Personajes / 19 de noviembre de 2016

Jonatan Viale: “El periodismo es una explosión de operaciones”

El panelista de “Intratables” acaba de ser papá y reflexiona sobre los pros y contras de ser “hijo de” Mauro. Sobres, límites y tibieza.

En el departamento de Jonatan Viale reinan dos criaturas. Una es su hijo Romeo, nacido hace apenas dos semanas, y sumamente plácido. La otra, en cambio, es un terremoto llamada Batata, una perra shiba inu que hace de todo por llamar la atención. Entre los dos, hacen de la casa un espacio muy alegre y movido. En el medio de todo eso, sin embargo, la rutina de Jonatan continúa tan activa como siempre. Su lectura de diarios y llamadas a fuentes por la mañana siguen siendo un ritual imperturbable: “Llamo a un juez, un sindicalista, un empresario, alguien de Casa de Gobierno, alguien de Massa y alguien del kirchnerismo; chequeo que los diarios no se estén perdiendo de nada”, confiesa. Así como la producción para su programa de radio, “Viale 910”, que va de lunes a viernes de 16 a 18 en La Red (donde también tiene aire los domingos), y sobre todo, su preparación sobre los temas a tratar en la noche de “Intratables”, el programa que hizo explotar su popularidad y por el que ganó un Martín Fierro. Después de cuatro años en su silla de panelista y varios más de labor periodística, son muchos los que ahora reconocen a Jonatan por su propio nombre, y hasta se sorprenden al saber que es hijo de Mauro.
Noticias: ¿Cuál cree que es su rol en “Intratables”?
Jonatan Viale: Como dice Santiago [Del Moro], la data dura. Tratar de salir de la opinión común. Ahora estoy cómodo, pero tenía mucho prejuicio, porque cuando el programa empezó no era de política. Pero Santiago es muy generoso todo el tiempo, encuentra en mí ese momento de pausa para salir del despelote.
Noticias: ¿Le costó encontrar su opinión política en tiempos de kirchnerismo?
Viale: El año pasado dije que era el gobierno más corrupto de todos los que había conocido y me saltaron con los tapones de punta. Y ahora que es más fácil, mucha gente también lo está diciendo. Pero tuve llamados de jefatura de gabinete y otras cosas, que no te digo que me impresionaban, porque eso pasa siempre, pero era un momento en el que tenían mucho poder y te lo hacían saber. Pero siempre va a haber presión, desde los dueños de los medios en los que trabajás y los políticos a los que les pegás, a los empresarios que te dicen: “Che, tengo pauta”. Todo eso te tiene que importar lo menos posible.
Noticias: Cuando su compañero, el panelista K Diego Brancatelli, defiende algunas cuestiones kirchneristas, a muchos espectadores los enoja. ¿Qué le pasa a usted estando al lado?
Viale: Me hierve la sangre igual que al espectador, lo que pasa es que a Diego lo entiendo. No es un personaje, es lo que ves y eso también está fuera del aire. Es un pibe bárbaro, supermilitante y amante del proyecto kirchnerista. Lo respeto mucho, pero no coincido con su forma de hacer periodismo. Tuvimos enfrentamientos duros, pero son roces del programa.
Noticias: El año pasado había mucha avidez por el periodismo político. ¿Cómo vio ese ánimo este 2016?
Viale: Pensaba que iba a ser más relajado. Sobre todo el primer semestre, que fue muy movido con las causas de corrupción. Tuvimos a Lázaro [Báez], a [José] López, a Milagro Sala, saltó toda la matriz de corrupción del kirchnerismo y tuvimos ratings explosivos para “Intratables”. Recién ahora se calmó un poco la parte de corrupción, pero la gente está empezando a demandarle al gobierno de Macri soluciones a la inseguridad, bajar la inflación. El año que viene se va a poner fuerte de vuelta porque va a haber elecciones; el periodista político en la Argentina no tiene descanso.
Noticias: ¿Cómo navega entre el macrismo y el kirchnerismo?
Viale: Estoy en el medio, y me dicen tibio y todas esas pavadas. Pero me siento bien porque no comulgo con ninguna de las dos ideas. Estoy muy lejos de toda la porquería de corrupción del kirchnerismo y también de la ideología macrista. Hay un montón de políticos que me gustan, pero es difícil armar un partido político que al periodista lo identifique. El periodista tiene que contar lo que ve, tener una opinión, pero no casarse con nadie.
Noticias: ¿Cuáles son sus límites en cuanto a periodismo?
Viale: La operación. Me doy cuenta cuando viene alguien que no tiene que estar en el estudio, cuando una pregunta viene teledirigida… Hoy el periodismo es una explosión de operaciones. El kirchnerismo le hizo mucho daño al periodismo con esa idea de que todo lo que decís es porque te paga alguien y no tenés pensamiento propio. Lo que hay que hacer es limitarse a hacer la propia forma de periodismo y hacer entender que hay una enorme mayoría de periodistas que hacemos las cosas lo mejor posible.
Noticias: Estudió Ciencias Políticas. ¿Se imaginó que terminaría ejerciendo periodismo?
Viale: Supongo que siempre estuvo en mi inconsciente, como diría mi mamá. No quería, estudié Informática en ORT y me gustaba lo técnico. Es la lucha interna con el padre, hasta que en algún momento, cuando madurás, te das cuenta de que el destino era inevitable. Pero me crié de muy chiquito yendo a todas las radios, redacciones y canales. No se puede pelear contra algo que te gusta y disfrutás. Y tengo un modelo referencial muy fuerte, que es mi viejo.
Noticias: ¿Qué toma y qué no de Mauro?
Viale: La pasión, la dedicación, la referencia moral, que nunca agarró un sobre, que es un peleador y se la sigue bancando. Tomo que está curtido y eso me falta a mí todavía. Tomo cómo organizó su vida familiar. Y hay cosas que no. Cada uno tiene su estilo de cómo hablarle a la gente y dar la información.
Noticias: Los ’90 con la exposición del caso Coppola y su papá no deben haber sido fáciles para un adolescente en el colegio… ¿Cómo los vivió?
Viale: Era bastante jodido. Siempre cuento que en esos años aprendí a agarrarme a trompadas. En el ’97 fue mi primer año en ORT, y fue el más difícil, porque era salir de la burbujita del colegio religioso y encontrarme con 13 años y la maldad de la preadolescencia. Iba a defender a mi viejo sin saber bien lo que me estaban diciendo, y muchas veces terminamos a las trompadas por el honor. No fue la infancia traumática en la villa, pero son cosas que se tiene que bancar un pibe que es hijo de un famoso.
Noticias: Y defendía a su papá en el colegio, ¿pero cuando volvía a casa se lo echaba en cara?
Viale: No, porque con mis padres tengo una relación de mucho amor. Y al ser tan presentes y estar tan encima, siempre hubo mucha confianza, podía llegar y contarles lo que me pasaba. Si tenía que ponerme a llorar, lo hacía.
Noticias: ¿Sintió que tenía que hacerse valer más para evitar los prejuicios?
Viale: Esa fue la primera crítica, “acomodado”, “hijo de”. Y podés tener una primera oportunidad por esto, no voy a ser hipócrita, pero si sos malo, durás tres semanas. Si medís poco, si sos malo hablando, no tienen problema en volarte.
Noticias: Acaba de ser papá, ¿cómo fue la experiencia?
Viale: Pura felicidad. Estamos maravillados, asustados, conociendo un poco lo que es este mundo nuevo. A la vez con Batata, nuestra perra, muy celosa… Romeo está bárbaro y estamos muy felices. Ya se puso la camiseta y tiene carnet de River, cosas de varones.
Noticias: ¿Siempre quiso ser papá?
Viale: Sí, a mí me gusta mucho la idea de la familia, pero con Micaela supe que era la indicada para formarla. Cuando la conocí dije “es acá”. La conocí porque es productora y hace seis años trabajaba en “Cadena de Noticias”, en A24. Yo estaba con Facundo Pastor en un noticiero y ella era productora en el horario que seguía. La veía en maquillaje, le hablaba y no me registraba. Pedí su Facebook, le escribí, me contestaba muy cortada. Hasta que un día le mandé una valija llena de chocolates y flores porque me enteré que había perdido una en un viaje. Una cursilería asquerosa, pero con eso cayó.
Noticias: ¿Y a su mamá cómo la ve como abuela? Ella también es un personaje…
Viale: Mi mamá, que si no le decía iba de blanco al casamiento… (ríe). Es celosa pero se lleva bien con Mica, porque es buena madera. Pero la veo como un valor moral, es la que baja a tierra a mi viejo todo el tiempo. Mi mamá es la que siempre recuerda que hay que disfrutar en la vida. Y como abuela va a ser la clásica
idishe bobe, la que llama tres veces por día, la que arma el tupper.
Noticias: Se lo ve muy calmo, tanto en el centro de su familia fuerte como en el caos diario de “Intratables”. ¿Eso es algo que trabajó o lo tuvo siempre?
Viale: Supongo que el psicoanálisis ayudó y también es una síntesis. Un poco de la locura de mi viejo, un poco de la paz de mi vieja, mucho de Mica y mucho de mis amigos, que me dicen que no me la crea y que la verdad no está en la tevé. Es fundamental tener gente que te saque de la locura, porque la fama es peligrosa.

Vicky Guazzone Di Passalacqua

@misskarma

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *