fines de semana candidato. Es un plan difícil de cumplir.

La fórmula.

La elección de Rossi fue tan sorpresiva como el anuncio en Twitter que bajó a "Wado" de Pedro y a Daniel Scioli de sus candidaturas. El jefe de Gabinete fue el nombre que sugirió Alberto Fernández para que acompañara a Massa, aunque rápidamente se quiso despegar de su padrino: “El kirchnerismo estará presente en la fórmula, porque yo soy kirchnerista”, indicó.
Eso que, en los últimos años, Rossi había tenido que tragar bronca por las decisiones de Cristina. En el 2021, decidió renunciar al ministerio de Defensa para ser candidato a senador por Santa Fe, pero en un acuerdo con el gobernador Omar Perotti, la vicepresidenta ungió a Marcelo Lewandowski, quien resultaría ganador de la interna. Desahuciado por la vice, Rossi encontró amparo en Alberto. Ahora está preparado para volver al kirchnerismo.

Puertas adentro, será esencial en la estrategia massista el objetivo de mantener conformes al peronismo y a La Cámpora, a la vez. Al menos en lo que dure la campaña. Es la forma de llegar competitivos a octubre y cumplir su sueño presidencial.  

Galería de imágenes

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios