Economía, Empresas / 11 de septiembre de 2018

5 cambios en tu rutina para apoyar al Comercio Justo

Pequeños cambios en el día a día se traducen en grandes acciones. Los expertos en Comercio Justo nos cuentan cómo aportar nuestro granito de arena.

Un comercio honesto del que todos salgamos favorecidos puede dejar de ser un ideal. Esto es lo que propone el Comercio Justo y en nuestro país cada vez más cooperativas buscan obtener el sello que brindan distintas asociaciones como FairTrade, World Fair Trade y Fair For Life, entre otras.

Con cada producto certificado que se adquiere, el consumidor está destinando un porcentaje del precio de su compra a proyectos socio económicos o medio ambientales que mejorarán las condiciones de vida de las comunidades donde residen los productores” , cuenta Alejandra Gordillo, miembro de la Cooperativa La Riojana, que en 2006 se unió a este movimiento internacional afín a sus principios.

 

Como consumidores, ¿qué podemos hacer para apoyar un mercado más justo y sostenible?

Juan Pino, coordinador de Eq negocios sustentables, explica los tips para aprender a comprar de forma más consciente.

  1. ¡Consumir menos! 

La publicidad, o simplemente las ganas de “darse un gustito”, suele llevarnos a comprar de forma impulsiva. “Hay que parar la pelota y preguntarnos: ¿Realmente necesito esto?”, cuenta el experto, y agrega “existe un pequeño país, Bután, que desafía al PBI, con el Índice de Felicidad Bruta. Éste, toma como parámetros no sólo la riqueza económica, sino también la calidad política, alimentación, medio ambiente y hasta valoran el uso del tiempo y el ocio”.

  1. Apoyar a los emprendedores. 

Y en especial, a aquellos que trabajen de acuerdo a nuestros valores. Podemos encontrarlos en pequeñas tiendas o ferias, buscar sellos sostenibles o incluso sumarnos a comunidades de compras conjuntas. “Emprender en Argentina es sustentabilidad y requiere mucho esfuerzo”, agrega Juan Pino.

  1. Visitar ferias específicas. 

En estas, además de calidad vas a encontrar precios justos. En Buenos Aires, se recomienda: la Feria de Productores Orgánicos, Sabe la Tierra, de productores agroecológicos, y la Feria Vinos Orgánicos y Sustentables.

  1. Buscar las buenas empresas.  

“Lleva un esfuerzo, pero con internet podemos encontrar empresas orgánicas, biodinámicas, de Comercio Justo, o de triple impacto, que ofrecen productos muy interesantes”, cuenta el coordinador de Eq, y agrega que para él, una buena empresa debería no sólo contar con los valores de transparencia, coherencia, respeto por el ambiente, respeto por las persona, si no también hacerlos medibles.

  1. Compartir. 

Al hacerlo, reducimos nuestro impacto, y generamos una economía colaborativa. ¿Cómo podemos hacerlo? Juan Pino da dos ejemplos: “Si compartimos el auto, disminuimos la contaminación del medio urbano, el tráfico y compartimos gastos. Por otro lado, muchas de las cosas que tenemos, la mayor parte del tiempo no las usamos. ¿Cuánto se usa un taladro en una casa? Se puede empezar por esto, y el día de mañana podemos compartir el auto, que pasa tanto tiempo estacionado”.