Costumbres / 19 de noviembre de 2017

Atención equilibrada: recetas sanas y prácticas

Manjares exprés en el primer tomo de la colección de NOTICIAS, “Cocina Saludable”.

Por

Instagram está plagado. Sea por visitas a ferias como Masticar, por incursiones a novedosos restós o simplemente por “influencers” culinarios. Es imposible hacer una pasada por esta red sin que las miles de fotos de comida nos despierten un hambre voraz. Y muchas veces el antojo queda rondando y buscamos la mejor manera de satisfacer las ganas en casa. Y en el ajetreo de la rutina, cocinar con ganas parece un lujo solo destinado a los fines de semana, mientras que de lunes a viernes sólo buscamos salir del paso. Pero lo rico y nutritivo no tiene por qué quedar afuera de la ecuación, como demuestra “Platos rápidos”, el primer libro de la colección de Cocina Saludable, que NOTICIAS presenta a partir de la semana que viene, todos los sábados en los kioscos.

Camino a casa

El primer paso para el éxito está en las compras. Es posible resolver nuestra comida en pocos minutos si antes hicimos los deberes de comprar ciertos ingredientes salvadores, que con su versatilidad se prestan a diversas combinaciones al tiempo que resultan nutritivos. “Lo ideal es buscar en el camino de regreso a casa una verdulería, carnicería o pescadería donde comprar los productos más frescos que necesites para la comida de esa noche”, recomienda Gretel López Segura, nutricionista. “Así, si por ejemplo sabés que tenés una masa de tarta, comprás unos zapallitos o una calabaza y choclo”. Los vegetales de estación son los ideales. “Si no sabés cuáles son de época, podés guiarte por el precio, ya que deberían estar más baratos”, apunta la profesional.

Las dietéticas son otra parada interesante. “Allí pueden comprarse no solo colaciones como frutos secos o barritas para antes de la comida, sino también semillas para completar ensaladas y otros platos”, ilustra Alexia Guazzone, también nutricionista, quien agrega que lo mejor es evitar entrar en el supermercado y tentarse con alimentos empaquetados y con conservantes. En el caso de las semillas, para incorporar sus nutrientes se recomienda molerlas con un molinillo o mortero. “Poner en un pimentero una mezcla de sésamo, lino y amapola las deja listas para triturar sobre cualquier plato”, describe.

A planificar

Pero antes de esto entra en juego la planificación semanal. Porque aunque compremos algo fresco cada tardecita, la base de una buena despensa será el complemento necesario para hacer a un plato ágil y rápido. Las especias, por ejemplo, son una clave vital para aportarle sabor a los platos, al tiempo que minimizan el consumo de sal (consumimos seis veces más de la que necesitamos). Eso sí, mejor preferir la especia natural y no los preparados en sobres.

Y claro, tener preparaciones ya listas acorta sustancialmente los pasos de la noche. Por caso, unos brócolis blanqueados guardados en el freezer en una bolsa hermética pueden hacer a una perfecta guarnición en cualquier momento. “Un freezer bien equipado soluciona cualquier noche. Si un domingo con más tiempo te ponés a cocinar algunas tartas o a cortar ciertas verduras y dejarlas congeladas y ya listas para usar, seguro en la semana lo vas a agradecer”, motiva Guazzone. Y en cuanto a los congelados que se compran listos, ambas nutricionistas los desaconsejan. “Las supremas o milanesas, por ejemplo, suelen estar prefritas”, sostienen.

Entre las comidas livianas e ideales para comer antes de acostarse temprano resaltan los pescados. Si bien el consumo ideal debería ser tres veces por semana, los argentinos apenas arañamos una sola, por lo cual no hay mucho margen para ponerse exquisitos: “Aunque los pescados de río son un poco más grasosos que los de mar, para mí todos están bien. Merluza, brótola, trucha o salmón son opciones perfectas”, apunta López Segura.

Y finalmente, es importante cuidar que la bebida no empañe todo el cuidado puesto en la comida. Si el agua aburre, una limonada casera o un té helado son acompañamientos naturales y saludables, mucho mejores que tomar una gaseosa. Aunque si el plato salió muy rico y estamos subiéndole puntos al lunes, ¿por qué no brindar con una copa de vino?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *