Política / 6 de noviembre de 2012

VIDEO

Por qué Moreno siempre viaja en la última fila

Guillermo Moreno no para de sorprender a propios y ajenos. Un dato que llamó la atención de algunos empresarios que compartieron el vuelo junto al Secretario de Comercio fue verlo durante todo el viaje sentado en el último asiento.

Los que ya han compartido viajes con él saben que Moreno disfruta ir sentado al fondo y poder tener una visión completa de todo lo que pasan en el avión. De esa manera también transmite una señal de cercanía con los empresarios y militantes que van a hacer negocios en nombre de Argentina a otras partes del mundo.

Moreno sólo se levantó del lugar para ir al baño y para estirar las piernas. Charlaba con algunos compañeros y por momentos leía. Cuando llegó el momento de dormir tampoco se pasó a primera clase. “Los asientos más cómodos ubicados en la parte delantera del avión son reservados para las personas de mayor edad, con sobre peso o damas que lo quieran”, confió uno de los tantos empresarios que viajó.

Otro empresario que fue parte de la comitiva que llegó hasta Angola, Vietnam y estará el próximo jueves en Brasil relató que durante el último viaje, el Secretario de Comercio le dedicó largas horas al diálogo con los empresarios. Hablaron de economía, negocios y también hubo lugar para charlar sobre historia.

Desde esa última fila, “Guillote”, como lo llaman los compañeros, también celebraba todas las ocurrencias y cantos que surgían de los militantes. En especial si eran contra Clarín.