Personajes / 29 de julio de 2016

Carla Czudnowsky: “Hablar de política tuvo un costo alto en mi carrera”

Columnista de radio y televisión, difunde el running en primera persona. El costo laboral de apoyar medidas K y el rótulo de feminista. Ver fotos

Carla Czudnowsky: “Hablar de política tuvo un costo alto en mi vida profesional”
Foto: Eduardo Lerke

Si hubiera sabido que iba a ser famosa, quizás Carla Czudnowsky se hubiera puesto un apellido artístico. Uno más fácil de pronunciar. Pero la fama la fue abrazando, y cuando se quiso dar cuenta, ya era aquella rubia a pleno desparpajo y apellido difícil. “Dije, bueno, que sea la del apellido impronunciable. ¡Al menos soy la única Carla!”, evalúa con una sonrisa. Así se abrió paso en los medios, primero como especialista en sexo en programas rupturistas como “Zoo” o “Kaos en la ciudad” (ambos con Juan Castro), luego viró a cuestiones sociales y hasta políticas, en “6, 7, 8”.

En paralelo, la maternidad de Benjamín y Bruno, le despertó inquietudes y generó la apertura de un blog y el libro “Más madres, menos mentiras”. Con honestidad, se abocó a describir las bellezas y penurias de tener hijos y encontró respuesta de otras madres. Por estos días, con sus chicos más grandes (de 11 y 5 años), sus inquietudes siguen amplias y se la puede escuchar en “Código Sily”, ver en “Ponele la firma” y leer en su página carlitacz.com y en la revista de running, “O2”.

Noticias: Está abocada a correr, ¿cuándo se le despertó esta veta?

Carla Czudnowsky: Toda mi vida fui deportista. Fui federada en natación y voley e hice danza hasta los 15. Alrededor de los 20 empecé a trotar, y después de mi segundo hijo, a correr. Hoy corro cinco o seis veces por semana, me enamoré de las carreras en la montaña, escribo en una revista de running, soy la cara de algunas carreras y tengo el blog “Modo running”. Laburo y soy muy feliz con eso.

Noticias: ¿Descubrió una nueva faceta?

Czudnowsky: Una de autosuperación. Me propongo metas y me genera autoestima. No hay muchas cosas que te den eso. Durante años corrí con entrenador personal hasta que me di cuenta de que entrenar en grupo te motiva, siempre alguien te acompaña, o cuando estás por caerte, te levanta. Encontré en el running parábolas con la vida y me descubrí más solidaria.

Noticias: Está en radio, ¿cómo funciona la dupla con Coco Sily?

Czudnowsky: La radio fue mi primer amor, durante la secundaria me rateaba y me iba a la Rock & Pop. En el programa soy más la periodista, aunque no hablamos de la actualidad dura ni de política. Sí de cómo nos impacta.

Noticias: ¿Cómo es la convivencia con el papel machista de Coco?

Czudnowsky: Me cuesta definirme como feminista, pero soy una gran defensora de las mujeres. Tengo la sección “Mujeres con códigos” donde la protagonista puede ser una maestra de escuela de frontera o Estela de Carlotto. A todas nos atraviesan historias fuertes. Y Coco aprende. Lo del macho es un personaje porque él es el antimacho. Es sensible y muy respetuoso de la mujer. Los chistes que se hacen o de qué manera uno habla es una construcción cultural. Desde mi ingreso al programa, Coco entendió que hablar desde determinado lugar no permite ver al hombre que es.

Noticias: ¿Cómo es eso de que con el paso de los años asumió más la palabra “feminista”?

Czudnowsky: Hoy la lucha de las mujeres, sobre todo desde el #NiUnaMenos, la hacemos todos. En otro momento se pusieron la camiseta las feministas y me costaba identificarme con ese discurso extremo. O a lo mejor muchos hombres la emparentaron con una cosa lésbica porque no se podían bancar que las mujeres pudiéramos prescindir de ellos. Es la diferencia entre querer a un hombre y necesitarlo. Hoy no los necesitamos, ni para tener hijos ni para sostenernos moral, económica o sexualmente. Y eso para el hombre fue terrible de entender. Éramos unas ováricas, unas anorgásmicas. Y fue una conquista social de las feministas, con las que no me identificaba. Hoy me identifico con mujeres que marchan porque no necesito tener un rótulo.

Noticias: Cambió mucho su enfoque de periodismo en los últimos años. ¿Reniega de cuando hablaba de sexo o los mira con cariño?

Czudnowsky: Me encanta, pero hablar de sexo hoy es antiguo. Hoy no se habla, se vive. Cuando hacía “Zoo” o “Kaos en la ciudad”, las lesbianas no les contaban a sus familias, la palabra “trans” no se usaba y no existía la unión civil. Y no fue hace tanto. Lo hablé como cualquier otro tema, que en ese momento no pasaba. Estuvo genial, pero después la vida me fue transcurriendo. Hice una transición lógica: hablé de sexo, después de maternidad y crianza, y a medida que crecen los hijos, te volvés a encargar de vos. La militancia aparece en distintos aspectos.

Noticias: También se involucró en el periodismo más político.

Czudnowsky: Fue casi un daño colateral de mi profesión. No me arrepiento, pero me expuso de una manera que no me gustó. No por malo, sino porque no lo elegí. Quedé comunicando desde un lugar que no me gusta. En general hago cosas que me apasionan, y la política me atraviesa, pero no me divierte ni apasiona.

Noticias: ¿Recibió mala respuesta del público por su postura?

Czudnowsky: No, pero tuvo un costo alto en mi vida profesional. Tuve que desmarcarme de cuestiones con las que no me había querido marcar. Para todo el mundo yo era kirchnerista, para ellos no, en Twitter la pasaba como el culo… Si no acordás con una parte de la historia, sos anti. Esta falta de grises en las ideologías y las tolerancias me angustian. En este momento, no podría estar en “Intratables”, por ejemplo. Porque si no me gustan las medidas económicas de Macri, parece que estuviera defendiendo a Lázaro Báez. Y no tiene que ver una cosa con la otra. En mi caso, donde acompañaba un modelo de país aunque no me sentía kirchnerista, hoy me siento una huérfana.

Noticias: ¿En qué cree hoy?

Czudnowsky: Hoy no creo, hoy sueño con que haya un proyecto que nos permita igualdad de posibilidades. Es un momento guacho para opinar. Podría decirte que veo todo negro, pero tampoco puedo echar culpas.

Noticias: ¿Pero qué le pasa cuando ve las causas que avanzan y los datos que se destapan sobre la corrupción?

Czudnowsky: Me parece horrible, no lo puedo creer. ¿Viste las películas de ciencia ficción donde se ve un manejo de tus datos, que te sacan las cuentas, como un manejo internético de todo? No digo que le estén inventando nada a nadie, pero de golpe todo avanza muy rápido y no entiendo nada. Ya no sé qué es verdad y qué es mentira, me siento perdida. Y siento que muchos argentinos, de la postura política que sea, se sienten igual. Amo mi país y sólo me quedaría acá, pero me pregunto cómo vamos a salir.

Noticias: ¿Le cierra las puertas al periodismo político?

Czudnowsky: No, pero me da miedo, tuvo un costo muy grande ese encasillamiento. Me dejó de sonar el teléfono.

Noticias: ¿Qué aprendió de sí misma siendo madre?

Czudnowsky: Me hizo mejor persona. Antes no me preocupaba ser madre porque creo que las mujeres, antes de ser madres, son mujeres. Y eso de que te realizás con la maternidad es mentira, primero deberías realizarte como mujer. A mí me pasó, entonces no tenía ningún tipo de apuro. Cuando se murió Juan, tenía dos opciones. O aceptaba propuestas de mostrar el culo, o tenía un hijo. Creo que tomé la decisión correcta.

Noticias: ¡O la más difícil!

Czudnowsky: Sí, y la económicamente menos redituable… Igual todavía tengo un culo para mostrar. Me hizo más generosa, más feliz.

Noticias: ¿Cómo varió la llegada de un hijo con el otro?

Czudnowsky: El segundo me agarró más preparada. En el primero no entendía nada, no sabía los cambios que se venían. Cuando las mujeres queremos un hijo lo queremos a él, pero no que nos cambie la vida, ni el cuerpo, ni los horarios o las prioridades. Hoy por suerte hay un montón de blogs y de madres reales que publican sus experiencias, pero no era así hace doce años. Lo celebro porque  habrá menos madres frustradas. Odié el primer embarazo, me pareció que todos me habían cagado, que nadie me había advertido; en el segundo fue una especie de resiliencia elegida, mucho más consciente.

Noticias: ¿Cómo trata los temas difíciles con los chicos?

Czudnowsky: Todo depende de cuál sea para vos el tema difícil. Porque a veces se piensa que son los grandes temas, pero para mí es que no me animo a que vaya solo al supermercado. Yo, que caminé y viví la calle, como mamá soy mucho más miedosa. Como persona soy intrépida, pero me da miedo que mi hijo cruce la calle. Nunca tuve miedo hasta que fui madre. Pero trato de compartir momentos con mis chicos, mantener la presencia a medida que crece es fundamental, porque si no, ¿cómo les decís después “vení, hablemos de un tema importante”? Eso se construye todos los días.

Noticias: En la producción de fotos se la veía muy cómoda. ¿Cómo se lleva con su cuerpo y su sensualidad?

Czudnowsky: Me siento segura. Hago todo lo posible dentro del marco de la salud para sentirme bien y creo que eso se transmite en la belleza. En cambio, cuando te volvés loca haciendo dieta, te morís de hambre y vas mil horas al gimnasio, tenés más cara de loca que de linda.

Noticias: ¿Siempre fue segura de sí misma o fue algo que construyó?

Czudnowsky: Fue una conquista importante después de años de terapia. Sí hago tratamientos de estética, pero no tienen que ver con el “qué flaca estás”. Las mujeres hasta los 40 estamos preocupadas por vernos flacas, después por vernos jóvenes. Un día un amigo me dijo: “Después de los 40 vas a tener que elegir entre la cara y el culo”.

Noticias: ¿Y qué eligió?

Czudnowsky: La cara. Me siento feliz, lo otro es consecuencia.

 

Vicky Guazzone Di Passalacqua

@misskarma

 

Fotos: Eduardo Lerke

 

 

 

11 comentarios de “Carla Czudnowsky: “Hablar de política tuvo un costo alto en mi carrera””

  1. Al menos 2 errores de concepto, si no estabas comoda , no te”apasionaba” te hubieras ido, segundo,si no te identificabas con quienes estaban el el programa que decis, te iban, y no te fueron, o sea, sanateas,tercero no metas a todos en la misma bolsa quienes no aceptan a otros, son justamente aquellos que te contrataron, en el programa que ·no te apasionaba” a otro con el relato

  2. Que no se autodiscrimine por feminista porque está ofendiendo a las feministas. El rechazo lo produce su pésima manera de ver la realidad y de ser autocrítica. No podés defender a alguien que roba!!

  3. Toda la asociación ilícita que armaron LANATA, WIÑAZKI, MORALES SOLÁ, STOLVIZER, CARRIÓ, OCAÑA, medios, jueces y fiscales y el gobierno, que se dedican a perseguir a opositores: van a ir en cana cuando el poder cambie de manos, PORQUE EL DELITO DE PERSECUSIÓN IDEOLÓGICA Y POLÍTICA NO PRESCRIBE, ES DE LESA HUMANIDAD ¿sabía eso no go.r.ila? Lo único que le critico al anterior gobierno es no haber reactivado montoneros sabiendo que siempre gobiernos como aquel terminan siendo perseguidos

    1. Una mujer sin carisma, fea y aburrida. Ademas vendida a los K. Horacio Benito Maidana sos un so re te y mereces ser fu si la do por apoyar la corrupcion, el robo y la mentira. Saludos. Y la tenes bien aden tro. Jaja

    2. Horacio!. ¿Al video de la rosadita como le llamás? La asociación ilícita la cometió el gobierno recontra corrupto y asesino de Elizabeth (de)4ta! Se afanaron TODO!! Y la van a pagar uno por uno. La que se robaron era nuestra y juro por la vida de mis hijos que van a caer presos todos!!

    3. Es una pena, que aquellos que cometieron errores no se den cuenta, y se crean perseguidos.Es como en el deporte, es querer al que te ganó le vaya mal,no siempre es así.Pero va a costar mucho salir del maltrato k a los ciudadanos comunes, el engaño la corrupción, y sigo? hay mucho por decir, pero los obtusos no se dan cuenta.Ojalá el gobierno no se equivoque y salgamos adelante.

  4. Esta mujer tiene menos carisma que Zulma Lobato!! Por la plata bailó la mona!! Que vas a hablar de política si demostraste que no entendés nada!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *