TELEVISIóN | 27-03-2020 20:27

Pluralidad de voces para informar

“Animales sueltos”. Periodístico. Lunes a viernes a las 23.15 por América TV. Conducción: Luis Novaresio.

CUATRO ESTRELLAS. En esta sección se acostumbra ver varias emisiones de un programa, antes de emitir una opinión. No sólo por las inevitables modificaciones que pueda sufrir su esquema o incluso estructura inicial sino, sobre todo, por el estilo que desarrollan quienes los conducen o son sus caras visibles. Un ejemplo de esa bienvenida mutación se dio con el programa que ahora nos ocupa.

En su duodécima temporada, el ciclo político “Animales Sueltos” regresó a la pantalla de América TV, en su tradicional horario nocturno, de lunes a viernes, pero ahora con la conducción del abogado y periodista rosarino Luis Novaresio, en lugar de Alejandro Fantino.

El primer envío fue el pasado lunes 2 de marzo, donde Novaresio, enfundado en elegante ambo con chaleco, presentó a su equipo periodístico en lo que se animó a definir como “el encuentro político más plural que tiene la televisión argentina”. Puede que haya exagerado, pero no se equivocaba. Ahí estaban sus colegas Romina Manguel, Javier Calvo, Maxi Montenegro, el politólogo Gustavo Marangoni y el jurista Mariano Cuneo Libarona; que ya formaban parte del anterior staff o “los históricos”, como los denominó él; y la incorporación de Jonatan Viale. Además, contó con la presencia de la prestigiosa intelectual Beatriz Sarlo; anunció las charlas íntimas de los miércoles con el escritor Jorge Asís, y mantuvo una entrevista, mano a mano, con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. En conjunto, y como después se comprobó, la pluralidad de voces criteriosas, está asegurada.

Lo cierto es que quizás los nervios del debut o la ametralladora verbal de Manguel y su estilo imperativo, lo ubicaron en un rol más de moderador que de líder. No obstante, pudo transitar un momento de distención espontánea cuando confesó ser hipocondríaco.

Sin embargo, al transcurrir los programas y semanas, Novaresio abandonó el saco y su postura de árbitro para afrontar con bríos el tema más candente a nivel mundial: la pandemia del coronavirus. La inclusión de diferentes especialistas lo ubicó, por fin, en el manejo exacto de los tiempos para cada invitado. Con buen ritmo logró que fluyan datos, opiniones, el contraste y análisis de las mismas, más una suerte de ronda de conclusiones.

Sólo cabe reprocharle un par de hábitos. Por un lado, el excesivo uso de su teléfono celular en vivo; por otro, ciertos enunciados que suenan algo admonitorios.

Más allá de los mínimos reparos, Novaresio, sus columnistas y los eventuales participantes cumplen en ofrecer una propuesta ideal para estar informados al final del día.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios