Tuesday 21 de May, 2024

TEATRO | 05-03-2023 14:35

“Resurrección” de Mahler

Puesta en escena, escenografía, vestuario e iluminación: Romeo Castellucci. Dirección de orquesta: Charles Dutoit. La Rural, Av. Sarmiento 2704.

La conmemoración de los cuarenta años de democracia en nuestro país regirá gran parte de la programación cultural de 2023. En este sentido, el Teatro Colón iniciará una nueva temporada fuera de su espléndido ámbito. En el pabellón Ocre de La Rural habrá una versión escenificada de “Resurrección”, la monumental Sinfonía Nro. 2 de Gustav Mahler, con puesta en escena de Romeo Castellucci y dirección orquestal del eximio Charles Dutoit.

La ocasión será todo un desafío dado que ninguna de las propuestas escénicas de este creativo director teatral deja indiferente al espectador. Todo lo contrario, las imágenes salidas de su inagotable imaginación suelen oscilar desde cierta belleza onírica con aires decadentes, hasta lo más bizarro.

Su visión refuerza que las artes escénicas en los teatros de ópera deben ser espacios de creación de vanguardia artística. No limitarse a repetir de modo más o menos virtuoso lo ya visto y escuchado tantas veces. Incluso, deberían otorgarnos también el goce de entregarnos a lecturas novedosas e incluso iconoclastas. Por ejemplo, en 2019, Castellucci presentó “Requiem”, una puesta de la última e inacabada obra de Mozart. En una serie de episodios enigmáticos, contrapuso a la música lúgubre, una agitada evocación de toda la civilización. Desde el nacimiento, con niños cantantes plañideros, hasta el vibrante baile folclórico y la sombría implosión en medio de las batallas y la destrucción de la naturaleza.

La escenificación que Castellucci hace de la música de Mahler nos recuerda que el arte es una travesía que invita a pensar y reflexionar. “Resurrección” se conoció el año pasado en el Festival de Aix-en-Provence, y generó diferentes polémicas sobre el simbolismo de lo que ocurre en escena. En una meseta de tierra fangosa, llega un vehículo con el logo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y desciende un conjunto de personas enfundadas en overoles blancos. Comienzan a excavar y lentamente van apareciendo cadáveres en lo que aparenta ser una fosa común. Esos muertos pueden simbolizar tanto a las víctimas de una guerra como a personas que padecieron el rigor de un Estado totalitario. Es un mundo devastado por el dolor al que el creador mediterráneo arroja luz y transforma en esperanza.

La imperdible propuesta, que se llevará a cabo el 7 al 12 de marzo, forma parte de Divina Italia, una colaboración entre el Teatro Colón con la Embajada de Italia en la Argentina y el Istituto Italiano di Cultura di Buenos Aires, enfocada en recorrer el legado del arte musical italiano.

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios