Política / 25 de Junio de 2017

Juego de la silla del gabinete PRO: quiénes se van y quiénes quedan

La campaña abre la puerta para modificar el Gabinete. Los que llegan y los que se van.

Por

La campaña electoral (que ya comenzó) le permitirá al presidente Mauricio Macri hacer cambios en el Gabinete antes de los comicios de octubre. Es así que desde hace un mes comenzaron a sonar cada vez con más fuerza los pases entre las carteras. Algunos cambios son producto de las candidaturas, como, por ejemplo, en el Ministerio de Defensa, donde sale Julio Martínez, candidato a senador por la Rioja. En su lugar iría el cordobés Oscar Aguad, pero también se disputa el cargo con Horacio “Pechi” Quiroga, actual intendente de Neuquén. El ministerio está en manos radicales y seguirá así, pero la definición no dependerá de los propios candidatos, sino de factores externos. Uno de ellos es la elección legislativa en la ciudad de Córdoba. Si el intendente radical Ramón Mestre aumenta su poder en el concejo deliberante, la UCR cordobesa debería darse por satisfecha y eso aumentaría las posibilidades de Quiroga, quien es visto con buenos ojos en el Ejecutivo gracias a los acuerdos logrados en el último año con el sector petrolero.

El factor Carrió también cuenta. Lilita es muy amiga de Aguad, otro aspirante a ese cargo, y se sabe que ella nunca deja “tirados” a sus amigos. Tampoco debería descartarse la influencia del operador radical todoterreno Enrique “Coti” Nosiglia, quien durante el último año y medio multiplicó sus intereses en el área de Defensa.

El tucumano José Cano también dejará su lugar en la Unidad Plan Belgrano para competir por una banca por su provincia. Todavía se desconoce a su reemplazante. En la Casa Rosada se especula con que incluso se podría bajar el rango de ministerio de esa cartera. “Un ministerio se elimina seguro”, afirman.

Rumores

El clima de cambios también se vuelve provechoso para los correveidiles de la política. Francisco Cabrera suele ser víctima de estos chismes. El ministro de Producción tiene mala imagen dentro del Gabinete y cada tanto surgen rumores de su salida. Hasta se había hablado de la posibilidad de que lo envíen como embajador en Estados Unidos. Ese cargo sigue vacante. En las últimas semanas sonaba el nombre de Marcelo Cima, hoy embajador ante los organismos de la ONU en Ginebra. Cabrera tiene un punto a favor. Cuenta con el aprecio de Juliana Awada, con quien ha compartido viajes durante los primeros meses de la relación con Macri.

Otro cambio se dará en el Ministerio de Educación. La candidatura de Esteban Bullrich como senador deja vacante el cargo. El número puesto para reemplazarlo es Alejandro Finocchiaro, el actual ministro de Educación de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires.

Para salir a caminar la provincia junto con Bullirch, la candidata del duranbarbismo de la primera hora es Gladys González. Uno de los factores es su apellido. Nada mejor que una “González” para acompañar a un “Bullrich”, dicen. Y más si pertenece a un proyecto donde surgen nombres como Peña Braun, Prat-Gay o Frigerio. Prejuicios.

El otro factor de González es su excelente imagen tras haberse puesto al frente de la guerra contra el secretario general del SOMU, Omar “Caballo” Suárez, uno de los sindicalistas enemigos del Gobierno. Todo esto se suma a la belleza de la candidata, afirman en el Gobierno.

A la lista de candidatos se sumará Guillermo Montenegro, el embajador en Uruguay caído en desgracia tras tomar partido por Michetti en la interna de la Ciudad de Buenos Aires cuando competía con Horacio Rodríguez Larreta. Mauricio Macri le reprocha además que en la causa por las escuchas ilegales Montenegro fuera sobreseído mucho tiempo antes que él. Macri tuvo que esperar a ser Presidente para zafar. Este sería su regreso del ostracismo.

Entrada

Jorge Macri quería encabezar la lista en provincia de Buenos Aires y darle un triunfo al espacio, pero se topó con la muralla Carrió, quien lo vetó. Pero a pesar de esto, su primo, el Presidente, lo compensaría con un cargo mucho más ejecutivo en el área de Obras Públicaso o Viviendas. Los detalles quedan por pulirse, pero en el Ministerio del Interior, donde manda Rogelio Frigerio, no ven con buenos ojos la llegada de un Macri. En especial, Jorge.

 

4 comentarios de “Juego de la silla del gabinete PRO: quiénes se van y quiénes quedan”

  1. La Viuda asi lo hizo.
    La dictadura es una forma de gobierno sin posible oposición que controla los cuatro «poderes»: ejecutivo, legislativo, judicial y mediático, pese a las fachadas. Concentra todo el poder en un caudillo-dictador, que no líder, y sus incondicionales. Es el extremo opuesto a la democracia y se basa en el totalitarismo, el terror, la extorsión, la desigualad, la supresión de las libertades individuales, la injusticia, la falta de trasparencia, el nepotismo, y es el caldo de cultivo propicio para la corrupción y el terrorismo (de estado).
    Y duro 12 años…

  2. La dictadura es una forma de gobierno sin posible oposición que controla los cuatro «poderes»: ejecutivo, legislativo, judicial y mediático, pese a las fachadas. Concentra todo el poder en un caudillo-dictador, que no líder, y sus incondicionales. Es el extremo opuesto a la democracia y se basa en el totalitarismo, el terror, la extorsión, la desigualad, la supresión de las libertades individuales, la injusticia, la falta de trasparencia, el nepotismo, y es el caldo de cultivo propicio para la corrupción y el terrorismo (de estado).

  3. En Córdoba no se renuevan bancas en el Concejo Deliberante, ergo, Mestre no puede aumentar el número de sus concejales. Por otra parte, q tiene q ver esto con que Aguad vaya a Defensa .. sin adversarios acérrimos Mestre y Aguas. No se entiende cual es la posición que plantea el artículo respecto a esta cuestión, no es buena la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *