Viernes 14 de agosto, 2020

TEATRO | 01-08-2020 13:40

El testamento de María

“El testamento de María” de Colm Tóibín. Con Blanca Portillo. Dirección: Agustí Villaronga. Gratuito, previa inscripción, en plataforma Teatroteca.

*****. El premiado escritor y periodista irlandés Colm Tóibin (1955) escribió una novela en la que dio voz a la Virgen María y la presenta como una mujer desgarrada por el dolor de haber perdido a su hijo. Es un sufrimiento tan grande que algo en su conciencia se revuelve, sin entender bien por qué. Su versión teatral fue adaptada, originalmente, para la inmensa y popular actriz estadounidense Meryl Streep, que no llegó a estrenarlo, pero grabó el texto en audiolibro. Sin embargo, el monólogo fue representado en Broadway, durante la temporada 2013, por otra intérprete de singular talento: la inglesa Fiona Shaw (implacable Carolyn Martensen, jefa de la sección rusa del MI6 británico en las tres temporadas de “Killing Eve”), en un deslumbrante montaje a cargo de su compatriota Deborah Warner. Al año siguiente, llegó a la sala Valle Inclán del Centro Dramático Nacional, en Madrid, protagonizado por una gran dama de la escena española, Blanca Portillo.

La obra no es una visión sacralizada del personaje bíblico, sino que la presenta como una sencilla mujer de campo atravesada por la agonía de la pérdida. Llena de dolor, odio y a la vez cierta ternura maternal por situaciones que no puede manejar. La resonancia tiene tanto arraigo en el presente que la actualidad de la historia es conmovedora. El hijo se transforma en predicador, se marcha de la casa y finalmente es atrapado y asesinado brutalmente. Sus discípulos, los que creen con fervor en esa nueva doctrina de amor entre hermanos, sin distinción de raza, depositan la esperanza en lo divino. Esta María sufriente de Tóibin, descree de las enseñanzas de su vástago al punto de asumir que la persecución es ideológica.

Ese aspecto transformó el espectáculo en una propuesta discutida, en especial para los creyentes católicos practicantes. Lo recomendamos, a pesar de esas controversias, por la calidad artística y el impecable trabajo de Portillo. Su tarea es ciclópea, como si fuera un animal herido que se desangra en escena. Además, está muy bien guiada por el director Agustí Villaronga, proveniente del cine, que realizó su debut escénico con este impecable material que puede verse gracias al obligado streaming de estas épocas en Teatroteca.

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios