La Balanza / 4 de abril de 2012

Mora Furtado

En los bosques de Palermo se queja porque está roto el escalador de gimnasia.