Martes 7 de abril, 2020

POLíTICA | 20-03-2020 21:29

Quién era "Fino" Palacios, el hombre de las escuchas

Murió a los 73 años. Acusado de encubrir el atentado a la AMIA y el secuestro de Axel Blumberg. Jefe policial de Mauricio Macri.

Primer jefe de la Policía Metropolitana de Mauricio Macri, denunciado por organismos de Derechos Humanos, acusado de escuchas ilegales y de encubrimiento del atentado a la AMIA, Jorge "Fino" Palacios falleció este viernes 20 de marzo a los 73 años en su casa, como consecuencia de un infarto.

Palacios tuvo una extensa carrera en la Policía Federal Argentina, donde se desempeñó como jefe de la División Unidad Antiterrorista (DUIA). Su accionar fue cuestionado en varios casos de resonancia pública, como el ataque a la mutual judía y el secuestro de Axel Blumberg. Pero su nombre se hizo más conocido en 2009, cuando Macri lo nombró jefe de la policía que acaba de crear, como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La fuerza estaba a cargo del entonces secretario de Seguridad, Guillermo Montenegro, hoy intendente de Mar del Plata.

Entonces la oposición señaló su CV, en el que figuraban su accionar sospechoso durante el atentado a la AMIA, en la represión de 2001 y en el caso del joven secuestrado en 2004. "El nombramiento de Palacios se basó en sus antecedentes técnicos, debidamente chequeados en 2002 y rechequeados en el 2009", lo defendió Macri, al ser interpelado en la Legislatura porteña.

El propio Palacios dio su versión de los hechos en 2009: "No sé por qué soy tan importante para algunos políticos, para hacer esta campaña de desprestigio, realmente no lo entiendo", dijo con ironía antes de ser presentado al frente de la fuerza. El jefe policial contó en ese momento que tenía "la conciencia tranquila" por no haber "encubierto a nadie" y dijo haber prestado declaración en diciembre de 2008 en la causa AMIA.

Macri conoció a Palacios cuando sufrió en primera persona un secuestro, en 1991. Y luego, al asumir como presidente de Boca Juniors, lo llevó al club para hacerse cargo de la seguridad. 

En su defensa, el ex comisario descartaba también otros hechos de los que se lo acusaba: "Con respecto a las otras dos imputaciones, la del 20 de diciembre de 2001 [represión y asesinato de manifestantes durante la caída de De la Rúa], fui sobreseido definitivamente por la Cámara Federal". Sobre el encubrimiento a Blumberg, también: "Es un invento, como lo reflejó el padre", Juan Carlos Blumberg. Sin embargo, una conversación telefónica lo comprometía: acordaba reunirse con Jorge Sagorsky, el hombre que había facilitado los vehículos con los que operó la banda del "Oso" Peralta, que llevó a cabo el secuestro y asesinato del joven.

Siempre envuelto en escándalos, Palacios repetía: "Soy un policía, no un político". Un mes después de su designación, presentó la renuncia a la conducción de la Metropolitana "por motivos personales". Para entonces, ya estaba acusado por Sergio Burstein, referente de la entidad Familiares y Amigos de la Masacre de la AMIA, por escuchas ilegales en su teléfono.

La causa de las escuchas le valió un procesamiento al entonces jefe de Gobierno, que Macri llevó a cuestas al momento de ser presidente. Y por esa investigación, Palacios fue detenido en noviembre en 2009 y liberado un año después. La investigación quedó anulada en 2018.

Palacio llegó a juicio por encubrir el atentado a la AMIA junto al ex presidente Carlos Menem, el ex juez Juan José Galeano y el ex titular de la SIDE, Hugo Anzorreguy, entre otros acusados. Finalmente, en 2019 fue absuelto por el Tribunal Oral Federal 2. Ahora, con su fallecimiento, quedan muchas incógnitas sin resolver.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario