Sociedad, Turismo / 30 de noviembre de 2017

Biarritz, Francia: mar, surf y rugby

Ubicada en el límite con España, sus paisajes medievales hacen de esta exquisita ciudad un lugar mágico. Mirá los videos.

Por

Si lo que disfrutan es del deporte, Biarritz es una de esas ciudades que no pueden dejar de visitarse. A pocos kilómetros de los Pirineos, en el límite con España, esta ciudad se convirtió en cuna de muchos rugbiers argentinos que deciden instalarse en Europa. Tanto es así, que como los que llegan suelen alojarse todos en una morada, esa casa es reconocida como “La bombonerita”, en honor al estadio de Boca Juniors, uno de los clubes de fútbol de la Argentina más reconocidos en el mundo.

El Golf es otro de los deportes predilectos de los habitantes de esta bella ciudad. En 100 kilómetros a la redonda hay 16 campos de golf, para todos los gustos y estilos. Pero el deporte principal es el surf. Miles de surfistas aprovechan las parejas olas del Atlántico que rompen en las playas de Biarritz durante casi todo el año.

Conocé la ciudad de Biarritz:

Históricamente, estas playas acunaban a las familias ricas de Francia. Hoy, esto mutó y quienes quieren visitarla pueden alojarse en hoteles accesibles e, incluso, hasta en el camping local. Pero, para los más exquisitos está el hotel emblema del lugar: Hotel du Palais, un verdadero palacio antiguo (ver aparte).

Cada una de las ciudades visitadas posee su propio mercado local, donde pueden adquirirse productos de estación y muy frescos, los mismos que utilizan los restaurantes en los que van a poder degustar las más exquisitas comidas. Y ese es uno de los motivos por los que el turismo en la región crece cada año, al punto de que en el 2017 se calcula que pasaron 28 millones de turistas. Y lo mejor que podría pasarle, sinceramente, es que este año o el próximo uno de esos sea usted.

Conocé el Aquario del Museo del mar:

Un palacio hecho hotel. Cuenta la historia que Napoleón III construyó este hermoso palacio para su mujer, la emperatriz Eugenia de Montijo, en 1854. En esa época, ella había dejado su España querida para estudiar francés en Francia, porque estaba de moda saber hablar ese idioma. Allí se conocieron y enamoraron. Pero ella no quería vivir en ese país, por eso luego de mucho discutir, ella aceptó vivir pero en la ciudad más cercana a la frontera con España. Ahí nació lo que hoy es el “Hotel du Palais”.

Hoy, esta imponente construcción cuenta con 147 habitaciones, cada una de ellas de extremado lujo. Y bajo su techo se alojaron celebrities como el reconocido compositor Ígor Stravinski y estrellas de Hollywood como Marilyn Monroe y hasta Frank Sinatra, quién tuvo el placer de inaugurar la piscina externa.

Conocé el Hotel du Palais por dentro:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *