Política / 23 de marzo de 2018

Alfredo Cornejo y la UCR en plan de supervivencia

El jefe radical le reclama “mayor generosidad” a Macri en el reparto del poder. El cargo de vice en 2019 y los insultos en Mendoza.

Por

Desde las bandejas del Teatro Independencia de Mendoza baja un canto. Es el “hit del verano” contra Mauricio Macri, que se inmiscuye en un acto de asunción de legisladores provinciales. Sentado en las primeras filas, el gobernador y titular de la UCR nacional se lleva todas las miradas. A la derecha de Alfredo Cornejo, la militancia kirchnerista sube el volumen y gana la escena con la canción que insulta al Presidente. La imagen pronto se hará viral. A su izquierda, los radicales despliegan banderas rojas y blancas. No se llega a escuchar qué cantan, pero parecen sumarse al hit con el movimiento de los trapos y las manos en alto. ¿Es sólo una confusión auditiva o una solapada muestra del descontento radical que comienza a crecer?

Categórico, Cornejo se lanza a responder: “Los radicales no cantaron en contra en Macri. La Juventud Radical y el PRO estaban juntos y cantaron juntos a favor mío, del Gobierno nacional y de los legisladores que asumían. Fue el grupo de Unidad Ciudadana”, dice a NOTICIAS. Gobierna una de las tres provincias radicales del país, junto a Jujuy y Corrientes. Lleva tres meses como presidente de la UCR nacional. Escucha quejas de sus correligionarios, mantiene una buena relación con el Presidente y trabaja para que su partido se quede con un lugar en la fórmula presidencial del 2019.

Su nombre comenzó a circular en las últimas semanas como un posible compañero de fórmula para la reelección de Cambiemos. Por ahora, es la única esperanza radical en un mar de candidatos amarillos que van desde Marcos Peña a Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y hasta la aliada Elisa Carrió.

Sin posibilidad de reelección en Mendoza, donde los gobernadores pueden permanecer sólo un mandato, Cornejo mira las fechas. Tiene un año para diseñar su futuro político. El cargo de vice no lo desvela. “Está muy devaluado”, dice. En la jurisprudencia aparece Julio Cobos. También radical. También gobernador mendocino.

De lo que está seguro es de la necesidad de un radical en la Casa Rosada. “Es un gesto que empoderaría al Presidente y dejaría de ser un Gobierno sólo con sus amigos más íntimos y su partido”, explica.

Noticias: ¿Le ofrecieron ser vice?
Alfredo Cornejo: No, nadie me ha comentado nada ni dentro del radicalismo ni en el Gobierno. En mi caso no tengo esa pretensión. Opino como dirigente y como ciudadano que Cambiemos se tiene que mostrar cada vez más Cambiemos y menos radicalismo o PRO.
Quejosos. Los escándalos por falta de transparencia que golpean al PRO inquietan a la UCR. Los dirigentes dicen poder dar cátedra en la materia. Pero admiten que no van “a fondo” con el tema.

Levantaron la voz con el caso de Valentín Díaz Gilligan, al que Mario Negri, jefe de la bancada radical en Diputados, le pidió un paso al costado. Pero no aplicaron el mismo criterio con el ministro de Finanzas, Luis Caputo, y sus cuentas offshore. Intentan esquivar el caso, pero cuando hablan dicen que “no hay pruebas” y que “el caso es más difícil de explicar”.

Noticias: ¿Preocupa la toma de deuda del Gobierno?
Cornejo: No me preocupa en forma crítica, sino que el gradualismo implica, entre otras cosas, tomar deuda para no tener una terapia de shock, de ajuste fulminante. Es una estrategia que apoyo en una primera etapa, pero no puede ser sostenida in eternum.

Otro de los temas recientes de conflicto fue la venta de las acciones de la empresa de energía Transener por parte del Estado. Ricardo Alfonsín, apartado de los cargos institucionales, fue a fondo y comparó la decisión con las privatizaciones de los ´90. “También entonces decían que era lo mejor para el país”, se quejó.

Adelante sin cesar. Cornejo llegó al abandonado Comité de la calle Alsina cuando Cambiemos soplaba las velitas de los dos años en el poder. Fue en diciembre pasado, cuando tomó el mando del partido al suceder al santafesino José Corral.

El desigual reparto de cargos fue uno de los reclamos que comenzó a escuchar. “Somos muchos en las segundas y terceras líneas, pero faltan puestos centrales”, se quejan. De los veinte ministerios, sólo ocupan dos: Salud, con Adolfo Rubinstein, y Defensa, a cargo de Oscar Aguad. En la contabilidad interna, suman también al titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo.

Para mejorar la imagen, Cornejo montó un plan: la UCR saldrá a apropiarse de sus dirigentes. La primera actividad estaba prevista para el jueves 22 de marzo, con el ministro Rubinstein como estrella. La idea es combatir una máxima que suelen repetir: “Al radicalismo le incomoda ser oficialismo”.

Noticias: ¿Hizo algo mal la UCR que no le permitió tener más lugar?
Cornejo: No, yo estoy más interesado en que el radicalismo influya en las políticas del Gobierno con propuestas, que en obtener cargos. Eso requiere de mayor generosidad del grupo del Presidente en la etapa que viene. Y que el radicalismo apoye las reformas económicas y sociales.

Noticias: Jugó al fútbol con Macri en Olivos en el 2016, ¿no lo volvió a invitar?
Cornejo: Siempre me invita, pero no estoy los miércoles en Buenos Aires. Yo juego en el mediocampo. El Presidente está parado esperando. Grita todo el tiempo, pide la pelota, pero yo no se la doy.

 

 

Comentarios de “Alfredo Cornejo y la UCR en plan de supervivencia”

  1. Macri, no come vidrio y sabe que CAMBIEMOS es mucho mas que el PRO. Solo que como negociador, espera llegar a 2019 con tener que reconocerle, menos facturas a los Radicales que las que le tendría que reconocer si HOY tuvieran mas ingerencia en el poder.Para colmo, las divisiones le quedan comodo. Alfonsín, que nada tiene que ver con la visión y pragmatismo de su padre, se queda en el mezquino berrinche, que solo es funcional para confundir a los Radicales que están con Moreau. Macri sin los RADICALES del interior del país no puede ni siquiera intentar una reelección, como así tampoco de algunos liderazgos Pejotistas Provinciales. Si cree que el PRO es un partido nacional, está confundido y cometería un grave error, si cae en la soberbia de la prescindencia de sus aliados de CAMBIEMOS,¡COMO NUNCA DEBEN IR UNIDOS!Sino, serà el fracaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *