Jueves 15 de abril, 2021

POLíTICA | 29-01-2021 18:04

Quién es García de la Fuente, la mujer de Boudou que asesora en Diputados

La ex legisladora mexicana cobra un importante sueldo de la cámara baja. Madre de los mellizos Simón y León, acompañó a su pareja en todo el proceso de la condena.

Llegar al país y conseguir un buen trabajo no es para muchos. Son miles los extranjeros que llegan a Argentina y muy pocos los que obtienen cierta estabilidad, con trabajos bien remunerados. Pero lo de Mónica García de la Fuente, la mujer de Amado Boudou, está a otro nivel: la ex legisladora mexicana es asesora de la Cámara de Diputados y cobra un sueldo de más de $ 117 mil en bruto. Nada mal.

Desde marzo de 2020, la mujer de 40 años aparece asignada al Frente de Todos, en la categoría A3, en planta transitoria. Fuentes internas aseguran no haberla visto nunca en el Congreso. “Por eso está asignada al bloque y no a un diputado en particular. Para no tener que declarar días y horas de trabajo”, asegura un empleado del Congreso a NOTICIAS. Tampoco figura como autora de algún paper en la página oficial.

Más allá de esos detalles, no es la primera vez que el Estado le hace un lugar a la ex legisladora. Porque antes de esa experiencia, había tenido otra muy redituable, como asesora en la Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires, entre 2018 y 2019.

Madre de unos mellizos, junto a Boudou, la mujer está instalada en Buenos Aires desde hace más de seis años. Vivió todo el proceso de encarcelamientos y liberaciones del ex vicepresidente condenado por haberse intentado quedar con Ciccone Calcográfica, la máquina de hacer billetes. 

Por ejemplo, la primera vez que Boudou fue detenido en 2017, estaba también la madre de García de la Fuente, que los había venido a visitar de México. De hecho, había llegado la noche anterior y descansaba en sus primeras horas en Argentina cuando Prefectura irrumpió en el departamento, realizando el procedimiento que fue polémicamente filmado. Las mujeres debieron encerrarse en la habitación para no quedar escrachadas por las cámaras. 

La segunda vez que Boudou fue detenido, en 2018 (tras haber pasado 69 días con domiciliaria), quienes los acompañaba era una prima mexicana de García de la Fuente. A esa altura, ya no vivían en Puerto Madero, sino en un coqueto edificio reciclado: Barracas Central, en el sur de la Capital Federal.

La estrategia de la mujer de Boudou siempre fue la misma: mostrarlo al ex vice condenado como un padre de familia, un hombre común. Las fotos que sube a sus redes sociales lo retratan siempre junto a sus hijos, cenando juntos y demás. 

Además, lo intentó ayudar en la causa judicial que lo compromete, cuando la psicóloga oficial del caso Boudou, encargada de realizar la pericia para ver cuánto podía influir en la familia la vuelta a prisión, García de la Fuente le aseguró que sin la presencia del ex funcionario ella no podría trabajar, ni en formato home office. Según su declaración pasa seis horas al día frente a la computadora y, mientras tanto, él cuida a su hijos. Los pequeños Simón y León son el escudo perfecto en el intento de Amado de conservar su libertad. Y su mujer, una ayuda permanente para que eso suceda.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios