Martes 21 de septiembre, 2021

POLíTICA | 09-02-2021 14:09

Sindicalismo PRO: quiénes son "Los Flacos"

Patricia Bullrich trabaja en acercar a un grupo de secretarios generales que se contraponen a "Los gordos", los gremialistas tradicionales.

La pregunta que le hicieron a Patricia Bullrich desde adentro de su espacio le cayó como anillo al dedo: “¿Por qué no empezamos a acercarnos a algunos sindicalistas? Ahora que las diferencias con el Gobierno se están haciendo notorias”. Fue el pie justo para que contara en lo que estaba trabajando: “Pronto va a haber novedades”, respondió.

Es que desde hace algunos meses, la presidenta del PRO entró en comunicación con un grupo de gremialistas con los que quiere competirle a “los gordos” de la CGT. Hasta ahora, el partido que la ex ministra dirige y las organizaciones de trabajadores estaban en veredas absolutamente opuestas. Pero eso, considera, podría cambiar este año.

La idea surgió luego de que Bullrich leyera con atención el libro Evolución sindical, del periodista Pablo Maradei. En la primera parte, se encontró con la entrevista al secretario general de Farmacéuticos, Marcelo Peretta, quien exponía sus ideas sobre la nueva forma de conducción de los trabajadores. Un modelo moderno con un esquema más chico y prolijo, para evitar la corrupción sindical. No tardó en pedir su contacto.

“Los primeros llamados fueron entre noviembre y diciembre. Bullrich me dijo que tenía algo grande entre manos y me propuso el desafío de armar un punteo de sindicatos jóvenes”, confiesa Peretta, quien aceptó el reto.

Los Flacos. El secretario de Farmacéuticos llamó a los más cercanos: a Clay Eloy Jara Toledo, titular del Sindicato del Fósforo; a Marcelo Pariente, de Motoqueros y a Gustavo Almaguer de Horticultores, entre otros. Por contraposición a “los gordos”, se apodaron a sí mismos “los flacos”: gremios de pocos afiliados que aseguran sentirse “oprimidos” por el sindicalismo tradicional, según describen.

Pandemia mediante, este año comenzaron las reuniones y ya tienen pautada la presentación oficial para el 25 de febrero. Todavía no se encontraron con Mauricio Macri ni con Horacio Rodríguez Larreta, los dos presuntos líderes de la principal oposición política. Mientras tanto, quienes comandan las acciones son Bullrich y Miguel Pichetto, a quien Peretta conoce de la extinta Alternativa Federal.

Entre el PRO y el grupo de gremialistas, hay necesidades mutuas. El partido fundado por Macri quiere acercarse a los trabajadores, una deuda siempre pendiente. Las organizaciones, mientras tanto, buscan apoyo para dejar de estar a merced de los sindicatos más grandes: “Te hacen la vida imposible y nosotros queremos independencia. Además, hoy es casi una vergüenza decir que uno es sindicalista”, aseguran.

Eso sí, para cerrar filas todavía falta hacer un trabajo minucioso. Porque Peretta reconoce una gran afinidad con los líderes políticos del proyecto, con quienes chatea a menudo por WhatsApp, pero se anima a criticar a Macri: “Si él hubiera hecho lo que dijo iba a ser, Argentina estaría mejor. Terminó haciendo kirchnerismo de buenos modales”, indica el organizador.

El miércoles 3, “los flacos” se reunieron en la oficina porteña del Sindicato Argentino de Farmacéuticos para cerrar las bases de su Confederación de Trabajadores y Empleadores. Un documento de 10 puntos que incluye las consignas y los objetivos por llevar a cabo. Apenas se firmó la nota fue enviada a Bullrich, para que esté al tanto de la situación.

Viejo anhelo. El acercamiento con los sindicatos no es una idea nueva en el partido amarillo. De hecho, a mediados del 2020, intentaron irrumpir en la escena. No funcionó. La Organización de Trabajadores PRO, que fue presentada como un intento de recrear “las 62 Organizaciones”, pero del macrismo, se fue decantando con el correr de los días. 

Muestras del fracaso son las redes sociales que aún están abiertas, aunque absolutamente inactivas: en Facebook y en Twitter no consiguieron ni siquiera 500 amigos.

Esta vez, Bullrich tiene fe de que el acercamiento puede ser más fructífero. Y que la crisis económica los puede ayudar a atraer votantes que siempre les fueron ajenos. En definitiva, al PRO y a Los Flacos los une el mismo objetivo: construir poder.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios