Política / 7 de agosto de 2012

La amiga de Boudou que controlará la ex Ciccone

Secretos, amistades y contratos familiares de Katya Daura, la titular de la Casa de la Moneda que encabezará la intervención de la imprenta de billetes. Galería de fotos.

La misionera Katya Daura llegó a la Casa de la Moneda, a principios del 2011, de la mano de Boudou.

La misionera Katya Daura es la actual presidenta de la Casa de la Moneda y recientemente designada junto al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, como interventora de la ex Ciccone Calcográfica, renombrada a Compañía de Valores Sudarmericana.

Cuando esta joven mujer de 38 años asumió al frente de la Casa de la Moneda, a principios de 2011, blanqueó su relación con el vicepresidente Amado Boudou. “Somos muy amigos, a veces hasta me ha llamado a las 2 de la mañana para contarme sus problemas de trabajo”, afirmó en su presentación ante los empleados más antiguos de la sede ubicada en la avenida Antartida Argentina al 2000. Daura fue una de las firmas que autorizó la contratación de Compañía de Valores Sudamericas SA para la impresión de papel moneda.

La relación con Boudou viene desde sus épocas de técnica en la ANSES. Y a pesar de una trayectoria de más de 10 años en el organismo previsional, su nombre recién se hizo conocido cuando quedó asociada a la impresión de billetes por parte de la ex Ciccone, controlada por Alejandro Vandenbroele, amigo José María Nuñez Carmona, socio de Boudou.

La presidenta del organismo encargado de la impresión de billetes le puso el sello a su gestión a al poco tiempo de su desembarco: permitió el ingreso de más de un centenar de empleados que responden directamente a ella y desplazó a otros de carrera. Pero lo que más llamó la atención en las oficinas del edificio fue el ingreso de cuatro parientes de la mujer, que fueron ubicados en distintas áreas.

Se trataría de Martín y Juan Soler y de Patricio y Francisco Daura, que tendrían la categoría 16 –una de las más altas dentro del edificio del barrio porteño de Retiro–, con sueldos cercanos a los 12.000 pesos. Martín y Juan Soler, según la AFIP, están inscriptos desde el 1 de mayo del 2011 como monotributistas clase B, cuyas actividades principales son “servicios generales de la administración pública”. Según las fuentes de la Casa de la Moneda, el primero trabaja en el área de Compras y el segundo en Almacenes, mientras que Patricio y Francisco Daura –que comparten el apellido con Katya– revistarían en la oficina de Personal.

Dos de las fuentes consultadas por esta revista confiaron que algunos de esos empleados serían sobrinos de la mujer. NOTICIAS consultó a la Casa de la Moneda por la contratación de los familiares de la presidenta de la entidad. “Desconocemos la información”, explicaron primero, y cortaron la comunicación abruptamente con un “hasta luego”. Después de unos minutos, llamaron a esta revista para explicar que los sobrinos de Daura tienen “entre 6 y 8 años”, y cortaron de nuevo el teléfono.

A inicios del 2011, cuando Boudou empezaba a trabajar en su luego abortada campaña a jefe de Gobierno porteño, Daura ya era una funcionara fiel, y su lealtad le valió el ascenso a la jefatura de la Casa de la Moneda. Su marido, Manuel Somoza, también es un hombre del “boudismo”: está a cargo de la Dirección Administrativa del Ministerio de Economía, y todavía resiste la avanzada del viceministro de Hacienda, Axel Kicillof, el preferido de Cristina Fernández. Daura, de todos modos, no es la única incondicional al vice en el organismo que imprime la moneda nacional. El segundo de la entidad es Juan Claudio Tristán, aliado de Boudou y gran amigo de José María Núñez Carmona, el socio del vicepresidente y otra pieza clave del escándalo Ciccone.

En esta nota: