La Balanza / 27 de enero de 2012

Sebastián Eskenazi

Llega apurado a asado empresarial en Punta y por poco pisa fotógrafos. Volante peligroso.