Costumbres / 3 de diciembre de 2017

Bares trendy: cuáles son las mejores terrazas

Los hoteles compiten por ofrecer las vistas más imponentes de la ciudad. Tragos en las alturas.

Por

Y casi sin que nos demos cuenta, Buenos Aires se llenó de ellas. Porque la renovación coctelera lleva unos años, y las buenas propuestas gourmet hace rato que van mucho más allá de Palermo, pero si algo le estaba faltando a la ciudad eran lugares que unieran esos conceptos con un paisaje imponente desde las alturas, esos famosos rooftop bars presentes en toda gran urbe internacional. Y es que si la capital porteña es bella al nivel del mar, ¿cómo no imaginarla imponente desde lo más alto de un edificio, conforme la tarde va cayendo y las luces se van encendiendo y brindándole nueva vida? Pues ya no hace falta imaginarlo. Basta acercarse a alguno de los hoteles de lujo de la ciudad, pioneros en esta cruzada, para disfrutar de un buen trago a varios metros del suelo.

Un after office perfecto

Podría decirse que fue el pionero. El Sky Bar del Hotel Pulitzer, en el piso 13, lleva ya varias temporadas cautivando a turistas y locales con su terraza en pleno centro, un literal oasis de la vorágine. Abierto de octubre a marzo, seduce con su madera blanca impoluta, en sintonía con el look fresco y casi hipster de todo el hotel, y con su barra ubicada estratégicamente junto al “precipicio”. Además, redondea la propuesta con tragos de autor (resalta el “Midnight in Buenos Aires”, a base de scotch, puré de pera y un toque de jugo de manzana), una gastronomía que fusiona la comida regional argentina y los sabores mediterráneos, y ciclos de música en vivo que estarán disponibles todo el verano. En Maipú esquina Paraguay, sin duda es un lugar idóneo para un after office bien canchero.


También en zona céntrica, otro espacio que se impone para después del trabajo es el 725 Continental. Aquí, justito sobre Diagonal Norte y en un edificio que funciona como una ochava aislada tipo isla, los jueves y viernes de 18 a 23 hs Las Terrazas Pool & Bar, en el noveno piso, se engalana. “Contamos con una carta especial de tragos y acompañamientos, que puede incluir opciones como Campari Orange,  Aperol Spritz y cervezas, además de tablas de quesos y fiambres y mini tortillas de papas con salsa caesar”, tientan desde el hotel. Un show de luces y mapeos acompaña al DJ en vivo para terminar de dar marco mientras la noche va cayendo.

Y un poco más hacia el lado del río, haciendo perfecto uso de ese factor, resalta la terraza del Hotel Madero. Si bien no abierta al público todo el tiempo, sino utilizada para eventos especiales, los Rooftop Cocktails sin embargo suelen suceder al menos una vez al mes. En el noveno y último piso del edificio, el recibimiento es entonces de lo más agradable: los diques de Puerto Madero ofrecen un paisaje entre elegante, moderno e industrial, y van sumando encanto a medida que las luces se encienden en los gigantes alrededor. En la terraza, mientras tanto, la pileta acompaña una propuesta que incluye una barra de tragos, otra de sushi preparado en el momento y distintas islas de tapeo que van variando cada mes. De 20 a 0 hs, una gran opción para cerrar bien el día.


Elegancia en las alturas

Entre las aperturas más resonantes de la temporada, por su parte, se encuentran dos a cargo del Grupo Alvear. La primera, aunque abierta el año pasado, encuentra en este su consolidación, y es el Alvear Roof Bar, en el piso 11 del tradicional Alvear Palace Hotel. “Cuando se trata de lujo, el cielo ha sido el único límite en este hotel”, apuntan con orgullo, utilizando la metáfora para describir este bar con espléndidas vistas no solo a la coqueta avenida homónima, sino también a Figueroa Alcorta y el río. Inspirado en los roof tops de Nueva York, este tiene además historia, ya que supo ser parte del Roof Garden, el reconocido y exclusivo salón de fiestas. Por estos días, sin embargo, se luce con una decoración elegante pero despojada, con mesas de mármol, guirnaldas de luces y sillones estampados a rayas, brindando un aire cosmopolita que combina tragos clásicos con otros de autor, a cargo de los bartenders Agustín Briones y Matías Jarmoluk, y también la posibilidad de pedir sándwiches o bocados fríos. Abierto de martes a sábados de 18 a 24 hs, todo pedido será una buena excusa para seguir disfrutando de la vista.

Y finalmente, la novedad estrella data de hace apenas dos meses, y se encuentra en el piso ¡32! del novísimo Hotel Alvear Icon, en Puerto Madero. Es el Crystal Bar, y otorga una vista más que imponente en su elevación de 128 metros sobre el asfalto. A diferencia de los otros, en este caso la altura hace que deba ser vidriado, pero no desluce en absoluto la posibilidad de ver un horizonte infinito (o al menos, hasta Uruguay). Aquí, entre tragos de autor, snacks gourmet y un DJ en vivo, se sentirá a flor de piel la versión más internacional de Buenos Aires.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *