Personajes / 24 de septiembre de 2014

Darío Lopérfido: “El peronismo tiene a la república de rehén”

Es el director artístico del Festival Internacional de Buenos Aires y pareja de Esmeralda Mitre. La “traición” de Chacho y la gestión K.

Todavía recuerda cuando su padre, un obrero gráfico y delegado gremial, le repetía “Leé hasta que entiendas” y subía la vara acercándolo a Kafka o a la literatura rusa, mientras  los de su edad se divertían con “Patoruzú”. El 24 de marzo de 1976, el padre se quedó en la calle y tuvo que quemar y enterrar libros y, por momentos, esconderse. Darío Lopérfido dejó los estudios y salió a trabajar. “Yo nunca me sentí víctima de esa situación porque tenía una idea un poco iluminista del mundo. Tenía 16 años, había que trabajar y trabajaba, pero a la noche leía mucho, iba al teatro San Martín, al Colón”. Siguiendo el consejo paterno, leyó y entendió, tanto que a los 28 años dirigió el Centro Cultural Ricardo Rojas; a los 33 fue secretario de Cultura porteño y a los 35, de la Nación. Amigo todavía hoy de Antonio De la Rúa, Lopérfido integró el “Grupo sushi”. Hablar con él es asomarse a la cocina de una de las peores crisis socioeconómicas y políticas de la Argentina. Después de una temporada (2002-2008) como consultor del Grupo Prisa en Madrid, volvió al país siguiendo a su  pareja Esmeralda Mitre. Confiesa que para estar con ella tuvo que ceder su “inefable e incontrolable amor por la soledad” y, que tras siete años de relación, se casará el 6 de diciembre: “Esme ha demostrado ser la persona más importante en mi vida”, remata.

Hoy es director artístico del FIBA y fue el único extranjero invitado en mayo último al Theatertreffen para presentar el FIBA en Berlín y evaluar las obras de ese festival alemán. Considera que Buenos Aires tiene un teatro independiente fabuloso pero le falta un poco respecto al de gran escala. Ya no está tan de acuerdo con los recitales gratuitos, que impulsó durante su gestión: “Estoy de acuerdo segmentadamente, por ejemplo en las vacaciones. Lo de hacerlo todo el tiempo como antes, se desvirtuó con cosas como la tremebunda mezcla que se hizo con la política. Esto de que los artistas hagan y digan cosas de un tono poco republicano, no me parece”.

Noticias: ¿A qué declaraciones se refiere?

Darío Lopérfido: A muchas. Estoy en contra de todo lo que implica un espíritu sectario, yo tengo un espíritu republicano. El festival que se hizo en la Plaza de Mayo por los Derechos Humanos el 10 de diciembre de 2013, por ejemplo, cuando estaba el conflicto policial y había gente que temía por su vida, me pareció de un patetismo horroroso. Lamento que gente de un nivel e historia como León Gieco haya estado ahí.

Noticias: Esas imágenes lo deben haber remitido fuertemente a diciembre de 2001, ¿no?

Lopérfido: (silencio) Sí, no había recitales en la Plaza de Mayo.

Noticias: Me refería a los saqueos.

Lopérfido: Sí, son otros momentos y otras circunstancias pero recurrentemente en la Argentina pasan esas cosas, ¿no? Termina siendo una pelea entre pobres, para el provecho de alguno. Soy muy crítico de lo que ha pasado en los 30 años de democracia,  no se hicieron bien las cosas y no decirlo es la peor manera de enfrentar algo.

Noticias: ¿Cuál es su autocrítica, concretamente?

Lopérfido: No salió bien, si comparás con otros países. Yo te podría dar un montón de datos aislados que configuran lo que te digo: el poder en la Argentina en muchos casos se transfiere familiarmente, por ejemplo, un gobernador de Santiago del Estero; como la Constitución le impide la reelección, pone a su esposa. No tiene nada de democrático ni republicano, nada.

Noticias: Pero no es que alguien “pone” sino que el pueblo vota.

Lopérfido: El populismo y el clientelismo se aprovechan de la democracia, la maniatan. La democracia sin república no alcanza. En la historia, la gente votó muchos regímenes autoritarios. Y en este país los gobiernos que no son justicialistas, no terminan. Eso es un problema. ¿Cuántos países del mundo hay donde una presidente recibió el poder de su marido?

Noticias: Insisto en son candidatos votados por la mayoría. Pero,  ¿cuál es su análisis de la gestión de la Alianza?

Lopérfido: Yo no tengo ni medio problema en hacer autocrítica. De los 30 años de democracia, nos tocaron dos. Y el problema de la falta de calidad democrática argentina es muy estructural. La falta de control sobre los fondos públicos, es tremendo. Fútbol Para Todos, por ejemplo, es embrutecedor y tiene tandas publicitarias que son propaganda neofascista. Pero además te gastaste seis mil palos sin control, sin licitación. ¿Sabés lo que son seis mil palos puestos en chicos a los que les enseñes teatro, música, literatura…? Eso te salva, te constituye como persona. A mí me sacó de ese bache cuando en mi casa no había dinero. A la gente hay que darle herramientas para que pueda ser feliz. Esos momentos de felicidad no te los da FPT o el fanatismo por una idea. Otro tema irritante es la publicidad oficial, cómo puede ser que se gaste el dinero sin ningún control y en financiar atrocidades.

Noticias: ¿Atrocidades como cuáles?

Lopérfido: Bueno, todos los programas estos de Diego Gvirtz… Tengo muchos amigos en España que ven “6.7.8” como si fuera un programa de humor… El populismo es una idea antagónica a mejorar el nivel cultural de la gente, ese es el drama que pasó y el decaimiento cultural de los últimos años. Es como la novela “1984”, yo digo “Muchachos, Magnetto es Goldstein”.

Noticias: ¿Cómo recuerda la relación entre De la Rúa y Magnetto?

Lopérfido: Normal.

Noticias: ¿Qué significa normal?

Lopérfido: Institucionalmente no había ese tipo de problemas.

Noticias: ¿Pero cómo lo vivían desde adentro?

Lopérfido: Nunca entré en ese tipo de discusiones. Según el fallo de la Cámara Federal con el tema de los sobornos del Senado, muchas cosas que publicó la prensa fueron mentiras. O, en todo caso, fueron víctimas de una entelequia. Poner de secretario de Comunicación a un liberal humanista como yo, va contra la idea de apretar a la gente.

Noticias: ¿Clarín ayudó en el 2001 a que el gobierno cayera?

Lopérfido: Las conspiraciones las encabezan siempre los políticos, no los medios. Es una lectura anticuada decir lo contrario. Pero en aquel momento, creo que el Gobierno tuvo muchísimos problemas.

Noticias: ¿Cuál fue el peor?

Lopérfido: Cuando López Murphy asumió el Ministerio de Economía quería achicar los gastos del Estado para luego bajar los impuestos. Era lo correcto. Ahí se opuso todo el mundo, incluso ministros radicales, y De la Rúa no lo sostuvo. Eso trajo malas consecuencias.

Noticias: Hace años dijo que De la Rúa era el político más progresista que conocía, ¿qué piensa ahora?

Lopérfido: En ese momento, probablemente sí. La historia cambió mucho porque lo que para mí era el progresismo, terminó siendo muy reaccionario. Creo que este es un gobierno nada progresista.

Noticias: Pero a De la Rúa… ¿cómo lo califica?

Lopérfido: Siempre fue un hombre muy republicano y, por mantener un espíritu común con la clase política de ese momento, no tuvo la decisión suficiente para enfrentar esos poderes fácticos y bancar lo que él pensaba. Nunca tomó una medida antirrepublicana, se fue.

Noticias: Los muertos en la plaza no fueron muy republicanos.

Lopérfido: A eso se llegó a partir de una crisis muy fuerte que habría que ver si no estaba generada. La Alianza la decidieron De la Rúa, Storani, Fernández Meijide, Chacho Álvarez, Terragno y Alfonsín; yo me enteré por los diarios y no me gustó que se hiciera. Mucha de esa gente es la que en cierto modo traicionó al Gobierno.

Noticias: ¿Chacho Álvarez traicionó a la Alianza?

Lopérfido: Chacho Álvarez fue el colmo. Se fue del gobierno presumiblemente por coimas en el Senado, cuando en realidad lo que le pasaba era que tenía problemas sentimentales. Una famosa tapa de revista que mostraba que tenía una amante lo puso muy mal y entró en un estado de mucha furia y al tiempo renunció. Muchos radicales tampoco apoyaban al gobierno.

Noticias: ¿Y qué sentía usted en ese momento?

Lopérfido: Que tenía razón al no gustarme la Alianza (se ríe). Yo me consideré siempre una persona que podía hacer las cosas bien o mal, pero no especulaba. Y hubo gente dentro de ese gobierno que creía que sacar al país adelante era estar con Duhalde y que el gobierno se cayera. Yo no le creí nunca a Chacho Alvarez que renunció por los sobornos en el Senado, una pavada. Renunció porque tenía problemas personales y no se bancaba comerse el costo de un gobierno que tenía una crisis económica muy fuerte.

Noticias: ¿Pensó en irse?

Lopérfido: Yo había decidido terminar lo que estaba haciendo e irme, pero el gobierno se cayó antes y me fueron. Y me fui del país. Hago el chiste de que fui el único que se fue cuando la gente decía “Que se vayan todos”.

Noticias: ¿Qué sintió en el 2002, al ver la Argentina desde España?

Lopérfido: Bueno, me daba mucha pena. Ese tipo de crisis que la Argentina tiene recurrentemente, son crisis de disputa de poder donde los perjudicados son siempre los que menos tienen. La política tiene que estar sometida a que a la gente le vaya mejor y acá la política juega internamente, el peronismo trabaja para tener el poder y está siempre en el poder. Son oficialismo y oposición. Han pervertido la república y el equilibrio de los poderes, usan retórica de izquierda o de derecha según les convenga para conservar el poder. Usan el dinero público para autoglorificarse y enriquecerse, y para comprar voluntades. Tienen a la república de rehén. Y entre el menemismo y la Alianza está el staff de este gobierno. Yo estuve en ese gobierno y me hago cargo, si quieren me pongo una camiseta con el helicóptero. Pero muchos de ellos también fueron parte.

 

18 comentarios de “Darío Lopérfido: “El peronismo tiene a la república de rehén””

  1. Gracias Lopérfido por ser tan claro. Los peronistas son extorsionadores seriales que nunca van a dejar gobernar a otros. Desde Peróón hasta ahora no somos república. Ojalá las nuevas generaciones puedan superar el fascismo peroncho, aunque lo dudo, ya perdí la esperanza en mi país.

  2. Loperfido te falta la autocritica, cuando se te pregunta salis diciendo los que CFK hace mal… o los que hizo mal el Chacho… o que la gente preferia a Duhalde… que el peronismo es oficialismo y oposición… hablas de los MAL que hacen los otros, pero no de lo que hizo mal tu gobierno y tu partido… la autocritica maestro no la leo…

  3. Todo es bueno, las preguntas, las respuestas y lo que el entrevistado opina de este gobierno y del peronchismo que cada vez que hay elecciones, si no gana, se lo pasa embarrando el pastel.

  4. Todos, están en lo cierto, el entrevistado en sus críticas al peronchismo, los comentaristas de la nota y la periodista, que pregunta exacto lo que tiene que contestar Lopérfido….

  5. Dario Loperfido tendria que explicar su responsabilidad en el Gobierno de De La Rua, hay que recordarle que ese gobierno se fue en helicoptero dejando un pais en llamas. Los errores de ese gobierno deben asumirlo, oporque no pudiero, porque no supieron o porque no quisieron. El se fue a EEUU y volvio a un pais que ya no era el que tenia asambleas en cada barrio. DEJATE DE JODER SUSHI BOYS. HIPOCRITA

  6. Sos una gran persona Darío, lo que decís es verdad: el peronismo es el peor cancer de todos, arruinan el país y luego se proclaman salvadores de las crisis que ellos engendraron. Esta republiqueta tendrá que mejorar mucho para salir adelante.

    1. No viste en la nota que se casa? No lo molestes a el que tiene planes serios.Pero yo no ! Que tal si vamos a tomar una copa y te lleno de leche mami,jajaja beso

  7. Perdóneme que le diga Sr. Lopérfido, pero, Ud. es uno de los responsables de nuestra debacle y el hecho que en este momento tengamos el gobierno que tenemos.

  8. Chacho Alvarez, huyó, o se escudó en soldado que huye sirve para otra guerra. Allí están Scioli y Cobos ninguneados por los K y se quedaron contra viento y marea y hoy están políticamente vivos

  9. Ay, Dios mío. Cuánta desmemoria. Este muchacho sushi no tiene altura ni verguenza para criticar a otro gobierno. Y lo que dice de Chacho es inaceptable. Basta recordar como operaban los sushi desde Radio 10 contra Chacho para saber que lo querían fuera de toda decisión. Y si no fuera por la Alianza los radicales nunca más volvían a gobernar Argentina. Y la tapa de revista que refiere, oh casualidad era de Hadad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *