Personajes / 17 de junio de 2017

Alex de la Iglesia: “No soporto a la gente equilibrada”

El director pasó Buenos Aires para promocionar su última película y habló de su eterna búsqueda por construir historias extremas.

Foto: Gentileza TIFF Prensa y Comunicación

De la Iglesia luce gastado después de tres días de ronda por Buenos Aires. Pero se entrega. “Hablemos todo lo que haga falta”, saluda amable mientras se sirve un té helado y una galleta con chips de chocolate, lo único que quedó del catering de la jornada. Se abre el saco antes de desplomarse en un sillón, y asoma una remera con la cara de la Mole, el cara de piedra del team superhéroe “Los Cuatro Fantásticos”. Esas remeras geeks son su sello. Porque aunque haya pasado los cincuenta, el director de “El día de la Bestia”, “La comunidad”, “Crimen perfecto” y “800 balas” sigue fiel a su locura adolescente. “Me debo de haber comido veinte de estas galletas”, se queja mirándose la barriga, “pero están buenísimas”. “Es lo mejor de este lugar”, dice con una media sonrisa mirando a su alrededor”. El lugar destinado para la entrevista es una sala en el sótano de un hotel palermitano.

Noticias: Podría hacer una película acá. “El Bar” (Ndr: la película que estrenó el 8 de junio), transcurre buena parte en un sótano. Es un recurso que se repite en su cine, donde todo pasa en un mismo espacio.

Alex de la Iglesia: Efectivamente en muchas de mis películas pasa eso. Pero muchos directores lo usan. “Un dios salvaje” de Polanski. Es como un movimiento teatral. Un espacio y un tiempo único. Eso potencia el drama, pero también te exige más y agiganta las dificultades. Tienes que tener buenos personajes y diálogos. Es más fácil editar esas películas donde todas las historias transcurren en paralelo. Cortas y pegas escenas.

Noticias: ¿Cómo elige los escenarios?

De la iglesia: En “El Bar” surge de un bar en la calle donde vivo en Madrid, “El Palentino”. En la comunidad, de mi experiencia con una vecina que vivía abajo y no sacaba la basura. Un día me llama su hijo para preguntarme si habíamos dejado el grifo abierto porque tenía un problema de humedad. Entramos al departamento y estaba comido por la basura. Había libros y periódicos sobre un colchón sin sábanas, cucarachas por los rincones. Hasta que llegamos a la cocina y me muestra una manchita en el techo. Me dice: “mira la humedad”. Entonces le dije: “tienes razón, la humedad es terrible, lo siento muchísimo”.

Noticias: Esas historias no las sale a buscar, lo encuentran… ¿Le cuesta mantener la línea, ser siempre border? ¿No se le ocurre hacer una comedia liviana de vez en cuando?

De la iglesia: No, todo lo contrario. Ese es mi placer. No puedo hacer una comedia liviana porque pensaría que está mal hecha. Pero hombre, la que he hecho ahora es la más tranquila (Ndr: se refiere a “Perfectos desconocidos”, que estrenará en la segunda mitad del año). Pero mis películas ya tienen esa tonalidad.

Noticias: Hablando de “Perfectos desconocidos”, ¿qué lo llevó a hacer una remake?

De la iglesia: Recibí el guión a la par que lo hizo el italiano (Ndr: el director Paolo Genovese), pero me tardé más en filmarla. Y la estoy editando ahora, porque lancé primero “El Bar”. Igual son dos películas distintas. Lo que en la otra es comedia a mi me parece un drama, y viceversa. Y lo que me llamó fue que me gustó coger vacaciones de mí mismo.

Noticias: ¿Entonces le gustaría que lo llamen para hacer otras cosas?

De la iglesia: Me gustaría trabajar más por encargo. Pero me tienen miedo. Piensan que estoy loco. Pero yo me puedo adaptar a hacer otras cosas. Me gustaría hacer documentales y quizás una película sin ningún tipo de aspaviento. Pero la gente diría “¿qué te ha pasado?”.

Noticias: ¿Piensa hacer televisión?

De la Iglesia: Me encantaría hacer una serie de Straight horror. Como “Candle cove”. Tengo una escrita que se llama “La habitación del niño”.

Noticias: ¿Se enamora de sus actores? Repite elenco bastante.

De la iglesia: Lo necesito. Es más cómodo trabajar con quien ya te conoce. Y los directores solemos fascinarnos con cosas de los actores. De pronto te dejan jugar a ser Dios por un ratito.

Noticias: ¿Dios o demonio? Hay cierta malicia en poner a galanes a hacer de nerds.

De la iglesia: Torturar a chicas lindas me encanta. Y colocar en situaciones bochornosas a galanes. Pero es que Mario (Casas, su actor fetiche) lo sabe. Está agotado de hacer de galán.

Noticias: Leí que en “Balada triste de trompeta” le tiraron una bomba molotov a un extra y se prendió fuego.

De la iglesia: Eso fue en “800 balas”. Le tiramos un molotov a un tío que no llevaba ningún tipo de protección. Pero Dios es bueno y se apagó el mismo en un minuto con la arena. Jugarme la piel me ha pasado. Pero es mi trabajo ponerme en riesgo. Si no eres pan Bimbo.

Noticias: Esa metáfora la repite mucho. ¿Qué tiene contra Bimbo?

De la iglesia: Nada (risas). Pero es que es así, la nada. No es salado ni dulce, no está crujiente, tampoco es un chicle. El maldito medio, y si hay algo que no soporto es la gente equilibrada. El odio hacia lo extremo es un error de la civilización occidental. Algo que nos vendieron los chicos griegos que tampoco creían en ello. Heráclito decía que la guerra es el padre de todas las cosas. A mí me encanta confrontar extremos para que se sostenga el edificio.

Noticias: Volviendo a la analogía culinaria…

De la Iglesia: (Se apura a contestar) Me gusta lo salado, lo tostado, lo picante, lo grasiento… Me gusta la carne muy hecha. Quemada por fuera y que sangre por dentro.

Noticias: ¿Qué come cuando viene a Buenos Aires?

De la Iglesia: Lo primero que he hecho es ir por un choripán (muestra la selfie en un restorán).

Noticias: ¿Cómo se lleva con el celular y las redes sociales? Suele decir que la gente suelta su violencia a través de ellas y usted la canaliza en películas.

De la Iglesia: Me resulta muy divertido Twitter. He conocido gente maravillosa que hoy son amigos.

Noticias: ¿Lo aplauden más de lo que lo insultan?

De la Iglesia: Bueno, obviamente me considero una persona querida. Pero es inevitable encontrar haters. Pero el hater me da mucha ternura. Sólo está buscando cariño. “Oye estoy solo en mi casa, nadie me hace caso, te odio”… Una persona que es realmente mala te pega una hostia y se acabó.

Noticias: ¿Cómo se lleva con las críticas? Ayer vi un tuit que decía: “No les hagan caso a los críticos snobs, Alex es un genio”. ¿La crítica snob no pensaba que era un genio?

De la Iglesia: Yo también lo leí, y pensé lo mismo. Sí, la crítica snob me ama (risas). Pero la crítica me da igual. Creo que los críticos son un caso de análisis a nivel sexual. ¿Tú confiarías en alguien que te habla de sexo cuando sólo ve películas porno? Y por otro lado, ¿tú crees que después de tener buen sexo hace falta que te aplaudan? El sólo hecho de hacer cine para mí basta.

Noticias: ¿Cuán difícil es conseguir quién lo financien?

De la Iglesia: Ufff, justamente eso es hacer cine. La versión naíf es pensar que un director es un tío que dirige. Un director es un tío que presenta un proyecto, consigue convencer a los inversores, arrastra a los productores, busca a los actores, encuentra una extraña combinación mística en que todo aquello va a salir adelante, y se pone a rodar. Sobrevive al rodaje y después sobrevive a una postproducción fenomenal cuando ya no queda dinero. Y por último encuentra una pasta por ahí perdida, o pide un crédito para hacer una promoción y anuncios en la calle que cuestan una fortuna.

Noticias: ¿Trabaja varios proyectos a la par?

De la Iglesia: Obviamente. Yo vivo de esto. El colegio de mi hija lo pago con esto. Nos soy de esos cineastas que pueden filmar cada tres años porque filman publicidades. Hago comerciales, pero no muchos. Yo vivo de hacer cine. Para eso hay que tener muchas fichas. Es como ir al casino. Y mientras te estás jugando la tuya y la de otros le dices a todo el mundo: “Tranquilos, tranquilos, sé lo que hago… al 13, al 25 y al rojo”. Y mientras la ruleta hace “trrrrr” (y gira su dedo en el aire).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *