Personajes, Sitios Externos / 24 de Enero de 2015

Micaela Breque: “La desnudez no debería ser problema”

En Punta, la novia actriz de Andrés Calamaro redefine sus horizontes. Implantes molestos, casting caliente, panelistas y futuro en Madrid.

Micaela Breque se desabotona con desparpajo el short de jean antes de comenzar su sesión de fotos para NOTICIAS en unas rocas sobre el mar cerca de La Boyita y lo deja caer con un contoneo a la altura de los tobillos. Hay media docena de pescadores con sus cañas que miran felices. Está bien que miren, en el fondo: así se mueve una bestia sexy de 25 años. En estos últimos tres años bajo las luces, lo que mejor hizo Breque fue dominar su propio eros. Fue tapa y protagonista de series de “Playboy”, protagonizó ritmos calientes en la temporada 2012 de “Bailando por un sueño”. Que sea la novia de Andrés Calamaro, 28 años mayor que ella, fue el disparador de fama en un primer momento. Breque estuvo a la altura, en todo caso: hizo su mejor material en “Bohemia”, un film a cargo del videasta Leo Damario, una fantasía amoral y suntuosa en blanco y negro que recrea en varios episodios el último disco de su novio. Las escenas que protagoniza son de un voltaje fuerte, de naturalidad casi total. Es buen arte. Micaela puede actuar. Firmó para hacer en marzo un pequeño drama en un teatro de calle Corrientes. Pero el futuro es un tema más complejo.
Pasó el 2014 como una novia en gira: Calamaro encaró una de las series de shows más grandes de su carrera: tres meses en España, decenas de shows en México, una escapada a Nueva York. Micaela aprovechó el tiempo. Compró en Monterrey unas botas texanas de cuero labrado que le parecen imponentes. “¡Así, mirá, bien al mando!”, dice mientras posa para el fotógrafo con las mismas botas puestas y planta el taco sobre una roca, desabotonándose para que se le vea el escote. En Madrid estudió por varias semanas en la escuela de Cristina Rota, una de las mayores formadoras de actores de Madrid, con ex alumnos como Penélope Cruz o Javier Bardem. Piensa volver a la capital española, en algún punto de este año. En Punta del Este, eligió una casa de madera negra cercana a La Barra junto a Calamaro, en pleno bosque. “Hice un fueguito”, dice Andrés con una pila de leños al lado de la chimenea, mate en mano. Semanas atrás, apareció un video de Micaela en uno de sus primeros castings para “Playboy”. Se hace llamar “Eva” en el clip. Se saca la ropa y se mueve, baila un poco. Tenía apenas 18 años.
Micaela Breque: Yo no lo quise ver. Recién era mayor de edad, estaba en una agencia de modelos. No le daba mucha bola, hacía pocos castings. Había estudiado con Lito Cruz, la pasé muy bien con él. Pero era recreación. Solo iba a las clases. Los actos de colegio me súper molestaban. No sabía exactamente lo que hacía. La booker de la agencia había elegido el nombre. No me hacía mucho drama. Me habían inculcado que había que laburarr, mi abuela no puede vivir sin trabajar. Si no tenía un rumbo claro, entonces hacer valer mi tiempo estaba bien.
Noticias: Quizás le falta una definición a su carrera, qué hacer exactamente, qué rubro.
Breque: Hice todas cosas diferentes. Puede que eso sea el problema. Lo que me gusta mucho es filmar, como lo que hice en “Bohemia”. Con Leo Damario tengo un aliado genial, sabe que estoy ahí si me lo pide. Leo es arriesgado, joven, visualmente es exquisito, me gusta la fotografía que maneja.
Noticias: Las escenas hot le salen naturalmente.
Breque: No tengo un problema con mi sensualidad. Y nadie lo debería tener. La desnudez no debería ser un problema. Estoy cero bloqueada con eso. No pasa nada. No tengo mucho rollo. Yo me aburro si no me arriesgo. Mi motivación era el riesgo el día que filmé la primer tira de `Playboy´. No dije: “hey quiero ser conejita y vivir en la mansión de `Playboy´”. ¡Era el riesgo! Y quería hacerlo bien. Ni siquiera tenía las lolas hechas. Era hasta visualmente heavy. Había hecho una serie de doce capítulos con chicas recontra pulposas. Era como muy diferente.
Noticias: ¿Qué cambió cuando se operó?
Breque: Me dolió un montón. Sentí cosas molestas.
Noticias: ¿Y cuando el implante quedó bien?
Breque: Mmm, sentí que no sabía si era lo que yo quería.
Noticias: Pero no se ven nada mal. En cierto punto, hasta parecen suyas.
Breque: Sí, pero al principio me sentía diferente. Me lo tomé con muchísima soda. A mí se me puso la idea en la cabeza. Me autoconvencí. O sea, soy de Aries, ¿qué querés? Pensé que la ropa me iba a quedar mejor, eso. Al final, en la realidad, entendí que da igual.
Noticias: ¿Podría vivir sin ellas?
Breque: Creo que sí. ¡La espalda me lo agradecería!
Noticias: ¿Siente que en la Argentina tiene horizontes de trabajo? Quizá la respuesta puede ser Madrid.
Breque: Es que me gusta más, en este momento, estar en Madrid que en la Argentina. Ahí tengo una libertad que en Buenos Aires no tengo, ahí no me conoce nadie. Estuvimos tres meses. Me metí a estudiar en la escuela de Cristina Rota, de ahí se sale. Ahí se formaron Javier Bardem, Penélope Cruz. Y la pasé recontra bien. Pude tomar clases en paz, nadie me preguntó absolutamente nada. Andrés en España es gigante, pero nunca nadie me dijo nada. Fue fantástico. En Buenos Aires están muy botones. Me ofrecieron ser panelista. Rechacé el trabajo; yo no podía mentir. Un productor me quería contratar y le dije: “No voy a decir cosas de los demás. Para hablar sin saber, que no cuenten conmigo”.
Noticias: Es el modo de hacer tele actualmente.
Breque: Y me parece tristísimo. No le encuentro el entretenimiento a eso. O sea, hay entretenimiento normal. Le dije que no a “Tu cara me suena”, tal vez diga que sí, pero tengo un trauma con cantar. OK, técnicamente un trauma no es. No tengo un trauma con la desnudez, ¡pero sí con cantar!
Noticias: Pero estuvo en “Bailando por un Sueño”. Nunca hubo un fenómeno tan grande como eso en televisión. Hasta Andrés mismo aparecía en el programa.
Breque: Eso sí me parece entretenimiento. O sea, todos ahí juegan un juego. Si estás fuera del “Bailando…”, nadie se va a meter con vos. Si estás adentro, el juego tiene corta fecha de vencimiento, a menos que seas Hernán Piquín. ¿Y sabés que aprendí un montón? Tenía una profesora de baile con la que entrenaba tres horas por día. Saqué el mejor lomo del mundo. Progresé con el baile, no me peleé con nadie ni me volví loca. Me mataba entrenando, eso sí. Si Andrés me iba a ver al programa, es porque me veía llegar hecha pelota. Me contuvo mucho. Empezás a tener lesiones. Es una pequeña revolución en tu vida, pero televisada. Y cuando se abrían las puertas en vivo antes de bailar sufría un montón.
Noticias: ¿En qué sentido?
Breque: Si sos bailarín y bailaste toda tu vida, es un momento muy difícil. Si no sos bailarín, no sé por cuánto podés multiplicarlo. Tenía 22 años. Pero lo que yo más disfruto hacer y lo haría incansablemente es filmar. Soy culo inquieto, sin embargo: si me sale laburo, lo agarro. Es la única manera de crecer.
Noticias: ¿Hay algo que le impida irse a Madrid?
Breque: Los afectos, más que nada.
Noticias: El ciclo de exilio se está reiniciando. Muchos argentinos están volviendo a irse allí.
Breque: La inseguridad la padecí varias veces acá. Me secuestraron cuando tenía 17, en la época de los secuestros express. Me agarraron en un remise de noche por Escalada, robaron el auto. Nos apuntaron con metralletas, increíble. Y nos dejaron en un descampado cerca de Puente La Noria, a las dos de la mañana. Mi papá no pagó nada, nos liberaron. Al chofer lo querían matar, se lo gritaban. A ver: soy una chica joven, tengo trabajo, a lo mejor irme y decir “me voy a exiliar…” es demasiado. Si tengo menos laburo acá, me la rebusco. Y no sentiría, si me voy, que me estoy exiliando. Ahí sí que la pasaría peor.
Noticias: Parece que todavía no desarrolló una resistencia a los programas de chimentos.
Breque: Es que cuando ves que mienten tanto… Lo que diga el chimentero de mí me importa un pito. Pero no sé si hay cerebro que aguante. Se te daña el estómago con una úlcera. Lo ideal es mantenerse ajeno.
Noticias: Pero aclaró los tantos en su momento.
Breque: Lo mejor es no decir nada, pero a veces los tantos lo tenés que aclarar vos. Flor de la V me contrató para su comedia. No podía quedarme en una cueva. Me encontraba siempre a los periodistas. Pero cuando ves que mienten todo el tiempo a lo bestia…
Noticias: Termina asumiendo el rol mediático de “la novia de Andrés Calamaro”.
Breque: Que me empujen a ese casillero, que lo hagan. Tengo todo un mundo que no conocen. A mí los programas ya me embarazaron como cuatro veces.
Noticias: Cuando apareció bailando en Chile en el escenario con Andrés…
Breque: Era mayor de edad, ¡eso seguro! ¡Ja, ja, ja! Estaba laburando en Chile con un grupo de chicas. Y fuimos al show. Lo loco es que yo no estaba sola, había tres chicas. Me sacó un gordo de seguridad y me devolvió al público. Encima era un video de un celular, de una butaca bastante lejana. La filmación esa la vi por tele, no la vi en mi casa antes de que salga. Y yo a Andrés en ese entonces no le hablaba. Será el destino de las personas, no sé… “Ojalá me hable”, pensaba. Soy arriesgada, a veces me meto en líos, a veces no.
Noticias: Salir con alguien mayor puede ser un lío.
Breque: Pero yo no podría salir con un pibe de mi edad. Obvio que lo intenté y no lo soporto.
Noticias: Debe haber algún chico de 25 que sea interesante.
Breque: Sí, pero después tiene unos mambos terribles. Lo veo en mis amigas. Yo no encajo con todo el mundo. Ponerse a pensar en números no va: “Ay, Andrés me lleva 28 años…” Andrés no tiene la edad que tiene y yo tampoco. Andrés es mi media naranja, mi compañero. Nací para él y así se unen las personas. Me siento re bien. Quizá me elegí una pareja con mucha experiencia para que me diga cosas interesantes.

 

Comentarios de “Micaela Breque: “La desnudez no debería ser problema””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *