Economía / 1 de agosto de 2012

Por qué a fin de año volverá el crecimiento

Los funcionarios de Economía y algunos economistas privados sugieren que la soja, Brasil y el dólar pueden dar la gran sorpresa. Video.

Por

Los funcionarios de Economía tienen sus corazonadas (aunque no siempre las respalden con datos o estadísticas confiables). Creen, por ejemplo, que la inflación -que se mantiene y acelera incluso pese al derrumbe de la actividad- y la incapacidad de ahorrar en dólares -desde que se estrechó el cepo-, estimularán al final el consumo. La disparada de los precios y las tasas reales negativas, como así también el cobro reciente de los aumentos salariales y del medio aguinaldo, estimularían de hecho el gasto.

Por ahora, la decisión de los ahorristas de no retirar sus depósitos en pesos de los bancos y evitar la presión sobre el mercado paralelo, facilitaría que esa liquidez pueda volcarse, por ejemplo, a la formación de fideicomisos privados vinculados a actividades productivas. En Economía se ilusionan con esa posibilidad. Aún proyectando el actual crecimiento de 0,5% al 2% de fin de año, la apuesta es recuperar un crecimiento de al menos el 4,5% durante el 2013.

Hay datos concretos, además de voluntarismo. El precio de la tonelada de soja en torno a los 600 dólares redobló por supuesto el optimismo oficialista. De hecho, las actuales cotizaciones hicieron crecer el valor de la cosecha local todavía no exportada o sin precio a futuro. El cálculo lo hizo el IARAF, el Instituto de Análisis Fiscal: como quedan unos 16 millones de toneladas sin ser exportadas o sin precio determinado, el valor de las exportaciones del complejo sojero aumentarían unos 1.300 millones de dólares durante este mismo año. El Gobierno ingresaría aproximadamente 460 millones de dólares adicionales en concepto de retenciones y las provincias y municipios otros 138 millones por el Fondo Federal Solidario.

Cuentas a futuro. La buena noticia se extendería al 2013. Si es cierta la última estimación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) -que pronostica para la Argentina un volumen potencial de 55 millones de toneladas para el 2013-, se dispara otro cálculo. Según los valores que hoy se negocian en Chicago para mayo de 2013, la tonelada de soja promediaría un precio de 530 dólares. Si se combinan las variables precio y volumen, se proyecta un valor de la futura cosecha -antes de retenciones y otros descuentos- de 29.000 millones de dólares, más de 6.000 millones por encima del valor con el que finalizará la campaña de este año. A su vez, el valor de las exportaciones podría ascender a 24.800 millones de dólares, unos 5.300 millones más que en el 2012. Los dólares extra equivaldrían al 11% de las reservas actuales y al 70% de los vencimientos de deuda en dólares que vencen en el 2013.

Es más: como la recaudación se hace en pesos -y se podría estimar un tipo de cambio futuro a $ 5,5-, los derechos de exportación podrían sumar 48.000 millones de pesos y el Fondo solidario destinado a las provincias 14.300 millones. Es decir: la recaudación del Gobierno en pesos puede llegar a ser en el 2013 un 57% superior a la actual. “Si zafamos este año de los daños colaterales del control de cambios y de los 11.000 millones de dólares de pagos de la deuda -se ilusionó el viceministro Axel Kicillof en una charla partidaria-, el año que viene vamos a empezar la campaña electoral con la recuperación de la economía en marcha”. Entre el 2013 y el 2015, los compromisos de deuda no superan en total los 10.000 millones de dólares.

El economista Miguel Bein, en base al alza de los commodities, trazó una estimación convergente con el espíritu que prevalece en el oficialismo respecto a la economía argentina en el segundo semestre de este año. Sus claves: Brasil se recupera gracias a sus medidas anticíclicas y al precio récord de la soja (es el segundo productor mundial). “La mayor parte de los pronósticos augura un segundo semestre y un 2013 peor o similar al primero del 2012. Nosotros proyectamos lo contrario”, subraya Bein.

Más información en la edición impresa de la revista NOTICIAS.